sábado 28 de enero de 2023
ECONOMIA Renta variable

Qué hacer si tengo acciones de Tesla: ¿las vendo o las mantengo?

La acción de Tesla llegó a costar en términos de capitalización bursátil, más de dos veces la suma de las capitalizaciones de los gigantes automotrices como Ford, General Motors, Toyota, BMW y Mercedes Benz. Pero hoy, la historia es distinta.

11-01-2023 16:03

Las acciones de Tesla se siguen desplomando, al cierre de la rueda del 10 de enero el papel había perdido casi el 70%. La historia era distinta en el 2021 cuando muchos inversores se volcaron a comprar acciones de la compañía en pleno auge de mercado alsista pos-COVID y otros siguiendo al CEO de la firma, Elon Musk

Ese volumen de compra disparó la cotización del papel de la compañía líder en fabricación de autos eléctricos que, llegó a valer en términos de capitalización bursátil, más de dos veces la suma de las capitalizaciones de los gigantes automotrices del tamaño y trayectoria de: Ford, General Motors, Toyota, BMW, Mercedes Benz, Volkswagen.

No obstante, es interesante analizar el modelo de Tesla. “En su más reciente informe del último trimestre del año totalizó entregas por 405 mil vehículos, lo que la llevó a cerrar el 2022 alcanzando las 1,31 millones de unidades. Esto no solo representa un crecimiento del 40% interanual, sino que también muestra que, únicamente durante 2022, se realizaron un total de entregas que equivale a la suma de 2020 y 2021 combinadas”, señaló en diálogo con PERFIL Damián Vlassich, Analista de Renta Variable en IOL invertirnline.

La caída de Tesla no se detiene, al contrario, se profundiza

Y agregó: “Esta situación grafica el exponencial crecimiento que continúa teniendo Tesla, aun en un contexto desfavorable, y, donde la desaceleración de la actividad económica aparece como una de las grandes preocupaciones para el mercado en este 2023”.

En esa misma línea se expresó Diego Lorca, Gerente Comercial en Sailing Inversiones quien señaló a este medio: “Tesla es líder del mercado de autos eléctricos, tiene un modelo de negocios sólido y crecimiento continúo y espera automatizar algunos próximos modelos con autonomía de manejo”.

“El que tiene acciones de Tesla, el que ya soportó la baja brutal 2022, el que aún no ha capitulado pese a todas las piedras del último año, bueno, debería empezar a pensar que algo puede cambiar a estos valores de cotización”, advirtió. 

Asimismo, los expertos advierten que la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk, sumado a las 22 millones de acciones que vendió para cerrar el trato, sin duda, impactaron negativamente en la cotización de Tesla y en la “percepción que tenía el mercado de la firma”. 

Bolsa de Wall Street

“Puede ser que el valor de la acción no refleja sus oportunidades de crecimiento a largo plazo, parte de esto tiene que ver con el affaire Twitter-Musk”, comentó Lorca. 

“También existen otros aspectos muy valorables en el presente escenario, como lo es el referente al flujo de caja. La compañía informó en los resultados del tercer trimestre del 20222 (los más recientes hasta el momento) una mejora en lo que respecta a free cash flow (algo que había sido puesto bajo la lupa tras la presentación de resultados del segundo trimestre); logrando más que duplicar los del trimestre previo, y también superando los US$ 3.147 millones registrados en igual período del año anterior”, comentó por su parte Vlassich. 

¿Qué pueden esperar los inversores de Tesla para 2023?

De entrada, los expertos coinciden en que Tesla es una empresa con un modelo de negocio sólido y que sus resultados financieros para el 2022 fueron por demás buenos. Esto lleva a concluir que el valor de las acciones no está reflejado por el desempeño del fabricante automotriz, sino más bien por el accionar de su CEO, Elon Musk.

Cabe recordar que el trato por Twitter llevó a pensar a muchos grandes inversores de la automotriz que, el magnate estadounidense estaba perdiendo la atención y el foco de lo que está ocurriendo en Tesla. 

Musk reitera que no venderá más acciones de Tesla luego del desplome

Para Lorca, hay que esperar al dato que se conocerá este jueves 12 de enero sobre la inflación en Estados Unidos, ya que de ello dependerá la suba de tasas que dispondrá la Reserva Federal, es decir, si seguirá con la línea dura o la relajará. 

“De ser favorable a la baja el dato podría beneficiar Tesla, puesto que eso debilitaría al dólar y bajaría el costo de sus préstamos como así también la apreciación de otras monedas donde Tesla vende sus productos como Japón, China, Singapur, Corea impulsando un aumento en el consumo de sus autos eléctricos”, comentó Lorca a este medio. 

 “Algo de TESLA, pensando en el largo plazo, hay tener en la cartera, se tiene que empezar muy dé a poco el armado y respetando niveles para no sufrir en el corto plazo, si la Fed logra su cometido, es probable que el segundo semestre sea muy diferente”, señaló el gerente comercial de Sailing Inversiones.

Una inversión a largo plazo

En este punto, tanto Lorca como Vlassich coincidieron en que es una inversión a largo plazo a pesar de los múltiples factores positivos, sobre todo desde el punto de vista de los resultados. 

No obstante, la acción de de Tesla está siendo especialmente castigada, principalmente desde mediados de octubre, por lo que si se está pensando en el corto plazo este no es el papel que usted está buscando. 

Bolsa de comercio

“Por supuesto que los valores actuales resultan atractivos, sin embargo, sugerimos a todos aquellos que busquen incorporar Tesla en su portafolio que lo hagan con stop loss corto y que consideren que es una acción con alta volatilidad y con un beta (medida de reacción sobre el mercado estadounidense) de dos veces”, aportó al diálogo Vlassich.

“Hay que destacar que Tesla informa resultados positivos trimestre a trimestre, mostrando una evolución del beneficio por acción (BPA) trimestral durante los últimos 4 años con una clara tendencia creciente. De hecho, tomando como referencia la última presentación de balance, actualmente Tesla registra un BPA casi 5 veces superior al que alcanzaba durante fines de 2020 y principios de 2021, cuando la propia compañía cotizaba a un valor (teniendo en cuenta el split realizado posteriormente) de más del doble al que cotiza actualmente”, agregó el experto en renta variable de IOL. 

Las claves para la acción de Tesla

Tesla es más que una compañía que fabrica vehículos eléctricos, cuenta con sólidos fundamentos, es una compañía que invierte fuertemente en tecnología, siendo una de las empresas líderes en inteligencia artificial y robótica.

Wall Street frena la ambición de Elon Musk con Tesla

 “Por supuesto que el inversor también debe recordar que, al comprar una acción de Tesla, también está comprando a su CEO, el cual tiene la capacidad con un solo tweet, o bien un comentario en los medios, de generar más ruido en la cotización que la mayoría de los CEOs de cualquier otra acción tecnológica”, advirtió Vlassich. 

“Luego de años muy malos, generalmente vienen años muy buenos porque se parte de un piso muy bajo, la clave del mercado es la Fed, si logra controlar la inflación; su política monetaria podría relajarse no ser tan dura y podría subir las tasas menos en las primeras reuniones del año para luego estabilizarse y dejar de lado la inflación como tema principal y pensar en un escenario de recesión que, será suave o dura, no lo sabemos”, concluyó Lorca. 

LR

En esta Nota