viernes 18 de junio de 2021
INTERNACIONAL Coronavirus
18-12-2020 21:47

Italia: clausura navideña para frenar contagios

Para evitar más contagios y muertes, el jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunció un decreto ley que cierra el país durante las Fiestas. Algunas confusiones por algunos permisos.

18-12-2020 21:47

El jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunció este viernes por la noche un decreto ley que cierra el país durante las fiestas navideñas con diez días de clausura en “zona roja” para tratar de frenar los contagios de coronavirus.

La medida contempla un punto imprescindible: un fondo de 645 millones de euros de resarcimiento para los bares y restorantes que se verán obligados a cerrar en el período que, tradicionalmente, aporta ingresos importantes.

El calendario de nuevas medidas apunta a evitar que las reuniones, los almuerzos y las cenas festivas desencadenen una llamada “tercera oleada” de la pandemia.

El premier Conte sintetizó que “la situación permanece difícil, el virus se deja doblar pero no derrotar”, una realidad por demás evidente en las cifras que afectan a toda Europa. En consecuencia, sostuvo el jefe del Gobierno, se impone esta  “decisión no fácil y sufrida”.

El jefe del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, anunció este viernes  un decreto ley que cierra el país durante las fiestas navideñas con diez días 

Negocios, centros de estética, bares y restaurantes tendrán que cerrar los días festivos y prefestivos, o sea del 24 al 27 diciembre (incluidos), del 31 del mismo mes al 3 de enero (incluidos), y el 5 y 6 del mismo mes.

En esos días las personas deberán permanecer en sus casas o cerca de las mismas, a lo cual se agrega el toque de queda desde las 22 a las 05.

Estas medidas se ablandan en parte (“zona anaranjada”) del 28 al 30 de diciembre y el 4 de enero, días laborales. En esta franja será posible desplazarse dentro del propio municipio de residencia. Bares y restaurante seguirán cerrados pero los negocios abrirán hasta las 21. El toque de queda se mantiene como el la “zona roja”.

El cronograma es complicado y la confusión aumenta con los pequeños “permisos” concedidos. Uno  de ellos permite desplazarse a quien vive en un municipio con menos de cinco mil habitantes, aunque no más de 30 kilómetros del propio domicilio y sin entrar en las capitales departamentales para evitar amontonamientos en los centros históricos.

El otro “permiso” es poder visitar amigos y parientes en sus domicilios en los días de “zona roja” festivos y prefestivos pero solo entre las 5 y las 22, sin superar las fronteras provinciales (regionales en la denominación italiana) y nunca con la movilidad de más de dos personas.  Por ejemplo, dos personas podrán almorzar el 25 de diciembre,  el arraigado “pranzo di Natale”,  en casa de algún familiar o amigo.

El cronograma es complicado y la confusión aumenta con los pequeños “permisos” concedidos

Al escuchar la conferencia de prensa, a pesar de años de experiencia profesional, la intervención de Conte  genera perplejidad.  Es de suponer que esta sensación habrá sido la misma de la mayoría de las familias.

Antes del cierre total habrá un “ventana” de libertad el 20 de diciembre en casi toda Italia salvo en la Región Abruzzo (provincia para Argentina). En cambio, desde el lunes 21 y por tres días regirá la clausura establecida hace dos semanas por un Decreto del Presidente del Consejo de Ministros, es decir, Conte. 

En tanto, desde Turín y Milán se comenzó a registrar el viernes un verdadero éxodo hacia el Sur del país. Personas entrevistadas en las grandes estaciones ferroviarias del Norte fueron explícitas: “Partimos ahora porque desde el 21 quedamos enjaulados lejos de la familia”.

Este año amar es mantener lejos de los seres queridos

Pero la confusión de muchos, las no pocas protestas y los irónicos comentarios  se enfrentan con las cifras de los partes médico-científicos. El 18 de diciembre se contabilizaron 17.992 nuevos casos de Coronavirus y 674 fallecimientos, con un índice de positividad (porcentaje de hisopados positivos de la presencia del virus en relación al total de los realizados) en aumento a nivel del 10 por ciento.

El Covid-19 se difunde con las personas y se frena con el distanciamiento y la clausura:  preservar la salud implica una Navidad en casa ya solas. O como alguien recordó recientemente, “este año amar es mantenerse lejos de los seres queridos”.