jueves 06 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA

Prisión preventiva para la cuñada del presidente del Perú

Yenifer Paredes está señalada por la Justicia como parte de una supuesta red de corrupción que realizaba lavado de activos y otorgaba contratos de obras públicas. Cuál es el rol de Pedro Castillo y su familia.

30-08-2022 07:56

Un juez envió a prisión preventiva por 30 meses a la cuñada del presidente del Perú, Pedro Castillo, Yenifer Paredes, acusada de integrar una supuesta red de corrupción dirigida desde el Palacio de Gobierno. Paredes, de 26 años, está acusada de formar parte de una red de corrupción que concedía contratos de obras públicas y de lavado de activos.

La cuñada de Castillo compareció en forma virtual ante el juez desde un cuartel policial de Lima, donde permanece en prisión desde el 10 de agosto. En los próximos días debe ser trasladada a la cárcel de mujeres de Chorrillos, en el sur de la capital peruana.

Es la primera vez en la historia del Perú que un familiar cercano de un presidente en el cargo es enviado a prisión. Si bien es la cuñada del mandatario, Paredes fue criada desde pequeña como hija de la pareja presidencial tras la muerte de su madre. Paredes permanecerá encarcelada hasta el 9 febrero de 2025.

Maratón de audiencias ante la Justicia para el presidente Castillo y parte de su familia

La fiscalía acusa a Castillo; a varios de sus familiares; al ministro de Transportes, Geiner Alvarado, y a José Medina, alcalde de Anguía, el pueblo donde vivía el mandatario, de integrar un grupo criminal. Medina también recibió 2 años y medio de prisión preventiva.

Pedro Castillo

Castillo suma seis investigaciones fiscales preliminares, la mayoría por el delito de organización criminal y corrupción. Niega todas las acusaciones. Un juez decidirá el 5 de septiembre si acepta el pedido de la fiscalía de prohibirle la salida al país a la primera dama, también involucrada en las investigaciones.

En el gobierno de Pedro Castillo se nombra a un nuevo ministro cada 6 días

Castillo no puede ser acusado porque la Constitución peruana sólo contempla esa posibilidad en caso de traición a la patria, disolución del parlamento por casos diferentes a los permitidos o no convocar elecciones.

El Congreso, de 130 escaños, ha intentado destituirlo en dos ocasiones, pero no logró los 87 votos necesarios. El mandato de Castillo terminará el 28 de julio de 2026.

JL PAR