jueves 18 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA ¿TAMBALEA SU PODER?

Demócratas contra la reelección de Joe Biden

Al borde de los 80 años, una porción de sus partidarios se manifestó por otro candidato a sucederlo debido a la avanzada edad del presidente de los Estados Unidos. Según una encuesta del The New York Times, un 64% de sus seguidores no apoyan al líder norteamericano. Los jóvenes, decepcionados con él.

19-07-2022 07:55

Joe Biden cumplirá 80 años el 20 de noviembre. En 2024, como suele suceder en Estados Unidos, tiene el derecho de intentar ser reelegido. La oposición republicana cree que la edad puede ser un obstáculo. Los demócratas no lo dicen, pero también lo piensan. No tienen, por ahora, otra alternativa.

El desencanto con Biden es profundo dentro de sus propias filas. Un 64% de los votantes demócratas preferirían otro candidato en 2024, cuando Biden tenga 82 años, dice una encuesta de The New York Times. Otra, realizada por Morning Consult, revela que apenas el 43% de los demócratas de entre 18 y 34 años cree que está cumpliendo sus promesas.

Un tema incómodo, más allá de que Biden se muestre vigoroso a pesar de sus problemas leves de reflujo ácido y artritis, según un chequeo realizado en noviembre de 2021. Muchos notan que, a veces, pierde el hilo al hablar o se equivoca al leer un discurso. La Casa Blanca ha tenido que retractarse en varias ocasiones de comentarios inoportunos del presidente sobre asuntos diplomáticos delicados. El tartamudeo que superó de niño resurge periódicamente.

Los fines de semana suele refugiarse en una de sus dos casas de Delaware durante dos o tres días. Los corresponsales de la Casa Blanca sólo lo ven una vez, a distancia, cuando va a misa. Cuando los líderes del G-7 posaron para las cámaras en la cumbre en junio fue imposible ignorar la diferencia de edad entre Biden y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de 50 años, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, de 44.

Luces y sombras de la gira de Joe Biden por Medio Oriente

Biden no es una excepción en la política de Estados Unidos. Su antecesor, Donald Trump, en carrera por sucederlo, cumplió 76 años el 14 de junio. A eso se suma otro problema para Biden: la investigación sobre su hijo Hunter, perseguido por Trump durante la campaña electoral de 2020 por sus negocios en Ucrania.

Hunter tiene graves problemas fiscales. Su exesposa reconoció en el proceso de divorcio que le debía cientos de miles de dólares al IRS, el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos. En las últimas semanas trascendió que también tiene problemas con el crack y las prostitutas. Su padre, al parecer sin darse cuenta, le habría proporcionado US$30.000 para el servicio de acompañantes desde noviembre de 2018 hasta marzo de 2019 y otros US$100.000 para diciembre de ese año y enero de 2020. Las cifras surgen de la computadora portátil de Hunter.

Entre los archivos figura otro no menos comprometedor para el presidente: Hunter recibió de regalo un diamante de 2,8 quilates de Ye Jianming, presidente de una corporación china y protegido del presidente Xi Jinping, a cambio de un contrato de consultoría de tres años. Trump entabló la guerra comercial y tecnológica contra China, heredada por Biden sin cambiar un ápice sus argumentos.

CB PAR