martes 31 de enero de 2023
INTERNACIONAL En Espaa, los fanticos claman por sangre

Polémica por la prohibición de corridas de toros

La iniciativa es de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Los empresarios la rechazan porque pondría “fin a la fiesta”. "Deben morir en la plaza, como los hombres", reclama el público.

21-12-2006 16:43
La ministra de Medio Ambiente española, Cristina Narbona, se mostró a favor de prohibir que en las corridas el toro muera en la plaza, como se ha realizado ya en Portugal.

La funcionaria indicó que "como opinión personal" considera "debería superarse y reducirse la crueldad en la fiesta de los toros", porque "cuanto menos crueldad tenga un país con los animales, más avanzado será en términos éticos".

De inmediato empresarios taurinos y ganaderos salieron a preguntarle al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero si respalda la iniciativa de la ministra.

Eduardo Miura, el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, que agrupa a más de 320 ganaderos de España, se preguntó "si ésta es la postura particular de la ministra o si lo es también del PSOE y de este Gobierno" y se planteó que el Ejecutivo "ha pensado en lo que conllevaría esa medida".

El periodista Miguel Angel Belloso desde su blog del portal Expansión reflejó lo que piensan muchos de los seguidores de las corridas. “Leo con pavor en Portugal que la ministra Narbona quiere evitar a los toros el trance fatal de una muerte violenta. Estoy en desacuerdo: los toros de lidia deben morir en la plaza, como los hombres”.

Desde Lisboa, modelo al cual la ministra aludió porque no se mata el animal, Belloso afirmó: “Aquí, en Portugal, éste es un espectáculo al que le falta el final, uno tiene la impresión de haber visto algo que no ha finalizado, tiene la sensación de haberse perdido algo, sin duda lo más importante”.

En tanto, la Unión de Criadores coincidió con la Asociación de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet) al señalar que, de prosperar la iniciativa de Narbona, supondría "el fin de la Fiesta", según informó el diario El Mundo.

La ministra de Cultura aseguró no tener conocimiento sobre la iniciativa de Narbona pero recordó "el daño que se causa al animal" y "el riesgo que corren los toreros, muchos de los cuales mueren en las plazas". El debate en España recién comienza.

En esta Nota