viernes 23 de julio de 2021
INTERNACIONAL Medio ambiente
04-09-2020 01:00

Bolsonaro, siempre polémico: "No he podido matar ese cáncer llamado ONG"

El mandatario brasileño volvió a rechazar en redes las críticas que recibe de parte de entes ambientalistas por los incendios en el Amazonas.

04-09-2020 01:00

Eterno generador de frases polémicas, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro lamentó este jueves 3 de septiembre "no haber podido matar ese cáncer llamado ONG", mientras rechazaba las críticas que recibe de ambientalistas que lo acusan por los incendios en el Amazonas.

"¿Ustedes saben que las ONGs no tienen espacio conmigo, no? Seré duro con esa gente. No he podido matar ese cáncer en gran parte llamado ONG", afirmó el mandatario en su transmisión semanal en vivo por Facebook. El presidente lamentó las críticas de las ONG al programa "Adopte un parque" lanzado por el Ministerio de Medio Ambiente, por el cual serán ofertados más de cien parques nacionales, que equivalen a un 15% de los 4,2 millones de km2 de la Amazonía brasileña, a empresas y fondos nacionales y extranjeros interesados en su mantenimiento y conservación a 10 euros la hectárea.

"Usted puede criticar (...), usted que está en una ONG cogiendo dinero de fuera", dijo el mandatario, que poco antes había alertado sobre "una campaña orquestada por "canallas" que lo acusan de estar "incendiando la Amazonía". Bolsonaro también había generado polémica esta semana cuando dijo que "nadie estará obligado en Brasil a recibir la vacuna contra el coronavirus si no la quiere".

Bolsonaro es criticado dentro y fuera de Brasil por defender la apertura de esa zona selvática a la explotación minera, energética y agropecuaria.

Las ONG ambientalistas le atribuyen a Bolsonaro la responsabilidad del alarmante aumento de los incendios, en su gran mayoría consecuencia de la deforestación y la quema de pastos, registrados el año pasado y que están casi al mismo nivel este año.

En agosto, los focos de incendios detectados por satélite disminuyeron 5% respecto el mismo mes de 2019, cuando marcaron un récord en nueve años.

Eso a pesar de que el gobierno de Bolsonaro envió en mayo a las Fuerzas Armadas para combatir los crímenes ambientales y prohibió en julio el uso de fuego en la agricultura en la selva durante 120 días.

Los satélites del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) revelaron que los incendios en el Pantanal brasileño, un santuario de la biodiversidad situado al sur de la Amazonía, se triplicaron en agosto frente al mismo período de 2019, alcanzando la segunda peor marca para ese mes de la serie histórica.

HB