sábado 26 de noviembre de 2022
INTERNACIONAL Congreso del Partido Comunista

"Covid cero" y "purgas" anticorrupción, las cartas de Xi Jinping para lograr un tercer mandato

Desde el domingo miles de delegados del partido se congregan en Pekín con motivo de un Congreso legislativo en el que el líder chino espera asegurar un inédito tercer período presidencial.

18-10-2022 05:00

El presidente chino Xi Jinping se prepara para hacer historia si obtiene el tercer mandato el 23 de octubre, al finalizar de vigésimo Congreso del Partido Comunista (PCC). La gran cita quinquenal de la vida política china, que abrió el domingo 16 en Pekín, se extenderá hasta el 22 de octubre, y prevé confirmar al mandatario al frente de la organización política y del país.

Para lograr su cometido, Xi Jinping se embarcó en "una última ronda de purgas" antes del importante congreso del PCC, usando su amplia campaña anticorrupción para cimentar su poder, indican los analistas. Cuando fue elegido en 2012, había prometido poner fin a los funcionarios deshonestos, ya fueran "tigres" con altos cargos o "moscas" de bajo nivel, y lo logró con creces.

Xi Jinping, presidente de China 20221017

Abre en Beijing el histórico Congreso del Partido Comunista que consagrará la “re-re” de Xi Jinping

Desde entonces, más de 1,5 millones de funcionarios fueron castigados, según datos del órgano de disciplina del partido, y la clasificación de China en el índice de percepción de corrupción de Transparencia Internacional mejoró. Pero los críticos aseguran que esta campaña es una herramienta política para eliminar a los rivales de Xi, entre los que han rodado cabezas en los meses previos al congreso de este año.

Alrededor de 1.100 cargos fueron sancionados desde comienzos de año, entre ellos, el antiguo viceministro de Seguridad Pública Sun Lijun y el ex ministro de Justicia Fu Zhenghua, que pasarán el resto de sus vidas entre rejas.

Sun llegó a ser un lugarteniente de confianza de Xi. Supervisó la seguridad en Hong Kong durante los meses de protestas de 2019, y fue enviado a Wuhan al principio de la pandemia. Pero cayó en desgracia por sus ambiciones políticas y fue acusado oficialmente de "dañar gravemente la unidad del partido". Confesó en enero en televisión que había aceptado sobornos por 14 millones de dólares, escondidos en cajas de mariscos.

Xi Jinping, presidente de China 20221017

El Partido Comunista chino presiona para mantener la política de covid cero

"Esta última ronda de purgas, enmascarada como una campaña anticorrupción, garantizará que Xi tenga un control más estrecho, sino absoluto, de los aspectos políticos y personales" del congreso, dijo Willy Lam, analista político en la Universidad China de Hong Kong. "A pesar de todas las señales de que su gran objetivo de un tercer mandato está de hecho garantizado, Xi sigue paranoico por controlar los nombramientos en órganos de decisión clave en el partido", agregó.

"La carta anticorrupción es una herramienta potente para Xi para enviar un mensaje al número todavía considerable de oponentes en el escalón superior del partido", opinó Lam. "Cualquier oposición puede significar cárcel (...) o al menos un feo acoso de las agencias anticorrupción, como vigilancia las 24 horas", cerró.

Más allá de la aparente unidad, la política interna del Partido Comunista de China ha estado siempre marcada por profundas luchas entre facciones que buscan ganar influencia: actualmente a muchos "no les gusta hacia dónde se dirige el partido" bajo el mando de Xi, según explica Alex Payette, jefe ejecutivo de la consultoría Cercius Group

Xi Jinping, presidente de China 20221017

En un informe de la ONU, Michele Bachelet acusó a China de "graves" abusos en materia de derechos humanos

El congreso ofrecerá a Xi la oportunidad de rebajar esta amenaza designando a aliados cercanos en el comité permanente del Buró Político, el órgano de siete miembros que en la práctica ostenta el poder en China.

El congreso, el vigésimo desde la creación del PCC en 1921, dará lugar previsiblemente a una gran reconfiguración del Comité Permanente del Buró Político, el grupo de siete o nueve personalidades que encarna la cúpula del poder, incluido el secretario general del PCC, actualmente Xi Jinping. Según la tradición no escrita, una parte de los miembros actuales de este cenáculo dirigente han alcanzado la edad en la que deben retirarse.

En total, unos 2.300 delegados, elegidos por las diferentes asambleas del partido único, se reunieron a puerta cerrada tras la ceremonia de apertura el domingo en Pekín, en el Palacio del Pueblo. En el congreso se renovarán también la Comisión Militar Central, de 11 miembros, fundamental porque controla el ejército, y la temida Comisión Central de Control Disciplinario, que persigue a los cargos corruptos.

Xi Jinping, presidente de China 20221017

China dijo que tiene la paciencia para tener a Taiwán bajo su control

Las decisiones más importantes se toman en realidad antes del Congreso entre los principales responsables del país, que tratan de acordar de antemano el reparto de los puestos del Buró Político entre las diferentes facciones del partido. Cuando la cumbre cierre se revelará la composición del nuevo Comité Permanente del Buró Político y se espera que Xi Jinping, de 69 años, haga allí el balance de estos cinco últimos años, y comunicará su hoja de ruta para el próximo lustro en un discurso televisado.

Más que cualquier líder chino desde Mao Zedong, Xi ha construido un fuerte culto a su personalidad. A partir de los 10 años, los niños reciben lecciones sobre el "Pensamiento de Xi Jinping". De acuerdo con Wu Muluan, experto en política china en la Universidad Nacional de Singapur, el presidente usó la campaña anticorrupción para transformar el PCC de "una dictadura colectiva a una dictadura personalista".

La política "Covid cero", herramienta clave de Xi para aferrarse al poder

Xi Jinping, presidente de China 20221017

La política de Xi de cero tolerancia al Covid-19 fue una herramienta fundamental de su campaña para afianzar su autoridad sobre China y el PCC. "El legado de Xi y la legitimidad del PCC están ligados al éxito de la campaña de cero covid", comentó Diana Fu, experta en política china del Brookings Institution.

Mientras el resto del mundo pasó a convivir con el coronavirus, Xi se aferró a las políticas draconianas dirigidas a erradicar el virus, un enfoque que paralizó en buena medida la segunda economía mundial, ya golpeada por el endeudamiento de su sector inmobiliario y el elevado desempleo juvenil.

Pero Xi insiste en que la política de cero covid es la ruta más "económica y efectiva", mientras mantiene políticas que profundizaron el control estatal sobre la vida de los 1.300 millones de habitantes del país. Y la parte más visible de la campaña son los confinamientos, a veces con decenas de millones de personas encerradas durante semanas o meses en casa.

Perros robot, armas y hambre: China endurece su política de "cero Covid"

Steve Tsang, director del Instituto SOAS de la Universidad de Londres, dijo que el sistema de monitoreo de covid estaba "en línea con el modelo de control social" impulsado por Xi. Y mientras ahora muchos países reabrieron sus puertas, el costo económico y de salud mental de las restricciones chinas parece cada vez más severo.

Diana Fu, del Brookings Institution, indicó que la propaganda estatal ha convencido a la mayoría de la gente de la necesidad de reducir contagios "a cualquier costo humano y económico". "Un gran número de ciudadanos chinos aún apoya las medidas draconianas pese al evidente sufrimiento personal. La campaña, independientemente del impacto socioeconómico, seguirá siendo exaltada como un triunfo del socialismo chino".

DS / ED

En esta Nota