domingo 14 de agosto de 2022
PROTAGONISTAS Conflicto en el sur

Quién es Jones Huala, el líder "mapuche" que desquicia a la justicia y la diplomacia

La legitimación de la violencia política que promueve el líder de la RAM polemiza con el histórico reclamo del movimiento mapuche en Argentina. Su origen humilde, su militancia y la condena por la que deberá volver a la cárcel en Chile.

16-02-2022 18:29

Francisco Facundo Jones Huala fue condenado por la Justicia chilena a 9 años de prisión por ataques incendiarios y portación de armas de fuego en reivindicación del conflicto mapuche. Y su figura, que promueve el uso de la violencia política, complejiza el reclamo del ancestral del pueblo originario que cruza la cordillera de los Andes.

De origen humilde, el líder de la la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) es el mayor de 6 hermanos y fue fruto del casamiento huinca de María Isabel y Ramón Eloy Jones, quienes se separaron cuando su Facundo tenía 11 años.

Desde entonces, su vida se vio marcada por la búsqueda de oportunidades en distintas ciudades del sur, Buenos Aires y Chile, hasta que volvió a radicarse en Bariloche, donde se conectó con sus raíces mapuches y comenzó su militancia política cuyo uso de la violencia lo catapultó a una cárcel chilena.

Chile declaró a Facundo Jones Huala como prófugo de la Justicia

La historia del lonko que legitima el uso de la violencia para la liberación mapuche

Facundo Jones Huala Rafael Bielsa 20220124
Facundo Jones Huala.

Según relató su mamá María Isabel en numerosas entrevistas, Facundo se vinculó por primera vez con la causa mapuche a la edad de 11 años, durante la nevada de 1996 que provocó estragos en Bariloche, y que lo llevó a ayudar en la recaudación de donaciones de una emisora local. "Ahí, en la radio, con esa nevada, se encontró con varios chicos mapuche, y empezó a saber su verdadera historia, a los 10 o 11 años más o menos", contó María a Anfibia.

Más allá del mestizaje que lo caracteriza, Jones Huala reivindica su origen mapuche desde el lado paterno, originario de Cushamen, un paraje cercano a Esquel (Chubut) que fue adquirido por los Benetton, multimillonarios italianos dueños de un millón de hectáreas que van desde Chubut hasta Tierra del Fuego.

En pos de esa reivindicación, y con un marco teórico neomarxista, Jones Huala presuntamente comenzó su militancia primero ayudando a los pobladores rurales a levantar sus casas en terrenos fiscales o de la familia Benetton, en forma de protesta, y se la pasaba entre Esquel y Bariloche. Desde lo discursivo, suele asegurar que no quiere atacar al Estado argentino sino que la lucha era contra los “empresarios y grandes terratenientes”

El papel que jugó la ONU en la liberación en Chile del líder mapuche Facundo Jones Huala

La Resistencia Ancestral Mapuche: opiniones cruzadas

Toma de tierras en El Bolsón
La RAM, liderada por Jones Huala, reivindicó no solo los ataques incendiarios en El Bolsón a fines del 2021 sino también la toma de tierras fiscales y pertenecientes a los Benetton.

Con el paso del tiempo, el lonko -jefe ancestral de la comunidad mapuche- fue radicalizando su postura a partir de vínculos con organizaciones mapuches chilenas mediante la RAM, a la cual calificó de “fuerzas especiales” dentro del movimiento autónomo mapuche en relación al uso de la violencia para "alcanzar la liberación", que incluye ataques incendiarios y tomas de terrenos.

“La RAM pertenece a un movimiento más amplio que es el Movimiento Mapuche Autónomo Organizado, son como las 'fuerzas especiales' de la lucha mapuche. Ideológicamente comulgo con la RAM”, dijo hace unos años Jones Huala en una entrevista con TN.

El hombre, que hoy tiene 36 años, no confirmó si efectivamente es el fundador del grupo calificado como "terrorista" por parte del estado rionegrino tras los ataques en El Bolsón de fines del 2021 adjudicados por la organización para presionar por la liberación del dirigente, que se encontraba preso en el sur de Chile desde 2018.

Jones Huala promete más violencia: apenas liberado llamó a "sabotear a las grandes empresas"

Incidentes con la Justicia y escalada diplomática

Facundo Jones Huala 20220216
Por el incendio en 2013, Jones Huala estuvo preso en Chile desde 2018 hasta su excarcelación condicional en enero del 2022 finalmente revocada por la Corte.

La militancia de Jones Huala lo llevó a Chile, donde la “cuestión mapuche” tenía otra envergadura en comparación a la paz que reinaba del otro lado de la cordillera hasta ese momento.

Sus viajes a Temuco y Osorno, donde habita gran parte de los descendientes mapuches en Chile, lo habrían inspirado en la idea de crear una “nación mapuche” en Cushamen, un lugar con muchas connotaciones: de donde era oriundo su padre y donde falleció Santiago Maldonado.

En ese contexto, Jones Huala participó del incendio en el sur de Chile en 2013, dictaminó por la Justicia chilena en su investigación, por lo que elevó un pedido de detención. Para ese entonces, el líder de la RAM ya se encontraba en Argentina, donde permaneció prófugo hasta que fue detenido en Esquel.

“Estoy preso por ser un militante y un símbolo de la resistencia de mi pueblo, por haber expresado lo que piensan miles de mapuches y de otras comunidades”, afirmó Jones Huala desde la cárcel en 2017 lo que dio origen a un conflicto diplomático que involucró a los expresidentes Michele Bachelet y Mauricio Macri en torno a la extradición.

"Mi detención la acordaron Macri y Bachelet”, aseveró.

Desde Chile, Rafael Bielsa negó haber pedido la excarcelación de Facundo Jones Huala

La condena de Jones Huala

Tras ser extraditado a Chile, el dirigente mapuche fue condenado a 9 años de cárcel por portación de ilegal de armas de fuego y por haber sido hallado culpable de un incendio ocurrido en 2013 en el fundo Pisu Pisué, en Río Bueno.

Desde 2018 estuvo preso en Temuco, y desde entonces se sucedieron numerosas protestas para exigir su liberación que salpicaron la grieta argentina y ocasionaron conflictos dentro del propio oficialismo.

Ante un recurso de amparo presentado por su defensa, el dirigente de la RAM fue excarcelado en libertad condicional el 21 de enero del 2022, e hizo un llamado a hacer “sabotajes a grandes empresas” y definió como el “enemigo” al “gran capital trasnacional, el imperialismo y la oligarquía”.

En tanto, se radicó en una comunidad mapuche de Temuco, en el sur de Chile, hasta que finalmente su liberación fue impugnada por el Gobierno chileno y la condena ratificada por la Corte Suprema de ese país, por lo que deberá regresar a prisión.

cd / ds