miércoles 07 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL problema real

Críticas a la monarquía española: hubo silbidos para Felipe y para Leticia

01-06-2013 05:32

Elegantes y sonrientes, el príncipe heredero Felipe y su esposa, Letizia, fueron silbados  y abucheados a su llegada a la ópera de Barcelona, en una muestra más de una pérdida de popularidad de la monarquía que despierta en España el debate sobre la república.

La investigación al yerno del rey Juan Carlos por presunta corrupción; un viaje a Botswana para cazar elefantes mientras el país se hundía en la recesión; los interrogantes sobre el patrimonio del monarca... eventos de esa naturaleza “están dando lugar a la reactivación de un debate que hace muchos años no se daba realmente: el de la república”, afirmó Fermín Bouza, profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid.

“Ha llegado el momento de hablar en serio de una consulta popular, de un referéndum en España, para ver si los españoles queremos tener un jefe de Estado eterno y permanente, independientemente de lo que haga”, lanzó el líder de la coalición Izquierda Unida (IU), Cayo Lara.

Con gritos de “España, mañana, será republicana”, miles de personas se manifestaron en Madrid en el 82º aniversario de la proclamación, el 14 de abril de 1931, de la Segunda República española, acabada con la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura franquista (1939-1975).

La idea de la república es atacada por “la derecha más dura, que le reprocha al rey haber contemporizado excesivamente con la izquierda”, según José Antonio Zarzalejos, ex director del diario conservador ABC.

Designado por Franco para sucederlo tras su muerte, Juan Carlos jugó un papel clave en la transición a la democracia y por eso “la gente no acaba de confrontarse con la monarquía”, en opinión de Bouza. “Pero no le faltan ganas de hacerlo ya”, puntualizó el experto.

Y es que a diferencia de países como Gran Bretaña, donde “la Corona está dentro mismo de la idea de país”, en España “no hay un sentimiento monárquico” arraigado históricamente, según José Varela Ortega, presidente de la Fundación Ortega y Gasset.

“La mayoría de la ciudadanía española no es ni monárquica ni republicana, considera que son formas de gobierno y de una manera pragmática le parece que si funciona una o la otra, cualquiera de las dos está bien”, explicó el historiador, nieto del gran filósofo español.

“España ha tenido muchas monarquías”, recordó Bouza. “Pero nunca han sido demasiado próximas a la población, fueron monarquías a la fuerza”, concluyó. Sin embargo, ni  el conservador PP en el poder ni el socialista PSOE entraron en el debate, por lo que será difícil acabar con la monarquía.

En esta Nota