sábado 26 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA AVANCES DE LUJO

NASA superstar: hiperactividad y alta definición en el espacio

El impacto contra un asteroide, las misiones a Marte y el telescopio James Webb vuelven a poner a la agencia en el centro de la escena.

“Humanidad 1, Asteroide 0”, resumió la NASA en la noche terrestre del lunes, cuando una nave tan chica como una máquina expendedora impactó a 22 mil kilómetros por hora, y a 11 millones de km de la Tierra, contra un asteroide tan grande como una cancha de fútbol.

El objetivo era nada menos que testear el primer sistema de defensa contra amenazas a nuestro planeta. Como en la película Don´t look up, donde los científicos advierten sobre la inminencia de una catástrofe, pero esta vez heroicos y empoderados.

La misión DART buscó acortar la órbita del asteroide Dimorphos en un 1%. En los próximos días la NASA estudiará si logró su propósito, para calibrar nuevas simulaciones con vistas al futuro.

Aunque muy pocos asteroides se consideran potencialmente peligrosos, “les aseguro que si esperan lo suficiente, habrá uno”, admitió el administrador asociado del organismo, Thomas Zurbuchen.

Los astrónomos, que sólo conocen menos de la mitad de aquellos con capacidad de devastación, tampoco olvidan a los de menor tamaño, pero aún así dañinos, como el meteorito que cruzó la zona rusa de Chelyabinsk en 2013 y cuya onda expansiva provocó unos 1500 heridos.

La NASA retrasó el lanzamiento de su misión Artemis por amenaza de tormenta tropical

La victoria parcial contra Dimorphos es apenas una muestra del período de hiperactividad y alta visibilidad que atraviesa la NASA, revitalizada por la administración de Joe Biden tras décadas de retrasos, sobrecostos y presiones desde la Casa Blanca.

El proyecto con mayor repercusión es Artemis I, que probará el mega cohete SLS y la cápsula Orion para futuros viajes tripulados a la Luna, punta de lanza de la instalación de bases permanentes y la colonización de Marte.

Será otro gran impacto: a diferencia de las misiones Apolo, los sucesivos viajes de Artemis no sólo llevarán hombres blancos, sino también mujeres y personas negras. La ansiedad es creciente.

Por tercera vez en lo que va del mes, la NASA suspendió el lanzamiento ante la amenaza que supone la cercanía del Huracán Ian a la zona de Florida.

Pero la influencia de sus misiones no deja de aumentar. Después de difundir las primeras imágenes del telescopio espacial James Webb, que mostraban nada menos que la creación del universo, la agencia acaba de mostrar a Neptuno con precisión y belleza.

Defensa planetaria: por primera vez la NASA hace chocar un asteroide para ver si puede desviarlo

Además de sus anillos brillantes y angostos, las nuevas imágenes capturaron a siete de sus 14 lunas. “Situado 30 veces más lejos del Sol que la Tierra, Neptuno orbita en la remota y oscura región del sistema solar exterior”, precisa el sitio web de la NASA. “A esa distancia extrema, el Sol es tan pequeño y débil que el mediodía en Neptuno es similar a un crepúsculo poco iluminado en la Tierra”.

Mientras tanto, el vehículo explorador Perseverance sigue buscando rocas con indicios de vida en Marte, esta vez en el antiguo delta del cráter Jezero, formado hace 3.500 millones de años en la convergencia de un río y un lago.

Para los científicos, es una zona con gran potencial para encontrar rastros de microbios, ya que en aquel pasado lejano se depositaron sedimentos y sales, un entorno con posibilidad de haber alojado vida. Las muestras volverán a la Tierra dentro de pocos años, cuando se estudiarán en detalle. Quizá entonces se devele uno de los grandes misterios que nos acechan: ¿Hemos estado verdaderamente solos?

BL PAR