martes 05 de julio de 2022
ECONOMIA Dos modelos, un problema

Por qué el shock inflacionario en Paraguay no se enfrenta con retenciones

Alberto Fernández visitó Paraguay con el ojo puesto en la energía de Yaciretá. El país vecino enfrenta como Argentina un shock inflacionario, pero apela a medidas distintas para controlar lo mismo.

30-05-2022 15:31

El Banco Central del Paraguay (BCP) priorizó la inflación en lo que va del año a través de su política monetaria, así como también intensificó sus acciones en el mercado cambiario. A pesar de ello, el alza de los precios continúa afectando fuertemente en el mercado. En abril, la inflación llegó a 11,8% siendo la más alta en casi 14 años, ya que sólo es superada por los números de julio de 2008, cuando el nivel alcanzó 13,4%.

Este lunes, el presidente Alberto Fernández, se reunió con su homólogo paraguayo, Mario Abdo Benítez, en la zona del brazo Aña Cuá. Allí se realizan las obras que generarán una mejora del 10% en promedio en la producción de la central hidroeléctrica de Yaciretá, que, según las autoridades locales, estarán listas en 2024.

Según pudo conocer Perfil, las obras en curso generan 800 empleos directos y más de 2.500 puestos de trabajo indirectos, dinamizando las economías de las ciudades de Ituzaingó, en Corrientes, y Ayolas, en Paraguay, a ambos lados del Río Paraná.

Se vienen los números de mayo: laberintos económicos de una inflación desbocada

Paraguay enfrenta como Argentina un shock inflacionario empujado por el contexto internacional. No obstante, toman medidas totalmente diferentes para enfrentar las consecuencias del conflicto bélico en Ucrania y el efecto del clima sobre el agro.

Hay que recordar que, en el país vecino, la sequía afectó fuertemente la producción de granos.

La inflación en Paraguay

Sobre esto, el consultor en economía y negocios, Salvador Di Stefano, opinó en diálogo con Perfil: “Paraguay es un gran exportador de soja, pero este año, sobre una potencialidad de 10 millones de toneladas, apenas cosechó cuatro millones y medio de toneladas. Tienen una gran exportación de ganado vacuno y no imponen ningún tipo de restricciones de precios a la exportación”.

“Por supuesto que tratan de mitigar el mayor precio internacional con un aumento de la productividad y mayor oferta en el mercado interno. No utilizan retenciones para ningún tipo de producto y el impacto de la inflación en los alimentos apenas es de un 3 o 4%, cómo la mayoría de los países del mundo. En Paraguay los niveles de inflación son muy, pero muy bajos”, agregó el economista.

La causa real de la inflación en la Argentina (y su solución)

“Lo que se está viendo es que la inflación a nivel mundial es transitoria, producto de un cambio en la globalización y un corte en las cadenas de suministro, esto se va a ir mitigando con una readecuación de las cadenas de suministro. Los países están trabajando en esto, y Paraguay es un país que recibe muchísimas inversiones porque tienen libre entrada y salida de capitales, lo que lo hace muy atractivo”, opinó Di Stefano.

Por su parte, Patricia Goto, economista de CPA Ferrere de Paraguay, coincidió con Di Stefano en que para Paraguay la inflación “es un escenario inusual, por lo cual no se contaban con mecanismos para enfrentar este tipo de fenómenos”.

El escenario paraguayo

“Paraguay, al igual que la mayoría de las economías de la región, está atravesando un fuerte repunte de los precios relacionado con el comportamiento de los precios de commodities. Sin embargo, a nivel local, el fenómeno inflacionario responde en mayor medida a la suba del precio internacional del crudo”, comentó Goto en diálogo con Perfil.

Paraguay es un importador neto de combustibles, por lo cual la transmisión se da de forma directa y en gran proporción. En el mes de marzo, el Gobierno intentó atacar el problema con medidas transitorias que incluían un subsidio a la petrolera estatal, pero sin éxito debido a la fuerte presión del sector privado que alegó competencia desleal”, agregó.

