viernes 18 de junio de 2021
ESPECTACULOS Se cumplen 15 aos de la muerte del lder de Queen
22-11-2006 10:54

Freddie Mercury: el amor como una ruleta rusa

Con apenas 45 años, fue el primer astro del rock que murió por el Sida. El vértigo que trasmitía en el escenario también la buscó en su vida . Alcohol, droga, trabajo y nuevos amores.

22-11-2006 10:54
Sobre el féretro, en un Rolls Royce negro de grandes ventanas, yacía una sola rosa roja. "Gracias por haber sido mi amigo", rezaba la inscripción en un arreglo floral con forma de corazón sobre su tumba. Elton John lo puso personalmente.

Cuando hace 15 años falleció Freddie Mercury, apenas tenía 45 años. Su muerte conmocionó al mundo de la música. El hombre al frente de Queen era el primer astro del rock conocido que moría por las consecuencias del Sida.

Hasta el final, Mercury sólo le confió su estado de salud a un pequeño grupo de amigos. No fue hasta el 23 de noviembre de 1991 cuando informó públicamente sobre su infección de HIV y en simultáneo pidió disculpas por haberla mantenido en secreto. Apenas 24 horas después, su portavoz declaraba: "Freddie Mercury falleció pacíficamente esta noche en su casa en Logan Place 1, en Kensington, Londres. Su muerte fue el resultado de una pulmonía producida por el Sida".

Poco después, fans de Mercury se agolparon ante su casa. Habían traído velas, y un pensamiento los unía. Si tan sólo Freddie Mercury hubiera entendido la consigna del primer gran single de Queen, del año 1973: "Keep Yourself Alive" (Manténte con vida). Pero Mercury no era así. "El amor es para mí como la ruleta rusa", solía decir. "No lo puedo controlar". Alcohol, cocaína, un gigantesco trabajo, fiestas, siempre nuevos amores y amoríos.

Quien lo conoció personalmente, nunca lo olvidará. Mercury cautivaba a todos. Siempre volvía a estirar un brazo hacia el cielo. Jugaba con el micrófono haciendo gestos de macho en torno a su torso. "We Will Rock You", "We Are The Champions" y el público estallaba. Esa sensación de vértigo sobre el escenario también la buscó una y otra vez en su vida privada.

Que el amor puede ser mortal siempre le quedó claro al astro declaradamente bisexual, escribió tras su deceso el londinense "Daily Mail". Aun así asumió grandes riesgos: "Era su pesadilla entrar a un dormitorio vacío". El discjockey Kenny Everett dijo: "Freddie Mercury había encendido la luz de su vida en los dos extremos, y encima, en el medio". Brillaba radiante.

A lo largo de dos décadas, Mercury fue el cantante destacado, el generador de ideas, la verdadera atracción de cada uno de esos espectáculos atípicamente ambiguos y teatrales de Queen.

La familia de Mercury provenía de la India, de la minoría de los parsis, cuya fe se basa en las enseñanzas de Zaratustra. Nació el 5 de septiembre de 1946 con el nombre de Farrokh Bulsara en la isla de Zanzíbar, en la costa este de Africa. A los 13 años Freddie (la versión inglesa de su nombre Farrokh) fue enviado a Gran Bretaña por su padre, quien trabaja para la administración de la colonia.

En pleno furor del fenómeno cultural "Swinging London" se vinculó musicalmente con Roger Taylor, John Deacon y Brian May. Poco después de que en 1970 bautizaran a su banda Queen, el cantante agregó a su nombre artístico el apellido Mercury, en referencia al planeta Mercurio.

Para lograr sus éxitos trabajó denodadamente, incluso en sus últimas semanas de vida, marcadas por el agravamiento de su estado de salud. En el estudio de Queen junto al lago de Ginebra grabó algunas de las canciones consideradas entre las mejores de su obra.

"Si él todavía viviera, seguro que compondría óperas", afirmó recientemente su madre Jer Bulsara a la prensa. Ella recién supo de su enfermedad poco antes de su muerte. "No quería preocuparnos", declaró.

En esta Nota