viernes 30 de julio de 2021
INTERNACIONAL inundaciones históricas
16-07-2021 23:55

Cientos mueren en Alemania por el efecto de un fuerte temporal

También sufrieron Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Suiza. Para los alemanes es “la peor tragedia natural desde el fin de la guerra.

16-07-2021 23:55

Más de 125 personas murieron en las últimas horas en Europa, y miles están desaparecidas, la mayoría de ellas en Alemania, debido a un fortísimo temporal que provocó inundaciones y derrumbes, y la cantidad de víctimas podría aumentar ya que los servicios de rescate continuaban buscando a decenas de desaparecidos.

En el oeste de Alemania se confirmó hasta ahora la muerte de 103 personas, en lo que es la peor catástrofe natural de este país desde el fin de la guerra.

La canciller alemana, Ángela Merkel, trasladó su pésame a las víctimas y familiares y dijo estar “impactada por los informes de que hay lugares que están completamente bajo el agua. No sabemos el número todavía de víctimas y afectados, pero habrá muchos”, lamentó. 

La vecina Bélgica también pagó un alto costo, con al menos 23 fallecidos y otros veinte desaparecidos, según el último balance del gobierno, que decretó una jornada de duelo nacional el 20 de julio. “Éstas son las inundaciones más catastróficas que nuestro país haya conocido jamás”, dijo el primer ministro belga, Alexander De Croo.

Las intensas lluvias sorprendieron a los habitantes y algunos quedaron atrapados por las riadas y desbordamientos de ríos, que sembraron desolación y miedo a su paso. Además de Alemania y Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Suiza también sufrieron importantes percances materiales.

“Como la guerra”. “Hemos vivido aquí durante más de 20 años y nunca habíamos visto algo así”, relató Hans-Dieter Vrancken, un residente de 65 años de Schuld, un municipio del estado de Renania-Palatinado que quedó en gran parte destruido. Los alrededores de este pueblo, situado en el golpeado distrito de Arhweiler, mostraban una imagen de desolación. “Es como la guerra”, decía Vrancken.

Las autoridades de Ahrweiler confirmaron que 1.300 personas continuaban en paradero desconocido, si bien se espera que muchas de ellas estuvieran de vacaciones. Además de las víctimas y desaparecidos, las inundaciones provocaron graves destrozos en vías y puentes, así como problemas en la red de telefonía móvil, que dejó a la población de la zona incomunicada.

Por las calles de los municipios de Ahrweiler, parecía que hubiera pasado un tsunami: las calles y numerosas casas están sumergidas, hay edificios que se hundieron, los automóviles han sido arrastrados, los árboles, arrancados. 

“A las 23.30 había solo un poco de agua, a la una de la madrugada, todo estaba sumergido. Nuestro apartamento, nuestra oficina, las casas de los vecinos... Todo se inundó en apenas 15 minutos”, dijo  Agron Berischa, vecina de esta zona. 

Varios vecindarios del distrito seguían ayer literalmente aislados del mundo y las autoridades temían un balance de víctimas mucho mayor ante las decenas de personas desaparecidas tanto en Renania-Palatinado como en la vecina Renania del Norte-Westfalia, las dos regiones más impactadas.

“Estimamos que puede haber cuarenta, cincuenta o sesenta desparecidos. Cuando hay personas que no dan señales de vida durante mucho tiempo se teme lo peor”, declaró el ministro regional de Interior de Renania-Palatinado, Roger Lewentz, a la cadena de televisión SWR. “El número de víctimas corre el riesgo de aumentar en los días venideros”, agregó.

Cerca de Colonia, parte del municipio de Erfstadt se desplomó tras un deslizamiento de tierra este viernes, dejando un enorme cráter. Las autoridades locales indicaron que hubo “varios muertos”. El aspecto positivo de la jornada es que las lluvias en general cesaron y el caudal de los ríos empezó a disminuir.

Cerca de mil soldados fueron movilizados en Alemania para ayudar en las operaciones de rescate, evacuación y limpieza de las ciudades. También deben empezar las tareas de reparación de conductos de gas o de cable telefónico, inservibles en muchos lugares.

Según Gerd Landsberg, director general de la asociación alemana de ciudades y municipios, “es una catástrofe de una magnitud desconocida. Vistos los daños, hay miles de millones de euros en pérdidas”, dijo.

El clima, en campaña. Estas lluvias situaron la cuestión del cambio climático en el centro de la campaña electoral alemana, donde se celebrarán comicios legislativos el 26 de septiembre, tras los cuales Merkel dejará el cargo.

A menos de dos meses y medio para las elecciones, los diferentes candidatos lanzaron promesas al respecto. El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, instó este viernes a “comprometerse con decisión” en la lucha contra el cambio climático.

Cuando la atmósfera se calienta, retiene más agua y puede provocar lluvias intensas. Éstas pueden tener consecuencias especialmente devastadoras en las zonas urbanas, por sistemas de drenaje deficientes o construcciones situadas en zonas que corren el riesgo de verse inundadas.

“Estas inundaciones confirman lo que dice la ciencia sobre el calentamiento climático”, dijo también la presidente de la Comisión Europea, la alemana Úrsula von der Leyen.

Bélgica. En Bélgica, además de los 23 fallecidos y otros tantos desaparecidos, centenares de personas siguen bloqueadas en sus casas y 21 mil sin electricidad. El ejército fue desplegado en cuatro de las diez provincias del país para participar en las tareas de rescate. 

En la región de Valonia, en el sur del país, unos 41mil hogares se han quedado sin suministro eléctrico, por lo que las autoridades han anunciado la liberación de fondos de emergencia para ayudar a las poblaciones afectadas.

El gobernador de la provincia de Lieja, la más afectada, alertó que el número de muertos podría aumentar. “Solo en Lieja actualmente hay 13 personas desaparecidas”, explicó. “No sabemos nada todavía y todavía no podemos dar una cifra definitiva”, insistió.