miércoles 22 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL ivan cepeda
28-07-2018 00:52
28-07-2018 00:52

“Por primera vez, Alvaro Uribe rendirá cuentas ante la Justicia de Colombia”

El senador del Polo Democrático denunció vínculos entre paramilitares y el ex jefe de Estado, llamado a indagatoria por la Corte Suprema por soborno y fraude procesal.

28-07-2018 00:52

El relato de Iván Cepeda es durísimo. El senador del Polo Democrático y defensor de derechos humanos acusa al ex presidente Alvaro Uribe de un sinnúmero de delitos: atentados a presos que declararon en su contra, intento de silenciarlos y modificar sus testimonios a cambio de dádivas, y vínculos con los paramilitares. La Corte Suprema de Justicia de Colombia, que había iniciado una investigación contra Cepeda por una denuncia de Uribe, exoneró al primero y convocó a indagatoria al líder del Centro Democrático por presuntos delitos de soborno y fraude procesal, en un sorprendente giro que provocó un terremoto político en Colombia.
“Se ha dado un paso que parecía impensable. Existía una especie de mito de que bajo ninguna circunstancia Uribe sería llamado por la Justicia a declarar”, afirmó Cepeda en diálogo con PERFIL. La última réplica de aquel sismo fue el anuncio de Uribe de renunciar a su banca en el Senado para defenderse de la imputación, algo que todavía no concretó formalmente.
—¿Cómo se inició la investigación contra el ex presidente Uribe?
—En 2010 fui elegido vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara de Representantes, donde descubrí un archivo gigantesco con solicitudes de medidas humanitarias para cambiar las condiciones infrahumanas de detención. Un año después, durante una visita a una prisión, fui contactado por dos paramilitares que estaban detenidos. Juan Guillermo Monsalve y Pablo Hernán Sierra me pidieron transmitir a la fiscalía sus declaraciones, en las que acusaban a Alvaro Uribe y a su hermano Santiago de crear un grupo paramilitar en su hacienda de Guacharacas, en el departamento de Antioquia. Entregué un video a la fiscal general de la Nación con esos testimonios y comenzó una investigación contra los Uribe.

Ataques. Cepeda asegura que “Monsalve fue víctima de un atentado con arma blanca” y de un intento de “envenenamiento”. Tras esos episodios, convocó a una sesión de control político en el Congreso en la que denunció la situación.
—¿Y qué pasó?
—En 2012, Uribe me denunció ante la Sala Penal de la Corte porque dijo que yo había urdido falsos testimonios en su contra. La Corte decretó un procedimiento reservado, que implica que los acusados y los que acusan no conocen los procedimientos que se utilizan. Se aprobaron interceptaciones legales a celulares de implicados en la investigación. En esas grabaciones se conoció la verdad. Yo no era el fabricante de los testimonios sino que, por el contrario, Uribe tenía intermediarios que visitaban las cárceles y buscaban testimonios en mi contra. En febrero, la Corte me exoneró e inició una investigación contra Uribe. En vez de defenderse por las vías judiciales, siguió presionando a los testigos, creyendo que la Corte había detenido las escuchas. No se percató de que la presión al testigo Monsalve había quedado registrada ni de que el propio Monsalve había grabado a los abogados de Uribe mientras ofrecían dádivas para cambiar su testimonio. El martes pasado la Corte, por primera vez en la historia de la república, llamó a un ex presidente a rendir cuentas ante la Justicia. Hoy, Uribe está a las puertas de declarar ante la Corte.
—¿De qué acusaban concretamente los testigos a Uribe?
—Lo que afirma Monsalve es que la guerrilla atacó la hacienda de Uribe y que, luego, él y otros hacendados decidieron conformar un grupo paramilitar que realizó masacres en el departamento de Antioquia. Posteriormente, Uribe se convirtió en gobernador e impulsó las cooperativas Convivir, unas empresas de seguridad en las que particulares adquirieron el derecho a armarse. Esa decisión estimuló la conformación del ejército paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia.
—¿Por qué Uribe ahora avisa que renuncia al Senado?
—El tiene fueros por ser senador, por lo que solo puede investigarlo la Corte. Lo que busca es que lo investigue la fiscalía, que es más vulnerable a las presiones políticas. Si renuncia, algunos juristas dicen que de todas maneras tiene que comparecer ante la Corte, mientras que otros dicen que con la renuncia pierde sus fueros y debe hacerlo ante la Justicia ordinaria.
—¿Qué impacto político tendrá su renuncia: perjudicará o beneficiará al futuro presidente, Iván Duque?
—Uribe iba a ser el jefe de la bancada del Senado del oficialismo. Sin su presencia, esa bancada pierde fuerza y se debilita el sector más recalcitrante de la extrema derecha, que lo ve como su líder y caudillo. Puede significar que sectores más radicalizados cedan ante otros más moderados dentro del gobierno.

En esta Nota