jueves 26 de mayo de 2022
ECONOMIA Sistema previsional
29-03-2022 10:32

Solo 1 de cada 4 jubilaciones corresponde al régimen general con aportes, según un estudio

Un análisis de IDESA argumenta que los problemas de la organización del Estado no se originan en los disensos derivados de la “grieta”, sino en los acuerdos que sostienen políticas equivocadas.

29-03-2022 10:32

San Juan se celebró el comienzo de la aplicación de la ley que permite adelantar el retiro a los 57 años de edad con 25 años de aportes a los trabajadores de viña. Se llevó a cabo un acto en el cual se entregaron las primeras jubilaciones a trabajadores viñateros y participaron el gobernador de San Juan, la Directora Ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta, diputados nacionales y el secretario general del sindicato vitivinícola

De acuerdo con un informe reciente de IDESA, esta ley se enmarca dentro de lo que se conoce como regímenes diferenciales, los cuales estipulan la jubilación anticipada por motivos de envejecimiento prematuro debido a la rigurosidad de las tareas.

El esquema otorgado a los viñateros se suma a casi un centenar de tareas amparadas con regímenes diferenciales que datan de las décadas de los ’60, ’70 y ’80. A los regímenes diferenciales se le agregan los regímenes especiales que también otorgan tratamientos más beneficiosos que el régimen general. Otra excepción en el sistema previsional lo constituyen las moratorias y las pensiones no-contributivas, que son jubilaciones otorgadas sin aportes o con aportes insuficientes.

Jubilaciones: un estudio ubicó al sistema previsional argentino entre los peores

Ante la gran cantidad de tratos excepcionales que existen en Argentina, el Instituto para el Desarrollo Social Argentino se cuestiona cuánto representan dentro del total del sistema.

Mayor la excepción

Según datos de la Secretaría de Seguridad Social y otras fuentes complementarias se observa que en Argentina se pagan 9 millones de jubilaciones y pensiones, de las cuales:

  • El 23% fueron otorgadas por el régimen general con la totalidad de los aportes.

  • El 55% fueron otorgadas con las moratorias o no contributivas, es decir, sin aportes.

  • El 22% fueron otorgadas con un régimen diferencial o especial. 

Estos datos muestran que apenas 1 de cada 4 jubilaciones fueron otorgadas aplicando las reglas del régimen general con aportes.

A la mitad de las jubilaciones se accedió sin aportes o con aportes insuficientes y a un cuarto aplicando reglas más ventajosas que la previstas en el régimen general. Desde IDESA sostuvieron que "el régimen general se aplique a una minoría, mientras que la mayoría de los trabajadores acceden a la jubilación a través de diferentes tipos de excepciones, alerta sobre la profundidad del desorden previsional". 

Desafíos y propuestas para una reforma del sistema previsional

Si bien el caso del régimen diferencial para los trabajadores de viña tiene poca relevancia porque abarca un universo de pocos trabajadores, ilustra la forma en que se legisla en temas previsionales.

La ley fue aprobada con un alto consenso entre todos los partidos políticos representados en el Congreso. El organismo critica que se declama como único fundamento que las tareas generan envejecimiento prematuro, pero no se presentaron estudios médicos que avalen esta afirmación.

Tampoco se realizaron estudios actuariales que calculen el costo para el sistema previsional de jubilar antes a estas personas. Por lo tanto, tal como se aprobó esta ley, el costo se socializa ya que se establece una contribución patronal adicional del 2% que claramente no compensa las mayores erogaciones. Así, no se generan incentivos a las empresas viñateras para que adopten las medidas necesarias que eviten el sufrimiento de los trabajadores.

Jubilados y pensionados: cómo tramitar en ANSES el subsidio para servicios públicos

Idesa argumenta que el sistema previsional es una institución muy delicada porque administra derechos que generan pasivos del Estado de largo plazo. "Un principio fundamental para preservar la equidad y la sostenibilidad es que todos los trabajadores sean iguales ante la ley previsional", propugna el Instituto; por eso recuerda que "los tratamientos especiales, sean por envejecimiento prematuro, en el caso de los regímenes diferenciales, por mérito, en el caso de los regímenes especiales, o sin aportes, como son las moratorias, deberían ser diseñados con transparencia y rigurosidad. Si hubiera tareas insalubres o de mérito que merecen tratamientos especiales, los desvíos respecto al régimen general deben ser cubiertos con mecanismos de cobertura complementarios y los costos, actuarialmente calculados, cargados al sector que los genera".

A modo de conclusión, desde IDESA argumentan que el régimen especial para los viñateros muestra que, "en materia previsional, no hay “grieta”. Hay un amplio consenso para impulsar políticas oportunistas e inconsistentes Como ocurre con el resto de la organización del Estado, los problemas no se originan en los disensos derivados de la “grieta”, sino en los acuerdos que sostienen políticas equivocadas".

RM / LR