sábado 31 de julio de 2021
INTERNACIONAL Guerra en el Cáucaso
10-11-2020 16:47

Turquía supervisará junto a Rusia el cese del fuego en Nagorno Karabaj

Ankara, que apoyó activamente al ejército azerí, anunció que sus tropas controlarán junto a las de Moscú el cumplimiento del acuerdo que puso fin a los combates.

10-11-2020 16:47

Confirmando el protagonismo que tuvo en la ofensiva azerí sobre el enclave de Nagorno Karabaj, que concluyó con un cese del fuego mediado por Rusia que le permitió a Baku arrebatar del control armenio una gran extensión del territorio, Turquía anunció hoy que sus tropas supervisarán la tregua entre ambas partes junto a las desplegadas por Moscú.

“Turquía llevará a cabo también actividades de observación y control junto con Rusia, mediante un centro conjunto que será establecido en un lugar escogido por Azerbaiyán”, afirmó la presidencia turca al informar sobre una conversación telefónica entre los presidentes Recep Erdogan y Vladimir Putin.

Nagorno Karabaj, el primer crujido de la Unión Soviética

Durante el conflicto, que comenzó el 27 de septiembre con un ataque de las tropas de Azerbaiyán y que ha provocado al menos 1.300 muertos, según balances muy precarios, Turquía fue acusada por Armenia, Estados Unidos, Rusia, Francia, Irán y Grecia, entre otros países, de haber apoyado al ejército azerí con asesores militares, armas y hasta con el traslado de yihadistas sirios pro-turcos a la zona de los combates.

Al saludar hoy el acuerdo, Irán exigió “el retiro de todos los combatientes extranjeros” de Nagorno Karabaj, región cercana a su frontera. Teherán se enfrenta en Siria a los grupos islamistas que apoya Turquía.

Hoy Rusia empezó a desplegar 2.000 soldados de mantenimiento de la paz, tras el acuerdo firmado bajo su patrocinio entre Armenia y Azerbaiyán para poner fin a seis semanas de encarnizados combates por el control de Nagorno Karabaj. En total, en su fuerza de mantenimiento de la paz, Rusia moviliza a 1.960 militares, 90 tanques y 380 vehículos.

Conflicto con Azerbaiyán: el relato en primera persona de una argentina que vive en Armenia

El acuerdo, que entró en vigor la noche del lunes, fue firmado por el presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, y el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, así como el presidente ruso, Vladimir Putin.

Dicho acuerdo consagra las importantes victorias militares azerbaiyanas en esta región montañosa del Cáucaso, hoy poblada mayoritariamente por armenios, que se separó de Azerbaiyán tras una guerra en los años 90 y se autoproclamó como una república independiente llamada Artsaj.

El anuncio de alto el fuego generó manifestaciones de alegría en Azerbaiyán y protestas en Armenia, donde una multitud de manifestantes invadió por la noche la sede del gobierno y del Parlamento.

En un comunicado en Facebook, el primer ministro Pashinyan aseguró que firmar el acuerdo fue una decisión "increíblemente dolorosa para mí y para nuestro pueblo", pero que tuvo que tomar la decisión tras "analizar en profundidad la situación militar", en alusión a los avances azerbaiyanos en el terreno.

Guerra en el Cáucaso: quiénes apoyan a los armenios y quiénes a los azeríes

El presidente de Artsaj, Arayik Harutyunyan, admitió que “si las hostilidades hubieran continuado al mismo ritmo, habríamos perdido todo en cuestión de días”.

Por su parte, el presidente de Azerbaiyán proclamó la "capitulación" de su enemigo, aunque no haya reconquistado todo Nagorno Karabaj. Según Aliyev, Azerbaiyán retoma el control de distritos alrededor de Nagorno Karabaj, una especie de cordón de seguridad creado por los armenios en torno a la república autoproclamada desde hace 30 años.

Los sectores bajo control armenio se mantienen, y también un corredor terrestre entre estos territorios y Armenia, según Putin, que atravesará territorios controlados por los azeríes. 

El presidente ruso saludó la "valentía" de los dirigentes azerbaiyano y armenio por esta decisión que permitirá "crear las condiciones propicias para una solución pacífica de la situación" en la región.

 

SF