domingo 07 de agosto de 2022
OPINIóN Caso Jones Huala

Mentiras, violencia y usurpaciones de la identidad Mapuche

Los hermanos Jones Huala han construido su mundo irracional a base de mentiras, usurpaciones, violencia y apropiaciones culturales que reflejan una realidad distorsionada de la cultura mapuche.

18-02-2022 07:00

No tengo relación con mi hijo, hay diferencias personales y políticas”. Estas fueron las firmes declaraciones de Isabel Huala, madre de los hermanos Jones Huala, los más reconocidos líderes de la Resistencia Ancestral Mapuche, también conocida como RAM.

Esta afirmación intentó demostrar su distancia con Facundo Jones Huala y fue pronunciada en noviembre de 2021. Menos de tres meses después, Isabel reivindicó con profunda emoción la heroica lucha de Facundo cuando recibió el beneficio de la libertad condicional en Chile.

Tiempo atrás, Ramón Eloy Jones, cuidador de caballos que ejerce su oficio en la Provincia de Buenos Aires, pidió por la libertad de su hijo Facundo ya que lo consideraba un preso político. A propósito, Ramón tiene entre sus célebres clientes al socio de Cristóbal López, Ricardo Benedicto alias “el zar del juego”. Además, Jones es padre de Fernando, actual líder de la RAM que entre 2005 y 2007 fue flogger y reconocido participante de la tribu urbana que se reunía en el Mercado de Abasto con Agustina “Cumbio” Vivero como máxima referente.

Chile declaró a Facundo Jones Huala como prófugo de la Justicia

Es muy difícil seguir los pasos de esta familia a través de una línea de tiempo, mucho menos encontrar una sucesión de hechos que los identifiquen con la cultura mapuche. No presentan un estilo consecuente con las tradiciones permanentes de la población originaria. Tampoco se ve en sus perfiles la impronta de espiritualidad, apego a la naturaleza y respeto por los seres vivos que caracterizó desde siempre a estos ancestros hasta la actualidad. Los mapuches, de todas las zonas geográficas, siempre dividieron los territorios por decisión propia y por arraigo cultural.

El paradigma mapuche interpreta para sí tres procesos de identidad. Por un lado, saber el camino, por otro actuar de forma correcta y, por último, ser gente. Este tercer paso representa el máximo grado de conocimiento. No hay formas violentas, rencores ocultos ni mentiras en su formación identitaria. De hecho, esas maneras descalificarían al mapuche como tal. Ninguna de estos rasgos identifica a los Jones Huala ya que la comunidad no los sostiene ni tampoco los escucha o comparte sus métodos de engaño y violencia.

En este punto es importante explicar algunas cuestiones sobre quienes son identificados como Machi en la cultura mapuche. Se trata de personas, mujeres u hombres, que tienen una función social de responsabilidad. Estas figuras se encargan de la continuidad cultural, las técnicas de sanación natural, los ritos del Machitún y demás atributos contrastables. Son miembros importantísimos del pueblo mapuche que tienen la atribución de recibir señales ancestrales. Entonces son ellos los que indican cuáles, dónde y de quiénes son las tierras. Sin embargo, en este momento, un minúsculo grupo de seguidores de la RAM -Resistencia Ancestral Mapuche- y de los Jones Huala dicen poseer estos bienes por derecho antiguo y ancestral.

Facundo Jones Huala deberá volver a la cárcel por una decisión de la Corte chilena

Argentina admite la preexistencia originaria desde la Constitución Nacional y ha generado mecanismos legales que los integrantes de la RAM no aceptan. Eso significa, a todas luces, la imposibilidad de demostrar su derecho histórico. Es entonces que hablan de revoluciones imaginarias y hacen de la violencia su ideología más estrecha, algo inaceptable para todos los argentinos. En este contexto el Gobierno Nacional debe esforzarse por encontrar una solución dentro de la ley.

Los Jones Huala no reconocen al Estado argentino ni a ninguno de sus ordenamientos republicanos.

Estos hermanos han construido su mundo irracional a base de mentiras, usurpaciones, violencia y apropiaciones culturales que reflejan una realidad distorsionada de la cultura mapuche. Son delincuentes, hoy ubicados en el mismo nivel que los ciudadanos que respetan la ley. Esto puede resultar en una peligrosa anomia, por la cual las partes resolverían las diferencias al margen del Estado. Todo eso resulta inaceptable y muy preocupante.

El rumbo del gobierno K se encuentra en el aire, como si fuese una moneda. Según de qué lado caiga, serán las consecuencias.

 

* Gerardo Milman. Diputado Nacional Pro. Vicepresidente del bloque JXC. Twitter: @gmilman / Instagram:@jerrymilman.

 

En esta Nota