lunes 30 de enero de 2023
INTERNACIONAL dina boluarte

“El gobierno está firme”, dice la presidenta peruana tras nueva marcha de protestas

La mandataria advirtió que no renunciará como exigen los miles de manifestantes llegados de todo el país, que el jueves intentaron la “toma de Lima”, con violentos enfrentamientos con la policía. En Arequipa, la segunda ciudad, hubo un muerto y varios heridos cuando un grupo intentó tomar el aeropuerto y fue repelido por los guardias. Organizadores de las protestas, que exigen también la disolución del Congreso, la convocatoria inmediata a elecciones y una asamblea constituyente, anunciaron que permanecerán en la capital , donde en las últimas horas seguía habiendo marchas.

21-01-2023 00:08

La presidenta peruana, Dina Boluarte, advirtió hoy que no renunciará luego de una noche continua de violentas protestas en varias ciudades del país, en especial en Lima, a la que confluyeron miles de manifestantes que piden que deje su cargo. 

“El gobierno está firme”, afirmó la mandataria luego de violentos enfrentamientos en Lima. En una declaración de prensa emitida junto a un grupo de ministros en el Palacio de Gobierno, Boluarte negó que fuera a renunciar.

“Quiero desmentir las noticias falsas. El gobierno está firme y su gabinete, más unido que nunca”, enfatizó la mandataria. 

La gobernante aseguró que, a pesar del incremento de las protestas y enfrentamientos, mantiene su invitación al diálogo con las fuerzas políticas y sociales que exigen su renuncia, entre otras demandas. 

“Nuevamente llamo al diálogo, llamo a la calma”, remarcó y advirtió que las autoridades actuarán “con todo el peso de la ley” y están “individualizando a estos malos ciudadanos que están generando actos de violencia”. Boluarte elogió el “inmaculado” accionar de la Policía Nacional durante las manifestaciones de este jueves en Lima “y en algunos lugares focalizados donde las protestas violentas han ocurrido”.

Incluyó en su agradecimiento a los integrantes de la Fiscalía de la Nación, de la Defensoría del Pueblo y a la prensa, a la que manifestó su solidaridad con “aquellos hombres y mujeres de prensa que han sido agredidos” durante las protestas.

“Los actos de violencia generados a lo largo de estos días, desde diciembre hasta ahora, en enero, no quedaran impunes, el gobierno actuará dentro del marco de la Constitución y las leyes”, dijo.

Las manifestaciones en Perú, que además de las concentraciones en la capital con miles de personas llegadas de las zonas andinas incluyen bloqueos de vías en varias partes del país, continuarán, dijo el viernes uno de los organizadores.

“La lucha va a continuar en todas las regiones hasta lograr la renuncia de Boluarte y los otros puntos de la agenda, como las elecciones este mismo año y el referendo para la (asamblea) constituyente”, declaró el secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Gerónimo López. “Las personas que 

llegaron a Lima y que permanecen en la ciudad piensan movilizarse hoy (viernes) nuevamente, aunque aún no está claro cómo”.

“La jornada del jueves fue un éxito. Los trabajadores paralizaron sus actividades. En Lima la marcha era pacífica, pero la policía comenzó los ataques con gases lacrimógenos, perdigones e incluso balas”, añadió el líder sindical.

Disturbios. Los disturbios en Perú se han cobrado 45 vidas desde el 7 de diciembre. Estallaron tras la destitución y detención del presidente de izquierda Pedro Castillo, acusado de haber intentado un golpe de Estado al querer disolver el Congreso, que estaba a punto de sacarlo del poder por presunta corrupción.

Las protestas del jueves en Lima dejaron 38 heridos entre policías y civiles, según el Ministerio de Interior. Los manifestantes reclaman la renuncia de Boluarte, la sanción para los responsables de los más de cuarenta muertos por disparos de las fuerzas de seguridad, el cierre del Congreso, controlado por la derecha, elecciones para este año y una asamblea constituyente. Algunos sectores, también la liberación del expresidente Pedro Castillo.

“Estamos siendo muy claros en nuestros pedidos, es una plataforma común a nivel nacional. Lo que está habiendo en este país es una masacre”, señaló la dirigente social Olinda Verte.

En Arequipa, segunda ciudad de Perú, un manifestante murió y otros diez quedaron heridos durante una batalla campal entre las fuerzas del orden y un millar de indignados que, a punta de pedradas, intentó tomar por asalto el aeropuerto, siendo repelidos con gases lacrimógenos.

