viernes 27 de mayo de 2022
ECONOMIA Crisis económica
21-02-2022 10:58

Sequía de dólares, inflación y devaluación

Sin una devaluación, con un plan económico, no se soluciona el problema. El gobierno tomó el rumbo equivocado al elegir seguir con las restricciones. El campo es el que más dólares pone arriba de la mesa. 

21-02-2022 10:58

La balanza de cambios sufre un alto estrés. La sequía le quitará dólares a la exportación, la gran generadora de divisas. Sin una devaluación, con un plan económico, no solucionás el problema. El gobierno tomó el camino de las restricciones, siempre por el camino equivocado. El campo es el que más dólares pone arriba de la mesa. 

¿Cómo estamos con el balance cambiario?

Dentro de lo que cobramos de exportaciones e importaciones nos da un saldo positivo de U$S 15.282 millones, sin embargo, vemos que el sacrificio de aportar dólares lo realiza solo el campo, con alguna ayuda de la minería.

¿Por ejemplo?

Sobre 28 sectores informados, 5 muestran resultado positivo, 1 neutro y 22 con saldo negativo.

¿Me contás quienes son los cinco que dan resultado positivo?

Obvio, ya mismo:

Sectores con superávit de la balanza cambiaria (expo menos impo)

Oleaginosas y Cerealeras                                       U$S 33.564 millones
Alimentos, Bebidas y Tabaco                                 U$S   7.010 millones
Minería                                                                      U$S   2.757 millones
Agricultura, Ganadería y Otros                              U$S   2.433 millones
Gas (Extracción, Transporte y Distribución)         U$S        75 millones

Guillermo Moreno: “El Presidente no está apto para estar donde está”

¿Cuál tiene resultado neutro?

El sector Turismo y Hotelería.

Quisiera conocer los 5 sectores con mayor déficit

Por supuesto, lo pedís y lo tenés:

Sectores con déficit de la balanza cambiaria (expo menos impo)

Industria, Química, Caucho y Plástico                   U$S 6.212 millones
Máquinas y Equipos                                                U$S 5.160 millones
Comercio                                                                  U$S 4.862 millones
Industria Automotriz                                                U$S 3.451 millones
Metales, Comunes y Elaboración                           U$S 2.227 millones

Conclusión

El sector que más aporta al superávit de la balanza es Oleaginosa y Cereales que aporta algo más del doble del saldo de superávit. De los cinco sectores que están en positivo, tres están ligados directa o indirectamente al campo. Resulta llamativo que estos sectores tengan problemas para importar insumos o bienes de capital cuando son la fuente más importante de generación de dólares de la Argentina.

Por el lado de los sectores que están en déficit, podemos observar que es un problema estructural de la economía argentina, ya que no hemos logrado un proceso de industrialización que nos permita producir todo lo que necesitamos.

Otra mirada más liberal, sería potenciar lo que sabemos hacer, lo que implicaría saldos más elevados en los rubros que somos competitivos, y con esos dólares financiar la llegada de los bienes y servicios en que no somos competitivos. El problema de esta mirada de la economía es cómo reasignar la mano de obra en el corto plazo.

Nuevas tensiones con el Gobierno y la sequía afectarían los dólares del campo

¿Qué amenazas estás viendo en el corto plazo?

La sequía hará que ingresen menos dólares por los rubros ligados al campo, y tenemos cerrada la exportación de carne. Esto implica que durante el año 2022 los saldos positivos disminuirán, lo que dejará como resultado menos dólares en la economía. El gobierno está decidido a combatir este problema colocando restricciones a aquellos sectores que son deficitarios, y no trabaja en buscar un tipo de cambio más competitivo para potenciar a los sectores que generan divisas para el país o levantar restricciones a la exportación.

¿El dólar está atrasado?

 Absolutamente, el año pasado el tipo de cambio subió mucho menos que la inflación, generando un atraso importante. Veo con preocupación que algunos sectores del gobierno dicen que el dólar no está atrasado porque la soja subió muchísimo en los últimos dos años, pero como pueden apreciar en la balanza cambiaria no todo es soja, si el dólar está atrasado, los agentes conocidos demandarán más máquinas, equipos, autos y todo lo que esté a buen precio del exterior. Esa demanda de dólares te hará perder el equilibrio y tendrás que sacrificar reservas, cuando no tengas reservas el mercado te hará devaluar, es mejor planificar ese momento y hacerlo acompañado de un plan económico.

El gobierno está sesgado por el campo

Correcto, todo lo que tiene que ver con el tipo de cambio lo mira por el lado del campo, pero no observa a la industria o al comercio que no se cansan de importar porque los productos en el exterior están a mejor precio que en nuestro país. Cuando advierte algún problema de competitividad, le pone un impuesto impagable a la importación, como sucede con el sector automotriz. Conclusión, no tenemos autos importados ni nacionales, en Argentina tener un auto es carísimo medido desde donde lo mires, vamos a terminar como en China, todos en moto o bicicletas.

