jueves 09 de diciembre de 2021
INTERNACIONAL tension en europa del este
29-03-2014 07:55
29-03-2014 07:55

CFK y Putin también tuvieron ‘doble estándar’ por Crimea y las Malvinas

Los presidentes de Argentina y Rusia criticaron a las potencias occidentales por tener una distinta vara sobre la crisis de Ucrania y las islas argentinas. El mensaje de EE.UU.

29-03-2014 07:55

La presidenta Cristina Fernández y su par ruso Vladimir Putin coincidieron esta semana en rechazar el “doble estándar” del Reino Unido y otros países que rechazaron el plebiscito en Crimea para anexarse a Rusia, pero avalaron el referéndum en Malvinas para mantenerse bajo la órbita británica.

CFK y Putin tampoco fueron coherentes a la hora de expresarse sobre los dos casos de disputa territorial en la ONU.

La Cancillería argentina reveló el martes que el presidente ruso telefoneó a CFK y “subrayó la importancia de la posición argentina al incluir en el debate el doble estándar de varios países en relación a los principios de la Carta de las Naciones Unidas”.

Lo que cuestionan la Argentina y Rusia es que el Reino Unido y sus aliados argumentan a favor de la “integridad territorial” en Crimea, mientras que no lo hicieron frente al referéndum en Malvinas en marzo de 2013. Los kelpers tienen la misma postura contradictoria, tal como informó PERFIL la semana pasada. Moscú hizo la misma pirueta diplomática que Londres, pero a la inversa.

El 20 de junio de 2013, el Comité de Descolonización de la ONU trató la cuestión Malvinas. A la sesión concurrieron representantes kelpers que llevaron el resultado favorable del plebiscito como argumento a su favor. Pero su presencia fue sólo simbólica ya que el Comité votó una resolución acorde con el histórico reclamo argentino.

El representante ruso, Petr Ilichev, apoyó la moción. Dijo que su país apostaba “a las negociaciones bilaterales y a una solución rápida y pacífica de la controversia” y agregó que “todas las partes deben abstenerse de cualquier acción que impida las negociaciones”, a tono con el rechazo argentino al referéndum kelper.

De hecho, Rusia no había enviado observadores a las Malvinas que validaran la consulta. Un año después, Putin impulsó un plebiscito en Crimea apelando al principio de autodeterminación de los pueblos.

La acción diplomática del gobierno argentino en torno a la crisis de Ucrania también fue ambigua. El 15 de marzo, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución contra la consulta popular en Crimea.

La Argentina votó a favor y la embajadora María Cristina Perceval sostuvo que “es acertado el principio de integridad territorial”.

El jueves, la Asamblea General de la ONU votó una resolución casi idéntica a la del Consejo. Pero esta vez la representación argentina se abstuvo. La Cancillería intentó justificar el giro aduciendo que, “en estos momentos la resolución presentada camina en la dirección de limitar el diálogo”.

El cuarto en discordia es Estados Unidos, también acusado de “doble estándar” por CFK. Según supo PERFIL, la diplomacia norteamericana considera que el discurso encendido de la presidenta argentina apunta a la política doméstica y que, más allá de la retórica, la Argentina se alineó con Washington en el Consejo de Seguridad.

En esta Nota