jueves 06 de octubre de 2022
INTERNACIONAL temor por las fiestas

Austria impone la vacunación obligatoria y la cuarta ola golpea a Europa

El gobierno austríaco se convirtió en el primero de la Unión Europea en obligar a sus ciudadanos a vacunarse. Los casos se disparan también en Alemania.

20-11-2021 01:02

Desbordado por los casos y con niveles relativamente bajos de vacunación, el gobierno austríaco decidió ayer imponer un confinamiento a partir del lunes, incluso para aquellos ciudadanos vacunados, y estableció la obligación de vacunarse desde el 1° de febrero. 

“No es fácil para nosotros, pero ante el número de contagios tenemos que tomar estas medidas”, dijo el canciller austríaco, Alexander Schallenberg, quien ha señalado que es “doloroso” tener que imponer este tipo de restricciones, teniendo en cuenta que hay vacunas suficientes para la población.

“No hemos tenido éxito a la hora de atraer a suficiente gente a la vacunación”, resaltó, antes de agregar que, si bien se había rechazado en un primer momento hacer obligatoria la vacunación, “hay que mirar la realidad a los ojos”.

“Aumentar la cifra de vacunados es la única manera de salir de este círculo vicioso”, consideró Schallenberg.

De los 8,9 millones de habitantes del país, un 66% está totalmente vacunado, un porcentaje ligeramente inferior al promedio europeo, pese a que el país instauró un pasaporte sanitario.

Por ahora las escuelas están abiertas, pero se recomienda a los padres que dejen a sus hijos en casa si pueden y se insta a teletrabajar.

En este sentido, el ministro de Salud, Wolfgang Muckstein, destacó que las medidas “no son fáciles para nadie, pero son necesarias”. Austria se ha convertido así en el primer país europeo en anunciar que hará obligatoria la vacunación contra el coronavirus, y en uno de los pocos en el mundo.

Muy pocos países imponen la vacunación a toda su población adulta. Es el caso de Tajikistán y Turkmenistán, uno de los raros países que no declararon ningún contagio oficial de covid. La vacuna anticovid también es obligatoria en Indonesia, pero solo en teoría, porque en la realidad faltan dosis. En el Vaticano, una nota de febrero de 2021 hacía imperativo el inmunizante para todos los habitantes y trabajadores del país más pequeño del mundo.

En Austria, el confinamiento estará en pie durante un período de veinte días, y después se mantendrá para aquellas personas que no estén vacunadas.

El anuncio de Schallenberg llega un día después de que las autoridades afirmaran que Salzburgo y Alta Austria entrarán en un nuevo confinamiento a partir del lunes, una decisión tomada porque “no había otra alternativa” y que se espera que se levante antes de Navidad. En Alta Austria el bloqueo durará hasta el 17 de diciembre.

Resistencias. Desde hace semanas, varios países europeos registran un preocupante aumento de los casos de coronavirus y han decidido endurecer las restricciones.

Sajonia, en el este de Alemania, cerrará bares y discotecas y también se cancelarán los mercados navideños ante el incremento de los contagios de covid-19.

Así lo anunció la administración regional que encabeza Michael Kretschmer.

Además de las bibliotecas, también cerrarán las instituciones culturales y de ocio.

“La causa de lo que está sucediendo en Sajonia es sin duda el bajo porcentaje de personas vacunadas en el Land”, afirmó Kretschmer.

Ese Land tiene la participación más baja del país en relación a la inmunización, 57,6%. A nivel federal, la cuota es del 67,9% (referida a dosis doble).

La autoridad sanitaria alemana consideró “insuficiente” el plan de acción anticovid anunciado el jueves por las autoridades y Baviera decidió cancelar los mercadillos navideños. 

En Grecia, se prohibió el acceso de los no vacunados a los espacios cerrados, salvo los restaurantes.

En Italia y Francia se extiende la tercera dosis para los mayores de 40 años y rigen desde hace meses los pasaportes sanitarios, pese a la resistencia de sectores políticos, en su mayoría de extrema derecha. 

También en Austria existe esa resistencia, lamentó el canciller Schallenberg, que reconoció que “tenemos demasiadas fuerzas políticas en este país que se oponen con vehemencia a la vacunación”,  lo que representa un “atentado contra el sistema de salud”.

Precisamente para hoy el partido de extrema derecha FPÖ organizó una manifestación en Viena en la que se espera a miles de personas.

Su líder, militante antivacunas, dio positivo al coronavirus y no podrá participar. “Austria es ahora una dictadura”, dijo Herbert Kickl el viernes ante las nuevas medidas anunciadas por el gobierno.

Rusia. Las autoridades de Rusia confirmaron ayer un nuevo máximo diario de muertos a causa de la pandemia de coronavirus, enlazando un segundo día por encima de los 1.250 fallecidos, según los datos facilitados por el centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus.

El organismo detalló que durante las últimas 24 horas se registraron 37.156 casos y 1.254 decesos, lo que eleva las cifras totales a 9.257.068 y 261.589, respectivamente. El anterior máximo fue fijado el jueves con 1.251 muertes. 

Solo poco más del 32% de los rusos está vacunado y el país lleva más de una semana por encima del umbral de los 1.200 muertos diarios, si bien las cifras de contagios descendieron durante los últimos días, lo que las autoridades achacan a la decisión de imponer una semana de vacaciones pagadas entre finales de octubre y principios de noviembre.

En esta Nota