miércoles 01 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA DERROTA MUNDIALISTA

El festejo que no pudo ser para Kylian Mbappé

El campeón mundial en 2018 quería el bicampeonato, pero no pudo lograrlo a manos de Lionel Messi y compañía.

Francia defendía la corona con varias bajas y quien era el encargado de conducir al equipo era Kylian Mbappé, que apareció pero que no le fue suficiente para que el festejo sea completo.

Dejando muy lejos de ser una realidad esa maldición que se instaló en el mundo del fútbol y sobre todo en la historia de los mundiales en que el ganador del certamen a la siguiente edición suele quedar eliminado en primera ronda, Francia hizo esa historia absolutamente esquiva y llegó al último partido para defender la corona.

El fútbol muchas veces se ata a este tipo de historias, generando en otras palabras un tipo de creencia y de religión diferente, porque a pesar de que estos hechos son ficticios y muchas veces se atan a las casualidades, la realidad es que suceden.

"Les Miserables": así fue recibida la selección de Francia en su regreso a París

Desde Sudáfrica 2010 esta maldición aparecía en escena. En aquella cita mundialista en Sudáfrica, Italia venía de ser campeón en Alemania 2006 y para la sorpresa de todos quedó eliminada en primera ronda en la cita mundialista cuatro años después.

Lo mismo sucedió en Brasil 2014, España que gritó campeón en Sudáfrica 2010 quedó eliminado en la primera ronda en el certamen en tierras brasileñas. En Rusia 2018 el andar fue el mismo. Alemania que venía de gritar campeón en Brasil 2014 quedó eliminada en la primera ronda del torneo en Rusia.

Desafiando esa realidad y condición del más allá en el fútbol, Francia no sólo no quedó eliminado en primera ronda, sino que avanzó hasta la final de Qatar 2022.

Las polémicas declaraciones de Gatti: "Mbappé es el mejor del mundo"

En el afán de defender el título le tocaba toparse nada menos que con la Argentina de Lionel Messi que quería sanar la herida, justamente ante Francia que lo eliminó en Rusia 2018, y de quitarse la espina de Brasil 2014. Así se vivió el partido, de dientes apretados y de una jerarquía futbolística que inundaba los ojos de los fanáticos.

De ambos lados, porque cada vez que Messi tocaba la pelota esa sensación de peligro flotaba en el aire, pero lo mismo sucedía cuando encabezaba el ataque para Francia, Kylian Mbappé. De hecho, el delantero del PSG fue el encargado de estirar lo más que pudo la historia para poder defender la corona. Anotó los tres goles para su seleccionado y convirtió su penal en la tanda, pero no le alcanzó. 

Dibu Martínez festejó con un muñeco de Mbappé y en Francia estallaron de bronca

Si bien Mbappé tuvo un Mundial espectacular, como los argentinos sabemos, depender pura y exclusivamente de un individuo en una competencia de tal magnitud como un Mundial es un plan que no siempre puede salir bien.

El 10 francés fue el goleador del certamen, anotó 8 goles en toda la competencia y un triplete en la final del mundo, siendo el segundo jugador en la historia en lograr semejante hecho con apenas 23 años, dejando en evidencia que se trata de un jugador superior a la media.

Argentina campeón del mundo: los mejores memes del triunfo ante Francia en Qatar

Si bien el galardón al máximo goleador partió en el bolso de Mbappé rumbo a París, la sonrisa del delantero quedó en Qatar. Le faltó poco al velocista para escribir su nombre nuevamente en la historia grande del fútbol.

Incluso el 20 de diciembre, cuando en Argentina solo se veían sonrisas en la gente y en los jugadores en los festejos tras salir campeones, Mbappé vivía su cumpleaños número 24 siendo el festejo que no pudo ser. 

FM JL