“Lamentamos el fallecimiento de una persona durante enfrentamientos en el puente Añashuayco, vía que se ubica en el norte de la ciudad”, indicó en Twitter la Defensoría, que solicitó a la Fiscalía una investigación rápida de los hechos para determinar responsabilidades. 

Miles de personas, la mayoría provenientes de regiones andinas, como Cusco y Puno, marcharon por la capital mientras estallaban violentos enfrentamientos en el centro de la ciudad.

Por la noche, Boluarte volvió a llamar a la calma, en un mensaje emitido por la televisión estatal.

“A las hermanas y hermanos que sí quieren trabajar en paz, que sí quieren llevar el ingreso a sus hogares para sostener a sus familias, les digo, y también a los que están generando estos actos de protesta, a los que se han trasladado de las provincias a la capital, no me voy a cansar de llamarlos al buen diálogo”, dijo. Pero también advirtió que “los actos de violencia” de diciembre y enero “no quedarán impunes”.

El gobierno de Boluarte amplió el domingo el estado de emergencia por treinta días en Lima, Cusco, Callao y Puno para frenar las protestas, autorizando a los militares a intervenir junto a la policía para resguardar el orden público.

El jueves las regiones Amazonas y La Libertad, ambas en el norte, y Tacna, esta última en la frontera con Chile, fueron incluidas en el estado de emergencia. Con ello casi un tercio del país, que tiene 25 regiones, está afectado por ese régimen hasta mediados de febrero.

Aeropuertos cerrados. Boluarte era la vicepresidenta de Castillo, a quien reemplazó según establece la Constitución, y proviene de la misma fórmula que ganó las elecciones de 2021, pero es vista como “traidora” por los manifestantes.

“Este gobierno no nos representa, es ilegítimo para el pueblo aimara, por lo tanto hemos venido aquí para hacer sentir nuestra voz de protesta”, dijo Ricardo Mamani, de 47 años.

“Hemos viajado por 42 horas desde la región de Puno, estamos exigiendo de una buena vez que esta señora (Boluarte) dé un paso al costado para que el pueblo esté en paz”, añadió.

Mamani, quien vestía de negro en señal de luto por las víctimas de la región de Puno, instó a organizaciones de derechos humanos internacionales a intervenir. “No sentimos la presencia del derecho internacional. No hay quien nos defienda”, clamó, indignado.

En Lima, brigadas de bomberos continuaban trabajando en apagar el incendio de un antiguo edificio semideshabitado cerca de la histórica plaza San Martín, donde se agrupaban centenares de manifestantes.

Los aeropuertos de las regiones de Cusco y Arequipa (sur) permanecían cerrados y el servicio de trenes a la ciudadela inca Machu Picchu, joya del turismo de Perú, seguía sin servicio en el contexto de las protestas que, además de los 45 muertos, dejan ya más de 600 heridos.

Decenas de turistas extranjeros y nacionales esperaban el viernes con sus maletas en el frontis del aeropuerto de Cusco su reapertura para viajar, según imágenes de televisión.

La crisis también refleja la inmensa brecha que existe entre la capital y las provincias pobres que respaldan a Castillo, de origen indígena, y que veían en su elección una forma de revancha contra el desprecio de Lima.

 

Denuncian ataques a periodistas durante las marchas

Agencias

El Colegio de Periodistas de Perú ha expresado su rechazo frente a las agresiones sufridas por un equipo de prensa durante las protestas en la capital peruana, Lima, donde se han registrado disturbios.

“El Colegio de Periodistas de Perú expresa su más absoluto rechazo y condena contra los vándalos que, durante las manifestaciones de este jueves en las calles de Lima, agredieron cobardemente al equipo periodístico del Canal 4 de televisión”, ha indicado la organización en un comunicado.

En este sentido, han expresado su solidaridad con los periodistas Willy Nieva y Lourdes Páucar, así como con otros tres miembros de dicha cadena, subrayando que su “única misión, como la de todos los reporteros que hacen labor de calle”, es la de informar al país sobre lo que ocurre en la jornada de protesta.

“Los ataques contra la prensa independiente en nuestro país, de parte de desadaptados y violentistas, serán denunciados ante los organismos internacionales que cautelan las libertades de prensa y expresión”, ha recalcado el Colegio de Periodistas peruano.

El comunicado tiene lugar después de que miles de personas han salido a las calles de Lima para pedir la renuncia de la presidenta, Dina Boluarte. Hasta la capital se han trasladado decenas de caravanas de manifestantes procedentes de regiones de todo el país.

En esta Nota