martes 22 de junio de 2021
INTERNACIONAL Escándalo
19-05-2021 15:13

Brasil: la Justicia investiga al ministro de Medio Ambiente por deforestación ilegal de la Amazonia

Ricardo Salles, muy cercano al presidente Jair Bolsonaro, está acusado de ser parte de una organización internacional que exporta maderas taladas ilegalmente de la región amazónica. La policía allanó hoy el ministerio.

19-05-2021 15:13

La justicia brasileña ordenó hoy el allanamiento de las oficinas del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, al que se investiga por la presunta venta ilegal a Estados Unidos y Europa de maderas taladas ilegalmente de la región amazónica, un verdadero escándalo para el presidente Jair Bolsonaro, que semanas atrás se comprometió en una cumbre global sobre el clima a detener la deforestación de la Amazonia.

También se determinó la separación de su cargo del presidente del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama), Eduardo Bim, y de varios funcionarios del ministerio.

El allanamiento, ordenado por el Supremo Tribunal Federal (STF), fue realizado por 160 agentes de la Policía, que incautaron documentación en las oficinas y residencias de Salles en Brasilia, San Pablo y el estado amazónico de Pará.

EE.UU. pide a Brasil más esfuerzos contra el cambio climático

El juez, Alexandre de Moraes, del STF, también ordenó levantar el secreto bancario del ministro, un hombre de confianza del presidente Bolsonaro.

Las investigaciones se iniciaron en enero a partir de informaciones aportadas por "autoridades extranjeras" sobre el "posible desvío de conducta de servidores públicos brasileños en la exportación de maderas", informó hoy la PF.

El STF ordenó 35 allanamientos e incautación de materiales en despachos del ministerio conducido por Salles y del Ibama.

Greenpeace Brasil celebró la destitución del presidente del Ibama y pidió que Salles "sea apartado de su cargo inmediatamente. Aunque apartarlo de su cargo no sea suficiente para superar los problemas causados por la política antiambiental del propio gobierno, hay claras evidencias de que el ministro atenta contra las funciones de su propia cartera", afirmó la ONG.

Brasil: grandes empresas le piden a Jair Bolsonaro mejores políticas ambientales

Salles ha sido objeto de críticas frecuentes por parte de ONG ambientalistas y organizaciones indígenas, que lo acusan de desmantelar los organismos de control de delitos ambientales, emitir decretos que facilitan la legalización de la pose de tierras invadidas, y de eliminar controles a la venta de maderas.

El cacique Raoni, del pueblo Kaiapó, inclusive dirigió un pedido al presidente Joe Biden para que no le crea a Bolsonaro y Salles su compromiso ambientalista:

En el marco de la operación judicial, el Supremo Tribunal dejó sin efecto una medida de febrero de 2020 que liberó la exportación de maderas y otros productos forestales sin necesidad de que se emita una autorización especial ambiental. "Se estima que ese despacho permitió regularizar más de 8000 cargas de maderas exportadas ilegalmente", señala un documento de la PF. 

Polémico

Salles estuvo junto al presidente Bolsonaro, semanas atrás, cuando el mandatario pronunció un discurso ante la Cumbre de Líderes sobre el Clima, convocada en forma virtual por el mandatario norteamericano, Joe Biden, en el que defendió su política ambiental y se comprometió a combatir la deforestación ilegal de la Amazonia.

En ese momento, el ministro solicitó el aporte de mil millones de dólares de la comunidad internacional para que Brasil implemente políticas contra la deforestación, un tema sobre el que ha conversado con el representante de Biden para el Clima, el ex secretario de Estado John Kerry.

Salles, de 45 años, es cuestionado por indígenas, académicos y organizaciones ambientalistas y también es visto con malos ojos por sectores del agronegocio, por considerar que su política ambiental daña la imagen internacional de Brasil, una potencia agroexportadora.

Jair Bolsonaro rechaza que la UE "patrulle" a Brasil por lo que hace en la Amazonia

En abril del año pasado, el ministro fue filmado diciendo en una reunión del gabinete con Bolsonaro que el gobierno debía aprovechar la atención mundial centrada en la pandemia para legalizar actividades agropecuarias y extractivas en áreas protegidas.

"Tenemos la posibilidad de aprovechar este momento en que la atención de la prensa está volcada casi exclusivamente en el covid (...) para ir modificando todo el reglamento y simplificando normas” en ese campo, dijo Salles, causando indignación.

"Salles montó una verdadera oficina de delitos ambientales en el Ministerio de Medio Ambiente y un día tendría que responder por ello", afirmó Marcio Astrini, secretario ejecutivo de la ONG Observatorio do Clima.

 

SF