Despejado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 23 de julio de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / family day
domingo 21 junio, 2015

Una marcha masiva en Italia ‘defendió’ la familia tradicional

Citando frases de Francisco, los organizadores, una red ultraconservadora, rechazaron cualquier apertura hacia los gays y denunciaron que al Papa “lo quieren arrastrar hacia posiciones que no son las suyas”.

por Redacción Perfil

Foto: AFP

Desde Roma
Los sectores ultraconservadores de la Iglesia italiana sienten al Papa como uno de los suyos. Lo demostraron ayer con una manifestación multitudinaria en San Giovanni, la tradicional plaza romana, que reunió, según los organizadores, un millón de personas, pero otras fuentes “ajustaron” a 200 mil. La Iglesia no participó formalmente en la organización, que fue convocado por Family day, una poderosa red que une a evangélicos, comunidades católicas de base, los neocatecumenales, parlamentarios y grandes organizaciones históricas de la derecha católica como el Movimento per la vita (grupo antiabortista fundado en 1975). Unas pancartas resumían el espíritu de la marcha: “La familia está hecha por mamá, papá y los hijos”, decía una. “El papá hace todo, pero sólo la mamá puede hacer hijos”, sostenía otra.
El nombre del Papa no apareció en ningún lado. Esta gran congregación católica parecía ser la menos “bergogliana” que se vio hasta ahora desde el inicio del pontificado de Francisco. Sin embargo, el Papa fue el más citado por los oradores desde el palco, que eligieron breves frases entre los discursos de Francisco en sus dos años de pontificado, para reivindicar el perfil conservador de su pensamiento, en contraste con la imagen de reformista y abierto del pontífice argentino.
El abogado Gianfranco Amato leyó desde el palco unos rápidos extractos de frases papales en contra de la teoría de género, “un error de la mente humana que envenena el alma”, y contra “la dictadura del pensamiento único”. Otro orador recordó cuando hizo referencia a la “colonización ideológica de la juventud nazi”.  “¿Qué más tiene que decir este hombre?”, gritó desde el palco.

Antropología. Nadie parecía compartir la idea de un Papa que quiere de a poco abrir la Iglesia y la sociedad católica a seres humanos que no se reconocen en la familia tradicional, a través de una política de pequeños pasos. “Nosotros somos portadores de una nueva antropología”, dijo desde el palco Sergio Pillon, otro de los organizadores. “¿Seguro que la diócesis de Roma los apoya en esto?, le preguntó PERFIL. “Claro que nos apoya, hasta nos dejó promover la convocatoria con volantes adentro de las iglesias”.
Sandro Magister, el histórico vaticanista de la revista L’Espresso al que la sala de prensa vaticana acaba de retirar la acreditación por haber filtrado fragmentos de la eco-encíclica de Francisco, dijo a PERFIL que “en esta plaza hay fuerzas católicas que reivindican una identidad del Papa diferente a la que muestran los medios de información y lo pueden hacer porque hay abundantes declaraciones de Bergoglio en ese sentido”.
El acto lo cerró el parlamentario de derecha Alfredo Mantovano, quien preguntó  a la plaza: “Queremos que las parejas gay puedan adoptar?”. “Nooooooooooo” –fue la respuesta a coro.


‘Esto es lo que la Iglesia dice hace dos mil años’
Mario Adinolfi, 43 años, director del diario La Croce, es la cara más mediática de los utracatolicos italianos. Ex diputado del Partido Democrático del premier Matteo Renzi, le encanta hablar en contra de los preservativos, afirmar que “en Africa mueren de HIV no porque no usan condones, sino porque allá no hay una sexualidad responsable” y predicar “la sumisión de la esposa cristiana, base de la familia”. Al fin de su discurso a favor “de la única familia posible, que es la familia católica tradicional”, PERFIL le pregunta qué sucederá entonces con el Sínodo de la familia de octubre convocado por Francisco. “¿No le parece que el Papa tiene una idea de familia más abierta que la suya?”. Su respuesta es tajante: “El magisterio de la Iglesia y la tradición católica hablan claro. El Papa no puede más que estar de acuerdo con lo que la Iglesia viene diciendo desde hace dos mil años, es obvio. Son otros quienes quieren pintar una realidad diferente, que quieren arrastrar al Papa de las solapas hacia unas posiciones que no son las suyas y esta plaza repleta de gente le está contestando que es inútil, que la familia tradicional va a ser defendida por esta gente. Lo demás –reclama Adinolfi– es pura propaganda”.               


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4699

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard