viernes 27 de enero de 2023
INTERNACIONAL Defensa de los animales

Demandaron al ejército británico por los sombreros de piel de oso que usan los guardias

La medida se dio luego de que el ministerio de Defensa británico se negara a probar una versión de piel falsa de la prenda que utilizan los guardias ceremoniales.

09-12-2022 19:12

Una organización de defensa de los animales anunció este viernes que emprenderá acciones legales contra el ministerio de Defensa británico por negarse a probar una versión de piel sintética de los sombreros que llevan los guardias ceremoniales. Esta prenda, reconocida por ser uno de los símbolos más característicos del Reino Unido, está fabricada con piel de oso.

Una de las organizaciones que está llevando adelante la campaña para que el país insular deje de usar la piel de los osos negros canadienses es Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés). En ese sentido, desarrollaron un prototipo de sombrero de sustitución con material acrílico peludo.

Sin embargo, el gobierno británico declaró a principios de año que "no tiene planes" de realizar ningún cambio, afirmando que la piel falsa respaldada por PETA "no alcanza los estándares necesarios para proporcionar un reemplazo eficaz a nuestros sombreros ceremoniales de piel de oso". Además, alegaron que las alternativas no se ven bien y son demasiado incómodas.

El mayor "Johnny", guardaespaldas de Carlos III, se robó todas las miradas en el funeral de la reina Isabel

Al respecto, el ministerio de Defensa explicó que ha probado cuatro tipos diferentes de piel sintética desde 2015 para usar en las icónicas gorras militares, pero que ninguna variable demostró ser lo suficientemente buena. Desde la cartera explicaron que, para ser aprobados, los nuevos gorros deberían de pasar las pruebas de laboratorio en las áreas de "absorción de agua, penetración, apariencia, velocidad de secado y compresión". También tendrían que ser juzgados para cumplir con los mismos estándares "en cuanto a forma y comodidad para la duración del servicio de un desfile".

En ese sentido, Jeremy Quin, miembro del Parlamento británico, sostuvo que la piel sintética no "cumple con el estándar requerido para las gorras ceremoniales" de la Guardia Real. En esa línea, explicó que si bien los sombreros sintéticos funcionan bien en condiciones húmedas, desde el Ministerio de Defensa estaban preocupados de que no fueran lo suficientemente transpirables o no mantuvieran bien su forma. Sumado a esto, manifestó que incluso las alternativas con mejor desempeño "rindieron mal en la evaluación visual".

A partir de la negativa británica, Lorna Hackett, abogada de la organización, quien decidió iniciar acciones legales contra el gobierno, explicó que "solicitamos la intervención del tribunal para que el ministerio de la Defensa evalúe plenamente el informe y tome una nueva decisión tras evaluar con justeza el prototipo".

Video | Así se desmayó un guardia en la capilla donde velan los restos de la reina Isabel II

En esa línea, Kate Werner, directora de campañas de PETA, declaró a AFP: "Se niegan a probarlo (el ministerio de Defensa), algo que se habían comprometido a hacer en numerosas ocasiones a lo largo de los años".

"Hemos recibido una demanda legal en relación con este asunto y no podemos hacer comentarios específicos sobre los procedimientos legales en curso", informó un portavoz del ministerio de Defensa.

PETA ha sometido la piel falsa a pruebas en un laboratorio acreditado por ese ministerio y afirma que cumple los criterios requeridos en cuanto a su resistencia a la compresión y al agua. Además, desde la organización pidieron al rey Carlos III que cambie las túnicas de armiño por piel sintética en su ceremonia de coronación del año que viene.

La respuesta ante las objeciones "injustificables"

PETA gorro de piel sintética 20221209
Kate Werner, directora de campañas de PETA, afirmó que el gobierno se comprometió a probar una alternativa sintética.

 

Ante las explicaciones del gobierno británico por la negativa de recurrir a la piel sintética, distintas organizaciones acusaron a las autoridades de que su razonamiento era "injustificable".

En ese sentido, Claire Bass, directora ejecutiva de Humane Society International, dijo al periódico británico The Independent: “En un momento en que la mayoría de la población británica rechaza la crueldad del comercio de pieles, y después de que la propia Reina tomara la decisión de no comprar pieles nuevas, la determinación del ministerio de Defensa de seguir usando osos negros canadienses para los sombreros de los guardias parece muy fuera de lugar". 

Asimismo, sostuvo que las alternativas creadas por Stella McCartney, una reconocida diseñadora británica, y Ecopel, famosa marca de pieles sintéticas, supuestamente "cumplían con todos los requisitos establecidos por el ministerio de Defensa". Y agregó: "Los guardias de la Reina son un símbolo de orgullo ceremonial, pero no hay nada remotamente majestuoso en infligir muertes dolorosas y prolongadas a los osos".

Gorro de piel sintética 20221209
El sombrero sintético creado por PETA.

 

En esa línea, Sonul Badiani-Hamment, director de la organización benéfica de bienestar animal FOUR PAWS UK, manifestó que las objeciones del ministerio de Defensa eran "injustificables". En diálogo con el medio británico, declaró que "en una época en la que se están dando grandes pasos para mejorar el bienestar de los animales, es vergonzoso que todavía se sacrifiquen animales por un artículo que puede reemplazarse fácilmente con pieles artificiales".

Elisa Allen, directora de PETA, acusó al ministerio de Defensa de estar "tomando al público británico y al Parlamento por tontos al afirmar falsamente que nada menos que pieles de oso reales servirán para las gorras de la Guardia de la Reina". Al respecto, explicó que "las pruebas realizadas por el propio laboratorio acreditado del ministerio muestran que la tela se ve y funciona de una manera notablemente similar a la piel de oso real".

Y agregó: "Las respuestas cínicas y engañosas del ministerio de Defensa al uso propuesto de piel sintética para las gorras de la Guardia de la Reina deben ser cuestionadas".

"Los osos nunca son cazados por encargo para uso del ministerio de Defensa. Nuestros proveedores obtienen pieles proporcionadas por las autoridades canadienses después de un sacrificio autorizado como parte de un programa para gestionar la población de osos salvajes. Cuando corresponde, el ministerio de Defensa utiliza pieles falsas alternativas para uso ceremonial, siempre que cumplan con los requisitos específicos del usuario", explicó Quin.

La explicación del uniforme de la Guardia Real

Ensayos del funeral de la reina

 

Los miembros de la Guardia Real utilizan sombreros altos y muy llamativos, los cuales fueron pensados para que los miembros de infantería parezcan más temibles y altos en las diferentes batallas.

El uso de estos gorros se remonta a cientos de años atrás. Ya en las guerras napoleónicas eran utilizados e incluso la Guardia Imperial del emperador francés llegó a portarlos.

Estos sombreros, llamados bearskins (piel de oso), están fabricados con piel de osos negros canadienses. Suelen pesar casi un kilo y deben medir más de 45 centímetros de altura.

El tono rojo de los uniformes se debe a que el tinte era más barato, además de que al ser utilizados en batalla, la sangre se notaba menos en ese color.

AFP / MB / MCP