domingo 02 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA POTENCIAS UNIDAS

Vladimir Putin y Xi Jinping desafían el orden mundial occidental

Los presidentes de Rusia y China avanzaron en sus acuerdos para lograr un liderazgo en común. Cuáles fueron los puntos más destacados que se trataron y qué importancia le dieron a la guerra en Ucrania.

16-09-2022 08:02

En Samarcanda, corazón de Asia y de la antigua Ruta de la Seda y capital del antiguo sultanato soviético de Uzbekistán, Rusia y China afianzaron este jueves su alianza frente a Occidente. Vladimir Putin y Xi Jinping se estrecharon las manos y se propusieron liderar juntos el destino del mundo.

Fue en la víspera de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que representa el 41% de la población mundial y del 24% de la riqueza del planeta.

Xi dejó atrás casi mil días conduciendo su política exterior por videoconferencias, para subirse a un avión y formalizar el encuentro número 39 con su socio sin límites, Putin. La última reunión había sido en febrero, poco antes de la invasión rusa de Ucrania.

Vladimir Putin y Xi Jinping
Vladimir Putin y Xi Jinping

En esta ocasión, Putin condenó los esfuerzos políticos de Occidente para crear un mundo unipolar y las agresiones de Estados Unidos en el estrecho de Taiwán. Jinping asintió y confirmó que China pretende desempeñar el papel de una gran potencia codo a codo con Rusia.

Rusia y China estrechan lazos

En vísperas de convertirse en el líder supremo más poderoso del Partido Comunista Chino desde Mao Zedong, Xi confió en crear un frente antioccidental con Putin y los presidentes de Irán, Ebrahim Raisi, enfrascado en un tira y afloja sobre el programa nuclear; de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, miembro de la OTAN, pero solitario en sus aventuras diplomáticas y militares, y el primer ministro de India, Narendra Modi, distanciado de Occidente en relación con Ucrania.

La importancia mundial de un acuerdo entre China y Rusia

Que Xi Jinping haya elegido Kazajistán y la OCS como destinos de su primer viaje internacional desde enero de 2020 entraña un poderoso mensaje sobre la visión de Pekín acerca de Asia Central y de la cumbre, a la que acuden India, Kazajstán, Kirguistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán como miembros.

En Kazajistán, su primera escala, Xi habló por primera vez de la ruta de la seda en 2013. Un plan en el que China prometió invertirUS$1,3 billones en 2.000 infraestructuras que se repartirán en más de 100 países.

Vladimir Putin le expresó a Xi Jinping que entiende la “preocupación” de China por la guerra

China es el principal socio comercial de Rusia desde hace 12 años. Este verano aumentó su demanda de gas ruso en un 60% y se calcula que compra el 20% de la producción de petróleo ruso. Está prevista la construcción de un nuevo gasoducto, el Poder de Siberia 2, que daría salida a la producción rusa, ahora que Occidente ha decidido liberarse de la dependencia de Rusia.

El telón de fondo de la cumbre, además del ataque ruso a Ucrania, incluye un estallido de hostilidades entre Armenia y Azerbaiyán en un lugar no distante, así como las tensiones entre China y Estados Unidos, Europa y Japón debido a disputas tecnológicas, de seguridad y territoriales.

JL PAR