MODO FONTEVECCHIA
EDUCACIÓN

La mitad de las provincias redujeron su inversión educativa

Así lo asegura un informe de la ONG Argentinos por la Educación. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Mendoza, las que más recortaron.

La educación, desfinanciada
La educación, desfinanciada | Télam

Entre 2004 y 2021, la mitad de las 24 jurisdicciones argentinas disminuyeron la participación de la educación en sus presupuestos, según un informe de la ONG Argentinos por la Educación.

Con una caída de 8,8 puntos porcentuales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue la que más recortó, seguida por Mendoza (7,3). Por el contrario, en Salta aumentó 8,1 puntos y en Neuquén 6,6.

Mala nota para la educación argentina

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Los datos resultan especialmente preocupantes por el contexto. Hace cuatro años, Argentina obtuvo el peor desempeño de su historia en las evaluaciones internacionales de aprendizaje de la UNESCO.

El 46% de los alumnos de tercer grado carecía de competencias básicas de comprensión lectora. Mientras tanto, el nivel medio sigue atravesando una crisis marcada por el cuestionamiento a sus contenidos y dinámicas, y la desconexión entre buena parte de los alumnos y profesores, sometidos a una precarización laboral creciente.

La Ley de Educación Nacional establece que la inversión del área no puede ser menor al seis por ciento del Producto Bruto Interno, algo que solo sucedió en tres oportunidades: 2009, 2013 y 2015.

Cómo y de qué forma se puede aplicar la Inteligencia Artificial a la educación

En 2021 las dos jurisdicciones que dedicaron mayor proporción de su presupuesto a la educación fueron Buenos Aires (31%) y Salta (29%). Las que menos lo hicieron, CABA (17%) y Santa Cruz (17%), según la organización donde trabajan los ex ministros nacionales Susana Decibe, Andrés Delich, Hugo Juri y Juan Llach, y que tiene apoyo de empresas como Techint, Pampa Energía y los bancos Galicia, Macro y Santander.

Ese mismo año, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, había asegurado que el presupuesto para su área era el que más había aumentado en el Gobierno de la Ciudad. El sitio Chequeado comprobó que la afirmación era falsa, ya que el rubro educativo estaba séptimo entre los gastos de gestión de Horacio Rodríguez Larreta, detrás de las partidas para el turismo, el poder legislativo y el judicial.

Pruebas Aprender 2022: hubo mejoras "contundentes" en lengua y matemáticas en comparación a 2021

Para la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (centrada en revertir la pobreza y la discriminación contra grupos vulnerables), la situación educativa en la Ciudad era “alarmante”, ya que la asignación presupuestaria había bajado del 24% en 2013 al 17% en 2021.

La ONG estaba particularmente alarmada por la caída abrupta de los fondos en los programas de Infraestructura y Mantenimiento Escolar, necesarios para cubrir vacantes de Educación Inicial, y para garantizar la seguridad y sanidad de las aulas para afrontar la pandemia.

A nivel nacional, una mayoría abrumadora de la inversión educativa se destina a salarios de docentes y no docentes, lo que deja poco margen para la mejora de las instalaciones y, en consecuencia, las condiciones de aprendizaje de los alumnos.

Encuesta educativa: la mayoría exige mejores salarios para docentes y menos celulares en las aulas

Jorge Lo Cascio, economista y magíster en Educación, le dijo a elDiarioAR que “la desigualdad se presenta en forma solapada, dado que se gasta más en subsidiar a las escuelas de gestión privada que en bienes de capital de las escuelas públicas, lo cual es posible que afecte la calidad de la prestación del servicio educativo por deficiencias edilicias o falta de equipamiento”.

FM JL