Despejado
Temperatura:
14º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 22 de septiembre de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / NUEVA ERA EN JAPÓN
martes 30 abril, 2019

Quiénes son Naruhito y Masako, los nuevos emperadores de Japón

El nuevo monarca dijo que su mayor deseo es “compartir las alegrías y penas” de los japoneses. Pero también deberá proteger a su esposa, la nueva emperatriz, Masako. Fotos y videos.

Galería de imágenes

por Darío Silva D'Andrea


Fotogalería
Los nuevos emperadores, Naruhito y Masako, el día de su boda, el 9 de junio de 1993. Foto: AFP

Naruhito, convertido este 1 de mayo en el 126º emperador de Japón, tendrá la difícil misión de mantener el equilibrio entre las tradiciones de una institución de dos milenios de antigüedad y su voluntad de acerca a la familia imperial a la realidad del mundo actual. A mismo tiempo, tendrá que proteger a su esposa, víctima de la rígida vida cortesana.

Naruhito, de 59 años, ya expresó su preocupación, al igual que su padre Akihito, sobre cómo asumir el papel de Japón en el pasado. En 2015, consideró "importante, ya que el recuerdo va a borrarse", que los japoneses "miren con humildad" las décadas pasadas, sin ocultar los abusos cometidos por el ejército imperial durante la primera mitad del siglo XX.

También deseó que "las generaciones que vivieron la guerra transmitan correctamente a las que no la sufrieron la trágica experiencia vivida por Japón y el camino que tomó en la historia". En febrero expresó asimismo su voluntad de estar "cerca del pueblo y compartir sus alegrías y sus penas", como los actuales emperador y emperatriz, quienes visitan zonas afectadas por desastres naturales y se reúnen con personas discapacitadas o marginadas.

vida del emperador naruhito de japon

vida del emperador naruhito de japon

Naruhito no esconde sus críticas al asfixiante modo de vida al que está sometido la familia imperial japonesa, especialmente en lo relativo al sufrimiento de la princesa Masako, a la que le cuesta adaptarse a ese entorno. "En numerosas ocasiones señaló que la casa imperial siempre había tenido que cambiar con las transformaciones de la sociedad. No esperemos, por tanto, que sea una réplica exacta de su padre, aunque haya una cierta continuidad", dijo Kenneth Ruoff, director del centro de estudios japoneses de la Universidad de Portland, en Estados Unidos. "Por ejemplo, hará las cosas con una perspectiva algo más internacional", consideró.

Histórica abdicación del emperador Akihito de Japón

Nacido el 23 de febrero de 1960, el príncipe Hiro (su ‘nombre de infancia’) fue el primer príncipe que creció bajo el mismo techo que sus padres, en lugar de ser educado por institutrices y tutores. Su madre, primera princesa plebeya, insistió pese a la oposición de la corte imperial en criar ella misma a sus tres hijos.

vida del emperador naruhito de japon

En la década de 1980 Naruhito cursó estudios post-universitarios en Oxford (Reino Unido) para investigar viaductos medievales, etapa descrita por él mismo como "una de las mejores de su vida" y durante la cual era asiduo de los debates académicos y frecuentaba los pubs locales. Después estudió Historia y Humanidades en la Universidad tokiota de Gakushuin, una elección "difícil" y "poco habitual" en la Familia Imperial, donde sólo Naruhito y su tío, el príncipe Mikasa, eligieron esta rama de estudios, según el historiador y periodista Eiichi Miyashiro.

Como su padre, decidió casarse con una plebeya

En 1993, en medio de una impresionante alegría popular, Naruhito se casó con Masako Owada, nacida en 1963 en una familia de diplomáticos y formada en las universidades de Harvard y Oxford. Esta políglota acostumbrada a recorrer el mundo renunció entonces a una prometedora carrera diplomática para entrar en la familia imperial en una ceremonia sintoísta en la que vistió un conjunto de nueve kimonos, símbolo del peso de sus reposabilidades.

Pero a Masako le costó soportar una existencia sometida a las estrictas reglas de la Agencia de la Casa Imperial y su salud se resintió. Entre otras cosas, sufrió una enorme presión para tener un hijo, ya que la sucesión imperial en Japón es patrilineal. El estrés aumentó cuando, en 2001, dio a luz a una niña, la princesa Aiko, única descendencia de la pareja. La imposibilidad de tener hijos varones -único género que puede heredar el trono- sumió a Masako en una profunda depresión, de la todavía no pudo salir.

En 2004, Naruhito, quien había prometido "protegerla a cualquier precio", acusó directamente a los funcionarios de la “Kunaicho” (Casa Imperial) de asfixiar la personalidad de su esposa, causando conmoción en la Corte. "En los últimos 10 años, la princesa Masako se esforzó por adaptarse a la vida de la familia imperial. Yo fui testigo, esta empresa la dejó totalmente agotada", declaró, y ante periodistas japoneses y extranjeros añadió: "También hay que decir que su antigua carrera y la personalidad que dimanaba de ella fueron en cierto sentido negadas".

vida del emperador naruhito de japon

vida del emperador naruhito de japon

El mismo año, la casa imperial reveló que Masako seguía un tratamiento casi desde que contrajo matrimonio para una enfermedad calificada como "problema de adaptación". Tras recibir críticas de parte de los funcionarios, del gobierno y de su propio hermano, Naruhito dio marcha atrás y pidió disculpas por sus declaraciones, pero nunca dejó de expresar compasión por su esposa y pidió "nuevas obligaciones imperiales" adaptadas a la evolución de la sociedad.

Convertidos en los nuevos emperadores, Naruhito y Masako sin embargo "no podrán realizar tantas actividades como la pareja imperial actual" debido al estado de salud de Masako, consideró Hideya Kawanishi, profesor de historia de la Universidad de Nagoya. "Cumplirá con sus obligaciones de forma progresiva", advirtió Naruhito el año pasado, antes de una visita a Francia en la que Masako no le acompañó. En una declaración publicada por su cumpleaños en diciembre, Masako dijo que se recuperaba progresivamente y consideró que podrá "cumplir con más obligaciones que antes".

Un papel meramente simbólico

Los expertos en la Familia Imperial destacan el hecho de que tanto Naruhito como Masako hayan vivido y estudiado en el extranjero como uno de los principales factores diferenciales frente a sus predecesores, y que podrían determinar su forma de desempeñar el cargo. Esto les otorga "una gran base" para "adaptarse a una sociedad nipona cambiante donde cada vez hay más inmigrantes y más diversidad cultural", y para ser capaces de "unir al pueblo aunque existan valores diferentes", según explicó el periodista Kazuo Okubo.

Naruhito hereda de su padre una función simbólica con funciones políticas casi nulas. De acuerdo con la Constitución, promulgada el 3 de noviembre de 1946, el emperador es sólo "el símbolo del Estado y de la unidad del pueblo". Representa al Estado, pero no tiene "otras facultades de gobierno", según la Carta Magna. "El emperador japonés es un símbolo, pero creo que este emperador ha transformado el símbolo en un ser humano", sostiene Makoto Inoue, periodista del diario Nikkei. "Akihito no quiso ser tratado como un dios o un robot, sino estar más cerca del pueblo".

El emperador no tiene corona

vida del emperador naruhito de japon

La entrega de los símbolos imperiales (espada, espejo y joya) al nuevo emperador fue el primero de los rituales que lo consagrarán definitivamente como emperador de la Era Reiwa. El emperador de Japón no es coronado, ya que no existe una corona como tal. La entronización formal -denominada “Sokuirei-Seiden-no-gi”- consiste en el ascenso al Trono Imperial (el “Takamikura”) que estará ubicado en la Sala de Pino (Matsu-no-Ma) del palacio imperial.

Vistiendo pesados trajes ceremoniales, Naruhito anunciará su ascenso al trono ante Japón y el mundo, en una ceremonia que se realizará el próximo 22 de octubre en medio de los mismos rituales efectuados desde hace más de 1.000 años. El gobierno invitará a la ceremonia a jefes de Estado, de gobierno y diplomáticos de 195 naciones, que también asistirán a un banquete con vestimentas occidentales que ofrecerá el flamante monarca en el palacio.

Akihito de Japón, el emperador que curó las heridas de la II Guerra Mundial


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4760

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.