Por qué la inflación de Argentina no se puede comparar con las de otros países

Posteriormente, reflotaron algunas ideas que se están analizando, como la creación de un “Fondo de estabilización del precio de los combustibles”, “como mecanismo permanente que intenta paliar los efectos a nivel local de las volatilidades del precio internacional del crudo”, comentó.

Sobre las retenciones a los granos

En Paraguay “no se imponen retenciones a las exportaciones de granos, considerando que el determinante de la suba de precios no viene por el lado de este componente. La inflación está mayormente determinada por el aumento del precio internacional del petróleo y de otros alimentos como la carne”, agregó la economista.

“Como medida paliativa, Paraguay está endureciendo su política monetaria, que había adoptado un perfil sumamente expansivo durante la pandemia”, deslizó.

¿Qué herramientas utilizan para controlar la inflación?

En Paraguay, el mecanismo adoptado para el control de la inflación es un “esquema de metas de inflación” adoptado desde el año 2011 y que establece una meta del 4% con un rango de variabilidad de +/-2%. Dicho esquema ha generado resultados sumamente alentadores en la estabilidad de precios, con una inflación que se ubicó en promedio en 4% anual en las últimas dos décadas.

Ante el fuerte aumento de los precios, el Banco Central del Paraguay inició un proceso de suba de la tasa de política monetaria, ubicándose en abril en 7,25% anual y acumulando subas de 650 pbs desde que se inició la normalización monetaria (agosto 2021).

Con esta medida, además de incidir en los niveles de liquidez y costo del crédito y finalmente sobre la demanda; se busca mantener ancladas las expectativas y de esta manera evitar que este fenómeno “transitorio” se incorpore en la fijación de precios y derive en un fenómeno “permanente” en la economía local.

La última encuesta de expectativas reveló que la inflación esperada por los agentes económicos permanece anclada en el horizonte de política monetaria (4,8%) aunque con cierto deterioro.

Sequía, guerra de Ucrania y shock inflacionario

En Paraguay señalan tres condicionantes de un escenario inédito: el shock climático, la guerra en Ucrania y el shock inflacionario a nivel mundial ¿Cómo impacta esto en el consumo y la inversión?

Probablemente, el shock con mayor impacto sobre la demanda agregada sea el shock inflacionario. Debido a que es un escenario inusual para la economía paraguaya, en general los agentes económicos no están acostumbrados a convivir con este tipo de fenómenos.

Por el lado del consumo, el salario real ha tenido un deterioro significativo en los últimos meses. Considerando esta pérdida del poder adquisitivo, es probable que la recuperación esperada en los niveles de consumo pos-pandemia quede postergada en el 2022. 

Por el lado de la inversión, los empresarios se enfrentan a grandes innovaciones sobre su estructura de costos ante el aumento de precios de insumos, costo del financiamiento y un potencial ajuste de salarios. Ante una demanda debilitada, el margen de ajuste de precios en igual magnitud de la suba de costos probablemente es acotado. Dicho esto, se podría esperar menores márgenes de rentabilidad en algunos rubros y con ello cierto grado de desaceleración de la inversión.

Inflación y gobernabilidad: una relación tóxica

Sin embargo, es de destacar que los shocks que condicionan el crecimiento de Paraguay en 2022 son considerados mayormente transitorios. Por ello, se espera una reversión de dichos factores en el 2023 y con ello un crecimiento similar al promedio de la última década (4,6% estimaciones CPA Ferrere).

Paraguay es un país abierto al mundo. Con lo cual, "si Argentina hiciera lo que hace el país vecino, tendría los mismos resultados que sería: una inflación baja y crecimiento. Argentina debería parecerse más a Paraguay y dejar de un lado las políticas intervencionistas que tenemos nosotros”, lanzó Di Stefano.

LR