viernes 27 de enero de 2023
ECONOMIA Carteras

Termina un 2022 desafiante en los mercados: en qué invertir de cara a 2023

A pocos días de que finalice el año, llegó el momento de analizar cuáles fueron los factores que más impacto han causado en los mercados financieros durante el 2022 y quienes fueron los ganadores y perdedores de un año negativo para los índices de Wall Street.

27-12-2022 11:59

Después de haber tenido varios años con rendimientos sobresalientes, el mercado ha dado un drástico giro en 2022 y la volatilidad ganó mucho protagonismo en la Bolsa de Nueva York.

Inversor de a pie: ideas inteligentes para hacer rendir el aguinaldo

A menos de una semana de que finalice el año, el S&P 500 está por finalizar con una variación negativa en dólares del 19,84%. Por su parte, en el caso del Nasdaq 100, el popular índice de las empresas tecnológicas, la debacle fue aún más pronunciada y alcanzó un 33,43%. En cuanto al selectivo industrial Dow Jones, que hasta ahora está siendo el que mejor se comportó durante esta tendencia bajista, ha perdido un 9,24% de su valor.

Gran año para el sector energético

En un año malo para la mayoría de los índices bursátiles a nivel global. Lo cierto es, que existe un grupo de empresas que ha tomado el camino opuesto a la mayoría de los mercados y que registró subas superiores al 52,15% en dólares.

Durante la primera parte de 2022, la contundente suba de los precios del combustible a nivel mundial causada por el inicio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, fue uno de los principales factores que han generado preocupación en los mercados. Principalmente, porque terminó impulsando a la inflación aún más en las economías de todo el mundo.

Aumento de combustibles: cuánto costará llenar el tanque con los próximos ajustes de precios

No obstante, a pesar de que la mayoría de los activos financieros se hayan resentido por esto, tras el inicio de una política monetaria más restrictiva por parte de la Reserva Federal con el fin de contener la inflación. Lo cierto es, que las empresas petroleras han sido las más beneficiadas y su desempeño fue en contrapartida con el resto de las acciones.

Es por esto último que, los cinco CEDEARs que mejor rendimiento tuvieron durante el 2022 son de firmas que se encuentran vinculadas con el sector.

De esta manera, los que más subieron en pesos desde que comenzó el año son:

  1. Vista Oil & Gas (416,7%);
  2. Tenaris; (198,5%);
  3. Exxon Mobil; (191,85%);
  4. Schlumberger (190,05%) y
  5. Halliburton; (178%).

¿Qué podemos esperar de cara al próximo año?

Con las vistas puestas en el año próximo, existen una serie de factores que debemos tener en cuenta y que serán de vital importancia para los mercados financieros internacionales durante este 2022.

El primero de ellos tiene que ver con China y la reciente decisión de las autoridades del gigante asiático de comenzar a relajar las restricciones contra el coronavirus. Después de dos años de implacables medidas contra el covid 19, el presidente Xi Jinping abandonó el 7 de diciembre la estrategia de "cero COVID" del país, consistente en confinamientos y pruebas estrictas, ante las protestas.

Estas medidas por parte del gobierno chino seguramente tendrán un impacto positivo en la actividad económica china, que en el último tiempo venía mostrando claras señales de una desaceleración.

China relaja las restricciones, pero aumentan los casos de Covid
Se espera que a medida que China comience a relajar sus restricciones por el covid, comiencen a subir las materias primas.

Desde nuestro punto de vista, la reapertura de China debería generar que los precios de las materias primas suban, o al menos evitaría que estas se desplomen debido a la política monetaria agresiva que ha implementado la Reserva Federal en el último tiempo. Esto último, debería ser un factor a favor para posicionarse en algunos activos de países que son considerados economías emergentes, como puede ser el caso de Brasil (ETF EWZ) o Argentina (índice Merval).

¿Qué pasará con el sector tecnológico en 2023?

En el caso del sector tecnológico, no hay dudas de que fue uno de los principales perdedores del 2022, con el principal índice de este grupo de empresas, el Nasdaq 100, perdiendo más de un 33% de su valor en dólares, e inclusive con algunas empresas de este rubro perdiendo hasta más de un 70% desde sus máximos de 2021.

El principal factor detrás de este mal desempeño de las tecnológicas tuvo que ver con la elevada inflación que afectó a la economía norteamericana. El motivo por el cual Estados Unidos sufrió un impulso alcista en la inflación durante 2022, se explicó en gran parte por las políticas acomodaticias que tomó el banco central de aquel país durante la pandemia.

Sin embargo, cuando las cosas empezaron a mejorar, incluso ya habiendo superado los niveles de actividad económica previos a la crisis sanitaria, el titular de la FED Jerome Powell, decidió esperar demasiado tiempo antes de volver a subir las tasas, argumentando que la inflación que trajo el rebote económico, se trataba básicamente de un fenómeno transitorio y que, con el tiempo se iba a acercar a los niveles objetivo del 2%.

Empresas tecnológicas despidieron a más 450 empleados desde noviembre

No obstante, a pesar de las previsiones alentadoras de la Fed, las cosas no salieron como estaba previsto y la aparición de otros factores, como la contundente suba de los precios del combustible a nivel mundial, terminaron impulsando a la inflación aún más.

Para tratar de contener la suba de precios de la economía estadounidense, la Reserva Federal finalmente empezó a subir la tasa en marzo de este año. Una vez que la Fed comenzó a tomarse más serio el asunto, la entidad comenzó a tomar una política monetaria mucho más agresiva y esto ha tenido consecuencias en los mercados financieros a nivel mundial, que en 2022 han corregido una buena parte de sus ganancias de años anteriores.

Sin embargo, consideramos que esta situación podría cambiar a partir del segundo semestre del 2023. De hecho, los últimos datos de la inflación en Estados Unidos empezaron a mostrar una importante desaceleración, dando a entender que la política de la FED logró su cometido.

Ante este panorama, y entendiendo que la inflación tenderá a bajar y que la FED podría empezar a relajar su política monetaria una vez que el problema de la suba de precios este resuelto, consideramos que la primera parte del 2023 puede ser un buen momento para empezar a armar posición en las empresas tecnológicas.

Tras las caídas sufridas en los últimos meses en los mercados norteamericanos, una gran cantidad de activos se encuentran en niveles de sobreventa y, a su vez, estas empresas retomaron precios de valuación mucho más atractivos e incluso los niveles más baratos de los últimos 10 años.

En esa línea, creemos que podría ser atractivo empezar a invertir en el CEDEAR de Google (GOOGL). Esta decisión se encuentra determinada por una suma de factores técnicos, y, especialmente fundamentales, siendo que la tecnológica muestra una valuación respecto a sus ganancias baja tanto respecto de otros pares como de su propio promedio histórico.

Por otro lado, también vemos con buenos ojos empezar a invertir en el CEDEAR del ETF del Nasdaq (QQQ). El fondo en cuestión brinda exposición a empresas que están a la vanguardia de temas transformadores a largo plazo, como Realidad Aumentada, Inteligencia Artificial, Computación en la Nube, Big Data, Pagos Móviles y Servicios de Streaming, Vehículos Eléctricos entre otros. Dentro de las compañías que cuentan con una mayor participación en el ETF se encuentran Apple, Microsoft y Amazon, entre otras.

Adicionalmente, ciertos sectores de empresas defensivas o aquellas conocidas como “blue chip” (ejemplo Coca Cola) entendemos que están en niveles de valuación alta y será conveniente ir rotando a otros sectores como el tecnológico.

*  Head of Research en IOL invertironline