05 dic 2020
INTERNACIONAL |Aerolíneas
miércoles 18 noviembre, 2020

Boeing 737 Max: autorizado para volver a volar

Luego de una pausa de 20 meses provocada por accidentes fatales, regresa reparado a los cielos el 737 Max de Boeing Co

Alan Levin y Julie Johnsson

Boeing (BA) Credit Rating Could Be at Risk in 737 Max Crisis Foto: Bloomberg

El 737 Max de Boeing Co. puede regresar con seguridad a los cielos con un extenso paquete de arreglos, dictaminaron los reguladores estadounidenses, luego de una pausa de 20 meses provocada por un par de accidentes fatales.

Las medidas, que la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) comenzó a publicar en su sitio web el miércoles, marcan el final de la inmovilización más larga de un avión de pasajeros en la historia de Estados Unidos y prepara el escenario para que aerolíneas y otros reguladores de todo el mundo reanuden el servicio de pasajeros con el avión.

Las acciones de Boeing subieron 5,6% a US$221,76 antes del inicio de las operaciones regulares en Nueva York. Hasta el martes, habían perdido 50% de su valor desde el accidente del 10 de marzo de 2019 de un vuelo de Ethiopian Airlines Group que provocó la inmovilización global del 737 Max.

La decisión de la FAA, que comenzó con instrucciones sobre cómo sus inspectores deben abarcar el avión Max, es un punto de inflexión dramático para Boeing después de más de dos años de malas noticias en torno a su modelo más vendido.

El fallo técnico de Embraer tiene similitud con el problema que provocó los dos accidentes de Boeing

Pero el regreso de la aeronave no significará el fin inmediato de la controversia ni una inyección de efectivo para los debilitados resultados de la compañía.

Una investigación criminal del Departamento de Justicia de EE.UU. continúa. Relaciones tensas con la FAA amenazan con resultar en multas u otras sanciones y la Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU. también tiene una investigación abierta. Entretanto, la pandemia de covid-19 ha aplastado a la industria de las aerolíneas, lo que las ha llevado a cancelar pedidos del Max y frustrado los planes de Boeing de revertir rápidamente sus pérdidas.

“Es el programa más importante de Boeing y el producto manufacturado más relevante de EE.UU., pero no podría haber un peor mercado en este momento”, dijo Richard Aboulafia, analista aeroespacial de Teal Group, en una entrevista antes de la medida de la FAA. “No se trata de abrir las compuertas y ver cómo el efectivo fluye como habría sido hace un año”.

La FAA está requiriendo reparaciones a un sistema de seguridad que colapsó en los dos accidentes y a muchas otras fallas descubiertas durante meses de revisiones. También exige un nuevo entrenamiento de pilotos para el Max que se centra en los problemas que surgieron en los accidentes.

Revelaron comprometedores mensajes de empleados de Boeing sobre el 737 MAX

Es poco probable que las medidas calmen la controversia en torno al avión. Familiares de los que murieron en un accidente de Ethiopian Airlines el 10 de marzo de 2019 han debatido repetidamente que el avión no es seguro incluso con las reparaciones y queda por ver si el público desconfiará de su regreso.

El regreso del Max será gradual. No estará ampliamente en los cielos durante varios meses, ya que las aerolíneas deben primero entrenar a los pilotos, inspeccionar los aviones que salen de largos períodos en el desierto y completar las reparaciones exigidas por la FAA.

Reguladores extranjeros

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) dijo que está satisfecha con la revisión del Max dirigida por la FAA y está preparada para levantar su prohibición pronto. Se espera igualmente que Canadá y Brasil, que también son líderes mundiales en certificación de aeronaves, tomen medidas similares. Ante la insistencia de EASA y Canadá, Boeing también está trabajando en soluciones a más largo plazo para mejorar la seguridad del avión.

Sin embargo, China, el primer país en inmovilizar el avión, no ha dado un calendario claro para su regreso. El impacto de la inmovilización se ha extendido mucho más allá de Boeing y continúa.

La FAA, considerada antes de los accidentes como el principal regulador de la aviación, fue objeto de fuertes críticas por parte de otras naciones , como así también del Congreso por su aprobación del diseño del Max. Como resultado de esta y otras revisiones, la agencia está en proceso de agregar nuevas capas de supervisión y requisitos para los fabricantes de aviones que supervisa, como evaluaciones más exhaustivas de cómo reaccionan los pilotos durante las emergencias.

Pilotos demandaron a Boeing por apurar la venta del "737 Max" pese a ser inseguro

Total de muertes

Los dos desastres cobraron la vida de 346 personas. También murió un buzo que trabajaba en los restos submarinos cerca de Indonesia.

Boeing y FAA han acordado varios cambios al sistema automático de estabilización MCAS para garantizar que no pueda provocar otro accidente. El sistema solo se activará una vez. Si se activa, su capacidad es limitada, por lo que los pilotos aún pueden controlar el avión manualmente. Y, en lugar de ser activado por un solo sensor, solo funcionará si dos sensores coinciden en que es necesario.

Además del MCAS, la FAA también requiere muchos otros cambios en el avión después de un  largo  proceso de revisión que a veces provocó tensión entre el fabricante de aviones y el supervisor, así como con reguladores extranjeros.

Viajes aéreos

Ahora, con el colapso de los viajes aéreos, las aerolíneas que habían estado clamando por aviones Boeing más eficientes de repente luchan por sobrevivir y buscan posponer las entregas. Ejecutivos advirtieron el mes pasado que la compañía quemará más efectivo del que genera hasta 2022 y que tomará al menos un año más para sacar al Max de su inventario. La respuesta de los consumidores al avión también es incierta.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5200

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.