sábado 28 de mayo de 2022
INTERNACIONAL GUERRA EN EUROPA
28-03-2022 21:13

El "Novaya Gazeta", último diario independiente de Rusia, cerró tras la presión del Kremlin

"Tenemos que protegernos los unos a los otros", aseguró Dmitri Muratov, redactor jefe de la publicación tras recibir una segunda advertencia del ente regulador de comunicaciones ruso.

28-03-2022 21:13

Novaya Gazeta, diario independiente de Rusia, anunció este lunes 28 de marzo que suspendió su publicación hasta que termine la invasión en Ucrania. El medio dijo no haber encontrado "otra solución" frente a la "censura militar" y la presión del Kremlin sobre las voces críticas.

Referente del periodismo de investigación, Novaya Gazeta publica desde hace casi 30 años investigaciones sobre la corrupción y las violaciones de derechos humanos en Rusia. En 2021, esa labor, que le costó la vida a varios de sus periodistas, recibió el premio Nobel de la Paz otorgado a su redactor jefe, Dmitri Muratov.

Si bien la publicación resistió en los últimos años las presiones del poder, desde que comenzó la ofensiva rusa en Ucrania, el 24 de febrero, las autoridades intensificaron un cerco en torno a los últimos medios independientes que quedan en el país.

Novaya Gazeta anunció que suspenderá sus publicaciones en su portal web, en las redes sociales y en papel, tras haber recibido una segunda advertencia del regulador ruso de las telecomunicaciones, Roskomnadzor, por haber violado una ley sobre "agentes del extranjero".

"No hay otra solución. Para nosotros y, lo sé, para ustedes, es una decisión terrible y dolorosa. Pero tenemos que protegernos los unos a los otros", escribió Muratov en una carta a los lectores del diario.

Según él, su redacción estuvo trabajando durante 34 días "en condiciones de censura militar", desde que Moscú inició su ofensiva.

Novaya Gazeta
El redactor jefe de Novaya Gazeta, Dmitri Muratov.

Muratov señaló que sus periodistas cubrieron las zonas de combate en Ucrania y evaluaron el alcance "de las pérdidas y las destrucciones". "Hemos intentado entender cómo nuestro pueblo ha dejado que se hagan dos guerras al mismo tiempo: una, de conquista, en Ucrania, y otra, casi civil, en casa, en Rusia", manifestó. 

El 22 de marzo, Muratov anunció que vendía su medalla del Premio Nobel en beneficio de los refugiados ucranianos. 

Nadezhda Prusenkova, jefa de prensa del medio, explicó: "Hemos recibido dos advertencias del Roskomnadzor. Mejor cerramos, ya que si recibimos una tercera advertencia nos pueden retirar la licencia y eso significaría nuestra desaparición", dijo a la agencia de noticias EFE.

Censura en Rusia: mientras avanza sobre Ucrania, el Kremlin restringe a Google, Facebook y Twitter ​

Las razones por las que Novaya Gazeta recibió advertencias del gobierno

Fundada en 1993, Novaya Gazeta goza de una gran reputación por investigar la corrupción y las violaciones a los derechos humanos en Chechenia. Este compromiso le costó la vida a seis de sus empleados, entre ellos la famosa periodista Anna Politkóvskaya, asesinada en 2006.

Con una tirada diaria de unos 100.000 ejemplares en papel en febrero de 2022, el medio llegaba en su página web a las 40 millones de visitas el mismo mes. 

Desde el inicio de la operación militar, las páginas web de varios medios rusos o extranjeros han sido bloqueadas. Novaya Gazeta era uno de los últimos diarios independientes que seguía en actividad en Rusia.

Novaya Gazeta
La redacción de Novaya Gazeta.

En concreto, se reprocha a Novaya Gazeta no haber precisado que una ONG mencionada en uno de sus artículos estaba calificada como "agente del extranjero" por las autoridades rusas, como exige la ley.

La medida usada por las autoridades contra organizaciones o individuos críticos del Kremlin es la ley sobre "agentes del extranjero". Los que son calificados de "agentes del extranjero" deben presentarse como tal en cualquier publicación, también en las redes sociales. Los medios que los mencionan también lo tienen que precisar.

El diario recibió una primera advertencia el 22 de marzo y una segunda el lunes. 

El incumplimiento de esta ley puede acarrear fuertes consecuencias: en diciembre, la ONG más respetada de Rusia, Memorial,  había sido calificada de "agente del extranjero" y fue prohibida por no haber precisado ese estatus en algunas publicaciones.

ag / ds