lunes 27 de septiembre de 2021
OPINIóN Columna de la USAL
25-08-2021 07:00
25-08-2021 07:00

Management resiliente: desafíos y responsabilidades compartidas

El Covid-19 empujó a dilemas impensados. Un nuevo management en constante transformación se impone, buscando ante el impacto de crecientes demandas de performance que tienden a priorizar la sostenibilidad a la rentabilidad para subsistir y crecer.

25-08-2021 07:00

El Covid-19 empujó a las empresas a situaciones forzadas y dilemas impensados. Un nuevo management en constante transformación se impone, buscando respuestas inéditas ante el impacto de crecientes demandas de performance que tienden a priorizar la sostenibilidad a la rentabilidad para subsistir y crecer.

Sectores como el aerocomercial, la hotelería, el turismo y la gastronomía casi cerraron sus operaciones por la pandemia. Los directivos tuvieron que enfocarse en resolver situaciones traumáticas y la resiliencia pasó de ser una cuestión personal a convertirse en un valor organizacional imprescindible para reconfigurar enfoques y prácticas que implican un involucramiento conjunto del personal.

El management resiliente es un emergente en este escenario complejo, para conducir el proceso de adaptación ante la adversidad. Si su práctica se hace consciente, puede fortalecer a las organizaciones con flexibilidad, diálogo, empatía y compromiso e involucrar a cada miembro de la empresa en el sostenimiento de un proyecto común de negocios.

Resiliencia para afrontar el nuevo mundo

La mirada de especialistas

Para Hernán Pini, secretario de Industria de la Confederación General Económica, “la capacidad de las empresas de sostenerse y el management consciente se convirtieron en activos reales. Esto permitió integrar a toda la organización y revalorizar roles internos. Los directivos dieron lugar al empoderamiento de especialistas y las jerarquías se diluyeron en el afán de continuar los negocios”.

Alejandro Fargosi, reconocido abogado especialista en asuntos corporativos y gubernamentales, destaca que “una de las falencias más grandes en las empresas fue el costo de no acompañar a sus equipos de trabajo a crecer y desarrollar su potencial para prepararse y enfrentar situaciones de crisis". También resalta el valor de las responsabilidades compartidas: "La devastación económica se convirtió en una oportunidad para replantear roles, jerarquizar al personal y fortalecerlo con una mirada más integradora, potenciando el trabajo en equipo”.

El management de la curiosidad 

El fenómeno de la resiliencia en el management también es clave para Fernando Bocchicchio, responsable de RRHH de Aggreko para Latinoamérica: “La creatividad organizacional y la búsqueda de nuevos modelos de management tuvieron mucha incidencia en orientar las operaciones corporativas. Resistir tantas adversidades con enfoque positivo fue vital para las organizaciones. Es lo que  permitió transformar el estrés en motor de desarrollo e integración y llevar adelante un proyecto que se volvió sostenible porque fue compartido”.

El destacado caso argentino

Esteban Tossutti, presidente de Flybondi, señala que, desde que comenzaron como la primera ultra low cost de la Argentina en 2018, buscaron “construir un espacio corporativo diferente, apelando a la creatividad de las mujeres y los hombres que se sumaron a un proyecto realmente innovador. Eso nos permitió construir una identidad muy fuerte y un compromiso que se vio plasmado en la participación de todos para sostener con orgullo la empresa”.

Para Tossutti la resiliencia estaba en el modelo inicial, pero con la pandemia se convirtió en una característica fundamental: “Sin un management resiliente, la empresa no hubiera podido sortear con éxito los enormes obstáculos que debió enfrentar. Fue el concurso de todo el personal lo que nos permitió sortear el mal tiempo y reiniciar las operaciones”.

El futuro se hace presente y convoca a actuar

Recorriendo la experiencia reciente y las perspectivas futuras de las empresas, el rol del personal en el proceso de sostenimiento y recuperación de la actividad y los cambios en el management son elementos centrales para la sostenibilidad, en un contexto donde la inestabilidad se volvió una constante. Aún hay mucho por aprender. El desafío es continuar activos en tiempos de excepcionalidad.

 

* Claudio Blanchart. Es director del MBA de la Universidad del Salvador.