ECONOMIA
Golpe al bolsillo

Precio del tomate por las nubes: las causas y una buena noticia

En algunos puntos de venta se llegó a pagar $3.000 por kilo. Estacionalidad y una nueva enfermedad afectan al cultivo.

Tomates
Tomates | Agencia Shutterstock

En las últimas semanas, el precio del tomate se disparó hasta venderse a $3.000 por kilo en algunos puntos de venta. De acuerdo con el informe de Consumidores Libres, en la primera quincena de noviembre, se pidió $1.400 por un kilo de tomate en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo cual representa un aumento del 268% en lo que va del año, el porcentaje más alto en el rubro de frutas y verduras, que se ubicó en 142,7% desde el 1 de enero.

La dispersión de precios se observa según las zonas y el tipo de comercio en CABA. En verdulerías de Villa Crespo, Almagro y otros, los precios varían entre $1.600 y $2.200 el kilo. 

La inflación semanal bajó en la previa del balotaje: fue del 2,2%, según el índice que mide Massa

En barrios donde viven personas de mayor nivel socioeconómico y en las cadenas de supermercados, el precio del tomate superó los $2.400, alcanzando hasta $3.000 en algunos establecimientos y cadenas de supermercados.

“El cajón de tomates llegó a costar $25.000 y hasta $2.000 en la calle. Se paralizaron las ventas y los verduleros dejaron de comprar. Este viernes el precio bajó 40%”, indicó Mariano Winograd, especialista en el tema fruthortícola.

Según Winograd, también hay una diferencia de precios por calidad, ya que hay cajones que se venden a $15.000 y otros a $5.000.

“Los productos frutihortícolas suben y bajan que tiene que ver con la oferta y la demanda. Suele haber más interés periodístico cuando hay grandes subas”, agregó el consultor. 

Desde el Mercado Central sostienen que "se disparó su precio debido al incremento de la demanda, ya que están finalizando los ingresos provenientes de Corrientes, Salta y Jujuy". 

"Se espera producción desde la provincia de Buenos Aires, lo indica que se regularizará la oferta y el precio baje en los próximos días", agregaron desde la Corporación.

En el mismo sentido, Guillermo Beckman, presidente de la Sociedad de Quinteros y referente de CAME, afirmó que a la producción bonaerense se le sumará la proveniente de Mendoza, con lo cual se podrá satisfacer la demanda y bajar los precios. 

Qué es el virus rugoso del tomate

Según el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (Senasa), el virus rugoso del tomate o Tomato brown rugose fruit virus (ToBRFV), fue detectado por primera vez en Israel en 2014.

Virus rugoso del tomate

Esta virosis daña cultivos de tomate y pimiento y se caracteriza por provocar síntomas como manchas marrones en los frutos, deformaciones, pérdida de calidad y reducción en la producción entre 30% y 70%.

En julio, el Senasa confirmó la detección del virus rugoso del tomate en muestras tomadas en La Plata y en Mar del Plata (provincia de Buenos Aires) y Lavalle (provincia de Corrientes).

Alerta fitosanitaria

Por ello, el organismo sanitario declaró el alerta fitosanitario en todo el país hasta el 31 de diciembre de 2024.

“Además, su rápida propagación a través de semillas, plantas infectadas y utensilios de trabajo representa un desafío para los productores, quienes deben implementar medidas de control y prevención eficaces”, indican desde el Senasa y aclaran que los tomates, a pesar de su aspecto, los tomates pueden consumirse sin riesgos para la salud humana.

 

LM / Gi