domingo 22 de mayo de 2022
OPINIóN Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas
02-04-2022 09:30

A 40 años de Malvinas: el valor sobre la barbarie

Malvinas fue un intento desesperado de mantener una conducción militar decadente, que luego de cometer todas las aberraciones posibles, se embarcó en una gesta impensada, extemporánea e improvisada.

02-04-2022 09:30

Malvinas nos duele. No hay una forma sofisticada ni grandilocuente que oculte lo que nos pasa. Nos duele como pérdida, nos duele como trauma, y nos duele porque es, fundamentalmente, la Patria.

Ese dolor está atravesado por los avatares de la historia y las pesadillas de ese particular momento de la Argentina, la guerra nos encontró desprevenidos, y, pensando como si fuéramos contemporáneos a ese abril del 82, mirábamos más hacia la Casa Rosada que al sur profundo.

Malvinas fue un intento desesperado de mantener una conducción militar decadente, que luego de cometer todas las aberraciones posibles, se embarcó en una gesta impensada, extemporánea e improvisada.

Guerra de las Malvinas, por Martín Balza

Mucho se ha escrito sobre los motivos del conflicto, nada sumaría ahondar en ese derrotero. Sin embargo, hay algo que Malvinas representa con cada vez más fuerza, escindida de la oscura historia de conducción militar que la precedió: valor.

Hoy Malvinas representa valor, abnegación, sacrificio, la vida por la patria que se jugaron en ese frío campo de batalla los soldados conscriptos, casi adolescentes, enviados a luchar por un lugar que nunca habían visto, pero que es nuestro.

No siempre fue así. No siempre la ciudadanía y la conducción política nos habló de héroes. Crecimos con los “chicos de la guerra”, con sus traumas y sus pérdidas. Olvidados, marginados a ser parte de una más de las tragedias de nuestra historia, que los encontró como víctimas en ese frío destino de abril de 1982.

Este pesimismo generalizado, esa apatía y desentendimiento con respecto a los soldados cambió, y esa transformación es visible en los aplausos, en el reconocimiento tanto social como estatal respecto de los ex combatientes.

40 años de Malvinas: el minucioso recuerdo de un combatiente

Es más que notoria la dificultad de la conducción política nacional en el mantenimiento de políticas de estado a largo plazo, sin embargo, podemos decir que el paso de los ex combatientes, del ostracismo al reconocimiento, lleva ya varios gobiernos y es un logro colectivo tanto de los partidos como de la sociedad.

El sentimiento de heroicidad, de respeto por aquello que lucharon, de los sacrificios que tuvieron que afrontar, y fundamentalmente, de aquello que perdieron y de quienes no volvieron, hoy es palpable en la calle y digno de ser honrado. Aquellos que dieron su vida por la patria descansan en casa, bien claro debe estar que el cementerio de Darwin, es tierra argentina.

Recordamos y honramos el valor con el que lucharon, la causa por la cual dieron su vida, más que la barbarie que los llevó a luchar. Malvinas representa mucho de lo que somos como pueblo: valor, heroicidad, abnegación y también nos recuerda mucho de lo que nos pasó, dictadura, dolor, desaparición.

La escisión entre la barbarie del proceso que inició Malvinas, del valor de esos miles de conscriptos que se jugaron la vida, -y muchos la dieron-, es necesaria. Es importante separar los tantos y comprender que los hechos históricos no son lineales, que hay grises por donde se conduce la historia que es necesario aclarar, o al menos contemplar en su complejidad.

Así fue el desembarco argentino en Malvinas

El reconocimiento debe ser al valor, al amor por nuestra tierra. Somos un Estado porque deseamos serlo, más que por el hecho de tener fronteras territoriales, la Patria, además de un lugar, es una idea, una creencia sobre el destino que debe tener un pueblo, sobre aquellos elementos que nos unen en la diversidad.

Hoy es bueno conmemorar el valor por sobre la barbarie, y recordar a los conscriptos, a los tripulantes del Belgrano, a los pilotos rozando las olas, a todos los que estuvieron en la tierra, el mar o el aire para luchar por la Patria, fuera de todo contexto, para jugarse la piel por todos nosotros.

Un patriota del norte argentino, General Martín Miguel de Güemes, dijo una vez: “No quiero favores con perjuicio para mi país: éste ha de ser libre a pesar del mundo entero”.

Juicio por los horrores de Malvinas: antisemitismo, abuso sexual, estaqueamiento y torturas

El valor de nuestros héroes de Malvinas no es una excepción en la extensa lista de hombres de coraje que defendieron la Patria, y a todos ellos, les debemos reconocimiento y respeto por siempre.

 

* Leonardo Güi. Abogado. Docente de Derechos Humanos y Derecho Constitucional Político, Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, sede San Isidro, extensión áulica Tigre, Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales.