martes 18 de mayo de 2021
INTERNACIONAL fuerte rebrote de covid-19
27-06-2020 01:04

Texas y Florida debieron dar marcha atrás con la apertura

27-06-2020 01:04

Texas y Florida, dos de los estados que más rápido habían avanzado hacia la “nueva normalidad” dejando atrás las restricciones debieron volver atrás parcialmente ante un aumento récord de casos de coronavirus, lo que ha llevado al gobierno de Donald Trump a volver a convocar al grupo de trabajo sobre la pandemia que llevaba casi dos meses sin reunirse.

Texas cerró de nuevo los bares y Florida les prohibió vender alcohol. Los dos populosos estados del sur, donde viven unos 50 millones de personas, se salvaron en un principio de lo peor del brote inicial Covid-19, pero ahora son golpeados con fuerza.

Estados Unidos, el país más afectado del mundo con cerca de 125.000 muertes, nunca salió por completo de la primera ola. Y tras un descenso, los nuevos casos vuelven al flujo de contagio que alcanzaron en abril.

“En este momento está claro que el aumento de casos se debe en gran medida a ciertos tipos de actividades, incluidos los tejanos que se congregan en bares”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, un aliado republicano del presidente Donald Trump.

En respuesta al avance del virus, se requerirá que las barras cierren, pero se mantiene el servicio retiro en el local y entregas a domicilio. Otras medidas incluyen que los restaurantes pueden permanecer abiertos con un 50% de su capacidad, mientras que las reuniones al aire libre de 100 personas o más requieren la aprobación del gobierno local.

Texas fue uno de los estados más agresivos en la reapertura a principios de junio, tras meses de confinamiento. El estado registró un récord de 5.596 nuevos casos de Covid-19 el jueves, multiplicando los 1.254 casos diarios que registró hace diez días.

Lina Hidalgo, directora ejecutiva del Condado de Harris -el más poblado de Texas-, emitió un aviso de permanencia en el hogar y elevó el nivel de amenaza a “severo” o Nivel 1. “Esta pandemia es cómo un huracán invisible”, dijo Hidalgo, una demócrata que no tiene la autoridad para hacer obligatorios sus avisos.

Mientras tanto, Florida reportó ayer un récord de 8.942 nuevos casos diarios de Covid-19 y 39 muertes. “Con vigencia inmediata, el Departamento de Regulación Comercial y Profesional suspende el consumo local de alcohol en bares de todo el estado”, tuiteó el gobierno del estado.

Jóvenes. Estados Unidos vive una escalada de nuevos casos, con más de 30.000 contagios nuevos diarios y replicando el escenario de abril.

La tasa de mortalidad no creció tanto, lo que se explicaría porque las personas más enfermas mueren en tres a cuatro semanas, pero los expertos también creen que es porque cada vez se contagian más jóvenes.

“Vemos más virus en individuos más jóvenes, que no requieren tanto hospitalizaciones ni son tantos los que mueren, dijo Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En esta Nota