lunes 30 de enero de 2023
MODO FONTEVECCHIA DURA COMPARACIÓN

La tarifa de internet móvil en Argentina es cuatro veces más cara que la uruguaya

Así lo muestra el último relevamiento privado de precios, según el cual tiene uno de los servicios más caros de la región, solo superado por tres países.

20-01-2023 07:26

Estar comunicados es fundamental, mucho más en tiempos de digitalización global. En ese sentido, contar con conexión a internet en todo momento y lugar mediante el dispositivo móvil es básico y facilita en un 100% la agilidad de trámites cotidianos y tareas laborales.

En Argentina el uso del servicio de internet está ampliamente difundido al punto que la mayoría de los hogares cuentan con acceso mediante teléfonos celulares o tablets, lo que también generó que no se vea imprescindible tener una línea telefónica fija. De acuerdo a datos del INDEC, hacia fines de 2021, hasta el 90,4% de los hogares urbanos tienen acceso a la web. A su vez, 88 de cada 100 personas disponen de celular y 87 de cada 100 usan internet.

Sin dudas, son cifras positivas que hablan del progreso y avance de una sociedad. No obstante, el último relevamiento de precios que realizó Statista, un portal de encuestas y estadísticas para datos de mercado, reflejó una marcada diferencia de valores por el servicio para los distintos países de Latinoamérica. El trabajo de análisis y estadística se realizó conjuntamente con el portal de comparación de banda ancha, Cable.co.uk.

La adicción a las redes sociales fomenta la pobreza

Precios de datos móviles en Latinoamérica

De este modo, se analizó el costo de 1GB de datos móviles en una totalidad de 233 países y se realizó una tabla clasificatoria global de costos de datos móviles. Luego se calculó y comparó el costo promedio de un gigabyte (1GB) de más de 5.000 planes en todos los países estudiados.

Según los resultados del informe, la conexión a internet en Argentina, es una de las más costosas en relación con los países vecinos de la región. El costo del GB de datos de conexión asciende a más de un dólar. Cada GB de conexión costó en 2022 USD 1,48, y tan solo tres países de los 33 latinoamericanos registraron precios más elevados: Puerto Rico, Bolivia y México.

Por consiguiente, Argentina se encuentra casi en la base de la pirámide escalonada que grafica los valores por el servicio en diferentes países.

Cuatro veces más cara que la tarifa uruguaya

Por otra parte, Uruguay está en la cima y registró el internet móvil más barato de América Latina, 1 GB de datos costó USD 0,27 en 2022, lo que equivale a que el valor de internet en Argentina es cuatro veces más caro que la tarifa uruguaya.

Además, según los datos, luego de Uruguay le siguen entre los países con el servicio de internet más barato: Colombia, donde el año pasado 1 GB costó USD 0,49, y Chile con un valor de USD 0,51. Además, estos tres países son los únicos de Sudamérica que están entre los 50 que tienen los precios de internet móvil más baratos del mundo. Brasil, con un valor de USD 0,74, es el siguiente más barato de América del Sur, ocupando el cuarto lugar.

El futuro que no será si se sigue igual

Mientras tanto, en el otro extremo se encuentran México y Bolivia, donde el precio de 1 GB es de USD 2,23 y USD 2,89, respectivamente. El informe advierte que el hecho de que los tipos de cambio fluctúan frecuentemente en la región, lo que puede influir en la evolución de los precios a lo largo del año con respecto al dólar. Asimismo, la tarifa más cara de la región se registró en las Islas Malvinas con un costo de USD 38,45, siendo también la segunda más cara del mundo

Uno de los analistas de consumo de telecomunicaciones que trabajó en el estudio, Dan Howdle, señaló que muchos de los países con precios más bajos tienen una “excelente infraestructura de banda ancha móvil y fija, lo que permite a los proveedores ofrecer grandes cantidades de datos a precios baratos”.

Argentina tiene la mayor conectividad de la región pero con "serias dificultades en la calidad de los servicios"

Mientras en otros países, son las condiciones económicas las que establecen el precio del servicio, que debe mantenerse bajo “para que la gente pueda pagarlo”. En los extremos con precios más más altos, generalmente se ubican los países donde a menudo “la infraestructura no es muy buena pero también el consumo es pequeño”.

AO JL