1st de March de 2021
INTERNACIONAL Can Dündar
23-12-2020 14:12

Turquía cada vez más autocrática: condenan a un periodista a 27 años de prisión

El gobierno de Recep Erdogan se vuelve cada vez más intolerante. El periodista, que está exiliado en Alemania, había revelado el apoyo de Ankara a los yihadistas sirios.

23-12-2020 14:12

Un tribunal turco condenó hoy a 27 años de cárcel al periodista opositor en el exilio Can Dündar, gran detractor del presidente Recep Tayyip Erdogan, por haber hecho público un sistema de entrega de armas que el gobierno de Ankara había montado para hacer llegar armas a grupos islamistas que combaten en Siria.

Dundar, que vive exiliado en Alemania, fue declarado culpable de ayudar a un grupo terrorista y de espionaje por haber publicado en 2015 una investigación, sustentada con imágenes, sobre las entregas de armas a los yihadistas por parte de los servicios secretos turcos. Su artículo fue difundido en el diario de oposición Cumhuriyet, del que era jefe de redacción.

En mayo de 2016, Can Dündar fue condenado en primera instancia a cinco años y 10 meses de cárcel por divulgar secretos de Estado en este asunto, que encolerizó a Erdogan, cuyo país apoya a los grupos de oposición sirios frente al régimen del presidente Bashar al Asad.

Turquía: Recep Erdogan convierte la Santa Sofía en una mezquita

Pero este veredicto fue anulado en 2018 por un tribunal que ordenó un nuevo juicio contra el periodista, que incluyera también la acusación de espionaje, que puede merecer una pena más severa, como fue el caso.

En su veredicto de hoy, el tribunal explicó que la condena se divide en 18 años y seis meses por “divulgación de informaciones confidenciales y espionaje” y ocho años y nueve meses por “ayuda a una organización terrorista”, concretamente la red del predicador Fethulá Gülen.

Gülen, que está exiliado en Estados Unidos, fue acusado por Ankara de haber organizado el golpe de Estado fallido contra Erdogan en julio de 2016.

Dundar se refugió en Alemania en 2016 tras su primera condena. En una visita a Berlín en 2018, Erdogan pidió que fuera extraditado y lo acusó de ser un “agente” que divulgó “secretos de Estado”.

Erdogan: "Ningún poder está por encima de la voluntad popular"

Cumhuriyet, el diario más antiguo de Turquía, no pertenece a ningún grupo empresarial sino a una fundación independiente, lo que le ha convertido en un blanco fácil de las autoridades.

En noviembre de 2019, un tribunal turco confirmó las condenas de penas de cárcel que iban hasta 8 años de prisión, pronunciadas un año antes contra 12 ex colaboradores y dirigentes del diario por "ayudar a grupos terroristas", por el grupo de Gülen y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Turquía es a menudo criticada por ONGs por sus ataques a la libertad de prensa. En la clasificación de Reporteros Sin Fronteras (RSF), el país ocupa el lugar 154, sobre un total de 180.

La condena a Dundar y la persecución a periodistas independientes es una muestra más de la deriva autoritaria del gobierno de Erdogan, que se ha involucrado activamente en la guerra siria, ocupando inclusive partes del territorio, apoya una de las facciones en Libia y envió yihadistas a Nagorno Karabaj en apoyo a la ofensiva de Azerbaiyán sobre el enclave armenio.

Turquía inició la invasión a Siria contra las fuerzas kurdas

El presidente turco también ha utilizado las acusaciones de terrorismo ante la justicia para perseguir a los principales dirigentes de la oposición.

Ayer, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ordenó a las autoridades turcas a liberar inmediatamente al líder opositor y ex candidato presidencial Selahattin Demitras, preso desde 2016, acusado también de terrorismo.

Demitras era el copresidente del pro kurdo Partido Democrático Popular, el principal partido opositor, y el gobierno de Erdogan lo acusa de haber convocado las protestas que estallaron en 2016 contra la inacción del gobierno turco ante los ataques de Estado Islámico en regiones del país de mayoría kurda. Preso hace cuatro años, se arriesga a una condena de hasta 127 años de cárcel.

Además, la Unión Europea prepara sanciones contra ciudadanos turcos por la decisión de la petrolera estatal de Ankara de iniciar prospecciones en aguas de la zona marítima exclusiva de Chipre, como parte de su expansión en el Mediterráneo oriental.

 

SF