miércoles 01 de diciembre de 2021
EDUCACIóN Entrevista a Nancy Mather, especialista norteamericana en discapacidad y estudios psicoeducativos
01-09-2019 06:00
01-09-2019 06:00

Cómo abordar la dislexia, el trastorno de aprendizaje más común en los niños

Con motivo de su visita a Argentina para participar de una conferencia organizada por el Centro de Estimulación Neurocognitiva (CENEC), la profesora emérita de la Universidad de Arizona, Nancy Mather, dialogó con el Suplemento Educación sobre cómo desarrollar estrategias y metodologías para atender trastornos del aprendizaje en las aulas, como es el caso de la dislexia.

01-09-2019 06:00

En el ámbito escolar, más precisamente en cada una de las aulas de nuestro país, se suceden cotidianamente una suma de experiencias, intercambios, estímulos, sueños y frustraciones vinculados con la situación de aprendizaje. Un proceso educativo que no se detiene y que en gran parte será la garantía de ciudadanía y futuro de los miles de niños, jóvenes y adultos que transitan por él.

Es en este contexto donde surge la necesidad de generar herramientas para contener y brindar oportunidades a todos aquellos que atraviesan dificultades en estos procesos, como es el caso de los alumnos con dislexia. Definida como el trastorno específico del aprendizaje más común en los niños, la dislexia es una dificultad en la incorporación de la lectura que involucra la precisión, la velocidad y la capacidad de deletrear y de escribir correctamente con la ortografía arbitraria. Para los especialistas, se torna muy importante la detección temprana de estas afecciones, ya que si se interviene entre los 5 o 6 años “nos aseguramos que el impacto de la dificultad sea mucho menor en la lectura y en la autoestima de los chicos”. Así lo entiende Lorena Arrebillaga, directora general del Centro de Estimulación Neurocognitiva (CENEC), entidad que el último fin de semana convocó a más de 400 interesados en la temática durante la conferencia “Dislexia: Diagnóstico e Intervención”, brindada por la profesora emérita de la Universidad de Arizona, Nancy Mather.

La especialista a cargo de la conferencia es autora de las publicaciones más populares sobre el tema y referente mundial en la materia. En diálogo con Educación, Mather profundizó acerca de las posibilidades de tratamiento y de mejora en los aprendizajes de los niños con dislexia, un trastorno que afecta, según estimaciones científicas, al 8% de la población mundial. A su vez, hizo hincapié en la importancia del trabajo en el aula desde temprana edad y en el rol de los docentes en esta labor.

¿Existe un registro aproximado acerca de cuántas personas tienen dislexia en el mundo?

La mayoría de los investigadores citan una prevalencia entre el 5 y el 8% de la población. Si bien es común que las organizaciones de padres o asociaciones de dislexia manejen estadísticas del 20%, esto no es lo que se divulga científicamente.

¿La dislexia se manifiesta diferente en los niños y en los adultos?

No, no hay dos tipos de dislexia, en la infancia y en los adultos. Existe solo una. Pero los síntomas de la infancia son diferentes que los de los adultos. A los chicos les cuesta asociar el sonido con el nombre de la letra, deletrear las palabras, leerlas de un golpe de vista y retenerlas en la memoria ortográfica, es decir, les cuesta el acceso a la lectura en términos de decodificación. Al adulto disléxico le cuesta leer en velocidad y le afecta la comprensión de lo que lee. También puede tener muchas faltas de ortografía.

Desde el punto de vista de la neurociencia, ¿existen tratamientos para la dislexia?

Sí, existe tratamiento efectivo contra la dislexia. Estos deben ser métodos de instrucción muy estructurados, que tengan un abordaje sistemático, multisensorial, y deben ser aplicados por profesionales capacitados en el tema. Los que funcionan son los que están basados en la metodología de Orthon Gilligham, que aplicados mediante un abordaje multisensorial, trabajan la asociación del fonema con el grafema. Estos métodos proveen instrucción explícita en los pre-requisitos del aprendizaje de la lecto-escritura, como la conciencia fonológica, el reconocimiento de letras y la combinación de sonidos. Es muy importante que la instrucción sea diaria, porque estos chicos necesitan el doble de tiempo o más para aprender a leer y a escribir.

Parece ser que el rol de la educación es fundamental para mejorar la calidad de vida de un niño disléxico. Entonces, ¿qué puede hacer la escuela en esta dirección?

A través de la educación los docentes debidamente entrenados ayudarán a disminuir el impacto de este trastorno y ayudarán a estos niños a aprender a leer y a escribir. Esto reducirá el “estigma” que les crea esta dificultad en la infancia. Los chicos con dislexia en general piensan que no son inteligentes y que no comprenden porque leer es tan difícil para ellos y tan fácil para otros. Esto les genera mucha frustración y les baja el autoestima, afecta muchas veces su conducta como consecuencia de este trastorno invisible, si no es detectado y tratado a tiempo.

En este sentido, y centrándonos en la primera infancia, ¿un niño con dislexia puede integrarse sin dificultad al sistema educativo?

Pueden ir a colegios públicos mientras tengan docentes capacitados en enseñar a leer a chicos con dislexia. Independientemente de la escuela a la que asistan, van a necesitar una atención especial. Algunos padres proveen ese apoyo externo después del horario escolar, pero puede ser costoso en términos de tiempo y dinero. Hay también programas online para chicos con dislexia. Los docentes deben comprender que este es un problema real que existe y los chicos que lo tienen necesitan de su ayuda y comprensión para mantener su confianza y no bajar su autoestima.

En sus exposiciones la educación y el docente tienen un lugar destacado. ¿Considera que los maestros deben tener mayor capacitación acerca de este tipo de trastornos?

Sí, los docentes deben estar más preparados para brindar la instrucción adecuada a los chicos con dislexia, pero también necesitan contar con el tiempo necesario para hacerlo. Los docentes pueden hacer cursos para ayudarlos a saber cómo es la mejor manera de ayudar a estos chicos. En Estados Unidos, por ejemplo, existen cursos online para los docentes y también los hay presenciales.

 

Un centro de diagnóstico y tratamiento

El CENEC es un Centro de Diagnóstico y Tratamiento para chicos y adolescentes con dificultades de aprendizaje formado por un grupo de profesionales de las áreas de aprendizaje, lenguaje y psicología. Dirigido por la doctora Lorena Arrebillaga, el CENEC ayuda a los chicos a leer y escribir, a conocer sus potencialidades y a desarrollar habilidades para terminar con sus dificultades de aprendizaje en la escuela.  Se trabaja junto con familias y establecimientos escolares, generando lazos y vínculos que favorezcan el desarrollo integral de los chicos desde la prevención y la detección precoz de las dificultades. Además, brinda talleres y capacitaciones a profesionales e instituciones. Más información en http://centrocenec.com.

En esta Nota