Qué también son importadas

Correcto, pero no mueven tanto el amperímetro de la balanza cambiaria.

Más controles de la AFIP sobre las importaciones para evitar escasez de dólares

¿Cómo ves al tipo de cambio?

Desde antes de las elecciones primarias que ganó la oposición, la inflación desde el 31 de agosto hasta el mes de enero incluido, fue del 18,5%, el dólar oficial subió el 7,4% y el dólar blue el 16,9%. Desde que el gobierno perdió las elecciones legislativas hemos visto que la inflación no se logró dominar, se siguió con la política de atrasar el tipo de cambio oficial y el dólar blue moderó la suba que tenía en el año. Con la inflación inercial que traemos resulta difícil que veamos una moderación, la inflación en dólares sigue siendo muy alta y alejada de la inflación americana que está en el 7,5% anual, y que en los últimos 5 meses superó ese guarismo en Argentina ya que la diferencia nos indicaría una inflación en dólares del 11,1% en un corto período de tiempo.

Mes                        Inflación      Dólar oficial           Dólar blue
Septiembre             3,5%             1,0%                       2,2%
Octubre                  3,5%             1,0%                       7,0%
Noviembre             2,5%             1,2%                       1,5%
Diciembre              3,5%             1,8%                       4,9%
Enero                     3,9%             2,2%                       0,5%

¿Qué sucedió con las reservas y pasivos monetarios en igual período?

Las reservas en 5 meses bajaron el 18,6%, es cierto que se realizaron pagos al FMI que terminaremos recuperando luego de firmado el acuerdo, pero no dejan de estar en una situación crítica, en términos nominales al 31 de enero se ubicaban en U$S 37.589 millones.

La base monetaria en los 5 meses bajo análisis desde las elecciones primarias al 31 de enero aumentó 26,7%, mientras que el endeudamiento del Banco Central (suma de las leliq más pases) creció el 10%.

Claramente hay menos dólares respaldando los pasivos monetarios.

¿Cómo estamos con el dólar de equilibrio?

Te lo dejo para el Informe Privado.

El Banco Central subió la tasa de política monetaria en 2,5%


Conclusión general

Estamos convencidos que viviremos un año 2022 lleno de restricciones en materia cambiaria. El gobierno no puede tener superávit en la balanza cambiaria argentina con un superávit más abajo en el cobro de exportaciones e importaciones como mostramos en este informe. Inevitablemente en algún momento del año tendrá que devaluar el peso, no podemos seguir conviviendo con un tipo de cambio oficial en torno de los valores actuales.

En el corto plazo la suba de la tasa de interés va a atemperar la suba del dólar blue, y podría llegar a generar un retroceso en este valor. Sin embargo, creemos que la suba de la tasa al 42,5% anual, con una inflación del 50,7% no le pone un techo a la suba de precios.

El Banco Central cuando sube la tasa nominal, habla de la tasa efectiva anual, y la compara con la inflación nominal, es un error. Si el gobierno quiere tener tasa de interés positiva debe comparar ambas tasas en forma nominal o efectiva anual. Para tener tasa positiva contra la inflación, la tasa nominal debería ubicarse en el 50,7% anual, lo que sería una tragedia para el financiamiento empresario.

No se puede devaluar el peso sin un plan que corrija las externalidades negativas de una devaluación, pero tampoco podés subir la tasa de interés sin un plan que corrija las externalidades negativas de una suba de tasas.

El acuerdo con el FMI será una bendición para el mercado financiero, creemos que vamos a una gran suba de bonos en dólares de largo plazo y acciones. Seguimos privilegiando bonos que ajustan por inflación de corto plazo. El dólar oficial sigue atrasado, esto traerá como consecuencia una caída de la actividad económica, tal vez en ese escenario procedan a devaluar, para ello habrá que esperar el transcurrir de los próximos meses. En este contexto el dólar MEP tiene un piso entre $ 185 y $ 190. El dólar blue con sus diferencias podría tomar el mismo camino, los precios de referencia en el informe privado. 

La gran sequía le hará perder muchos dólares al gobierno, que tiene un severo error de apreciación sobre los dólares de la cosecha que ingresarán, son mucho menos de lo que proyectan, y allí vendrá el apuro por devaluar el peso oficial. También tienen un grave error de estimación en el sector ganadero, en donde cierran la exportación ante un pronóstico de caída de stock ganadero, cuando en verdad vemos una suba del stock ganadero. La visión del gobierno sobre el estado de situación del campo es errónea, se viven equivocando y esto generará un impacto en el mercado del dólar oficial.

La devaluación del peso es como la noche, en algún momento llega. Habrá que sentarse a esperar la profundización de los problemas actuales y, en el momento menos pensado, tendrán que ajustar el tipo de cambio.

 

* Asesor económico y consultor de empresas