Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 15 de noviembre de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / Medio ambiente
martes 24 septiembre, 2019

Bolsonaro: "Es una falacia decir que la Amazonia es patrimonio de la humanidad"

El presidente de Brasil abrió los discursos presidenciales en la ONU y apuntó contra los que lo critican por los incendios en el Amazonas.

Jair Bolsonaro dando su discurso en la ONU. Foto: AP
martes 24 septiembre, 2019

Los descuidos en el medio ambiente es uno de los principales temas que se están debatiendo en la Asamblea General de la ONU. En ese marco, la joven activista Greta Thunberg fue una de las voces más escuchadas y disparó críticas para Argentina y también para Brasil, envuelto en duros cuestionamientos por los incendios en el Amazonas.

A su turno, el presidente brasileño Jair Bolsonaro también brindó este martes su discurso en Nueva York y le respondió a sus críticos con polémicas declaraciones"Es una falacia decir que la Amazonia es un patrimonio de la humanidad y es un error, como atestiguan los científicos, decir que nuestros bosques son el pulmón del mundo", aseguró.

"La Amazonia no está siendo devastada ni consumida por el fuego como dice mentirosamente la prensa", remarcó en su discurso, el primero entre los presidentes, ya que Brasil, como todos los años, tiene el privilegio de abrir la Asamblea General de Naciones Unidas.

En esa línea, deploró también que "otro país" basado en "las mentiras de la prensa internacional (...) se portó de forma irrespetuosa y colonialista, atacando nuestra soberanía", consigó la agencia AFP.

El cuidado de la Amazonia es una responsabilidad global

Durante su discurso, una veintena de manifestantes vistiendo camisetas verdes y con un muñeco gigante de Bolsonaro y un cartel con la leyenda "Bolsonaro, una amenaza para la Tierra" protestó frente a la ONU.

"¡La Tierra está ardiendo, la Amazonia está ardiendo, Bolsonaro es un mentiroso!", gritaban los manifestantes.

El presidente brasileño, un escéptico sobre el cambio climático que defiende la explotación comercial en áreas de preservación ambiental e indígena, intenta convencer al mundo de que tiene bajo control la situación en la Amazonia, consignó la agencia AFP.

Pero la deforestación se duplicó en la primera mitad del año, y los incendios -provocados en su mayoría por ganaderos y madereros- casi se triplicaron en agosto en relación al año anterior, provocando una crisis internacional.

El presidente francés, Emmanuel Macron, incluso propuso conceder a la Amazonia un "estatuto internacional", una idea que indignó a Bolsonaro, que le acusó de querer restringir la soberanía de Brasil. Esa fue "una propuesta absurda", dijo Bolsonaro este martes en la ONU.

Según cifras oficiales, la deforestación de la Amazonia brasileña prácticamente se duplicó entre enero y agosto, y representa este año el equivalente a 640 mil canchas de fútbol.

Brasil impulsará minería en tierras indígenas pese a protestas

Bolsonaro contra el socialismo

El presidente de Brasil también apuntó en su discurso contra el socialismo de Cuba y Venezuela, que aseguró solo trae corrupción y pobreza y "debe ser combatido".

"Presento a los señores un nuevo Brasil, que resurge después de estar al borde de socialismo": así comenzó el excapitán del ejército.

Tildó al Foro de Sao Paulo, la agrupación de partidos de izquierda latinoamericanos fundado por el izquierdista Partido de los Trabajadores en 1990, de "organización criminal". Y dijo que fue creado para "difundir e implementar el socialismo en América Latina, que aún continúa vivo y debe ser combatido".

Bolsonaro atacó especialmente el programa "Más Médicos", que trajo a Brasil unos 10 mil médicos cubanos durante el gobierno izquierdista del Partido de los Trabajadores.

Lo calificó de "verdadero trabajo esclavo" porque aseguró que el 75% de los salarios de los médicos era retenido por el gobierno cubano, y lamentó que haya sido "respaldado por entidades de derechos humanos de Brasil y de la ONU".

Tras ser investido por Temer, Bolsonaro prometió "terminar con el socialismo"

De acuerdo con números oficiales, unos ocho mil cubanos participaron en el programa Más Médicos en Brasil, lanzado en 2013 por la entonces presidenta de izquierda Dilma Rousseff (2011-2016) para trabajar en regiones pobres y en zonas rurales, a través de un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con el fin del programa en 2018, se congratuló Bolsonaro en la ONU, Brasil "dejó de contribuir con la dictadura cubana" con 300 millones de dólares al año.

Bolsonaro dijo en agosto que el programa Más Médicos tenía por objetivo "formar núcleos de guerrilla en Brasil".

En Brasil "vencimos aquella guerra" contra "agentes cubanos" que comenzó en los años '60, pero hoy unos 60 mil agentes cubanos "controlan e interfieren en en todas las áreas de la sociedad" venezolana, "principalmente en inteligencia y defensa", afirmó.

"¡El socialismo está funcionando en Venezuela! ¡Todos son pobres y no tienen libertad!", ironizó.

El mandatario dijo que Brasil trabaja con Estados Unidos y otros países "para que se restablezca la democracia en Venezuela" y para que el socialismo "nefasto" no se apodere de otros países de Sudamérica.

ED CP


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4814

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.