miércoles 22 de septiembre de 2021
OPINIóN Educación
01-12-2020 18:05
01-12-2020 18:05

Qué es la psicología evolutiva y cómo se vincula con el jardín de infantes

La psicología evolutiva nos ha trazado un recorrido para comprender comportamientos esperables en cada una de las etapas del niño.

01-12-2020 18:05

Se considera psicología evolutiva a la rama de la psicología que tiene como objeto de estudio el desarrollo del ser humano a lo largo de todo su ciclo vital. Se trata de una disciplina que nace del interés de comprender los múltiples cambios que manifiestan la mente y la conducta de un ser en desarrollo continuado desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Esta disciplina hace hincapié en los procesos de cambio por los cuales el sujeto va pasando a lo largo de su vida, teniendo en cuenta la presencia de elementos distintivos e individuales que nos hacen únicos, pero de similitudes en lo que respecta al proceso de desarrollo en cuestión. También tiene en cuenta que en dicho desarrollo vamos a encontrar factores tanto biológicos como ambientales. Se valora el medio sociocultural, el grado de maduración biológica y la interacción del organismo con el mundo.

Sí, fomentar el pensamiento crítico en los niños es importante

Me inquieta la psicología evolutiva porque me hace reflexionar en el niño que transita el jardín de infantes y al ingresar ya se convierte en alumno. Al convertirse en alumnos, el docente no solo debe apelar a su saber erudito, sino también a concientizar que su tarea pedagógica se realiza justamente con un “otro” que tenemos frente a nosotros. Que una sala está compuesta por “X “cantidad de niños que conforman un grupo y que no podemos homogeneizar conductas.

La psicología evolutiva nos ha trazado un recorrido para comprender comportamientos esperables en cada una de esas etapas. A saber:  

·         Etapa prenatal: Comprende desde la concepción hasta el parto. Se trata de un momento en que el ser humano es vulnerable a las influencias ambientales. Comienza la conexión a través de la mirada, el tacto, el olfato, los ruidos. Estímulos que no deben faltar para estimular su desarrollo cognitivo y afectivo.

La pedagogía Waldorf, sus características y cómo aplicarla en casa

·         Etapa de la niñez: La comprendida entre el nacimiento y los tres años. Es la fase en la que comienzan a controlar esfínteres, su desarrollo físico es muy rápido, comienza a interactuar de modo activo con el mundo que lo rodea. Observa, manipula, explora, repite patrones de conducta que comienza a incorporar y es capaz de transferir ese aprendizaje a otros contextos.

·         Primera Infancia: Desde los tres a los seis años. Los niños comienzan a relacionarse entre ellos, registran sentimientos de empatía y de rechazo, hacen “berrinches” manifiestan emociones, empiezan a emplear el No para mostrar disconformidad, Mejoran las habilidades motrices, aumenta el autocontrol, comienzan a ser independientes, a expresar opiniones, a exigir ser escuchados. Son más egocéntricos.

·         Se relacionan con sus pares y comienzan a tener sentimientos de afinidad y a “elegir amigos”.

Los tipos de inteligencia emocional y cómo trabajarlas con los niños

La primera infancia es la que va a determinar y marcar el resto del desarrollo evolutivo hasta la edad adulta. 

El transitar un Jardín de Infantes es la experiencia más valiosa que podemos darles a nuestros hijos.