OPINIóN

Lula-Blinken, una bilateral muy afinada

El encuentro resultó en un “éxito” diplomático. En Washington valoran la solidaridad del jefe de Estado brasileño con Joe Biden, en vista de las elecciones presidenciales. Hubo también consenso, entre ambos, sobre la necesidad de crear un Estado Palestino.

Antony Blinken y Luiz Inácio Lula da Silva
El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken y el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva | Agencia Afp

“Fue una reunión excelente: Estados Unidos y Brasil están haciendo cosas importantes juntos. Estamos trabajando bilateralmente, regionalmente y globalmente. Es una sociedad importante y estamos agradecidos por la amistad”. Esta fue la declaración del secretario de Estado, Antony Blinken, al salir de la reunión con el presidente Lula da Silva en Brasilia. La cita duró casi dos horas, y se realizó con la presencia de la embajadora norteamericana en Brasilia, Elizabeth Bagley y del asesor internacional de la Presidencia Celso Amorim. Hubo también consenso, entre ambos, sobre la necesidad de crear un Estado Palestino.

Lula le señaló a Blinken “todo el aprecio” que tiene por el presidente Joe Biden, “por su postura en defensa de la democracia y por las medidas que adoptó a favor de los trabajadores”. En este escenario de confianza en la bilateral, la crisis diplomática entre Brasil e Israel no proyectó ninguna sombra. Muy por el contrario, el encuentro resultó en un “éxito” diplomático. En Washington valoran la solidaridad del jefe de Estado brasileño con el demócrata, en vista de las elecciones presidenciales; especialmente por el peso del líder brasileño en América Latina.

Antony Blinken y Luiz Inácio Lula da Silva
Reunión entre Lula da Silva y el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken

En cuanto a la confrontación diplomática reciente entre Tel Aviv y Brasilia, el gobierno brasileño indicó que no habrá nuevas medidas punitivas, luego de haber retirado su embajador. Hubo algunas fuentes de Itamaraty que ventilaron la posibilidad de cerrar la sede diplomática en la capital israelí y expulsar al embajador judío en Brasil, pero esa alternativa fue descartada.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El conflicto entre ambos gobiernos fue asunto para los medios internacionales que repercutieron la disputa, desatada por una declaración de Lula da Silva cuando sostuvo que en Gaza “hay un genocidio” y, a continuación, recordó el hecho histórico del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial. El premier Benjamín Netanyahu juzgó el caso como una ofensa contra el pueblo judío y pidió una retractación de su colega brasileño. Lula, desde luego, respondió que no tenía por qué retractarse de sus dichos. A partir de ese punto, una serie de insultos contra el presidente sudamericano fueron proferidos por el canciller israelí Israel Katz, quien llegó a decir que Lula era “promiscuo y delirante”. Janeiro. El ministro Mauro Vieira, su par, replicó que ese era un gesto de “anti diplomacia”. Y advirtió que la seguidilla de improperios era una forma  del gobierno israelí “de buscar apoyo internacional” para salir de la situación de aislamiento que vive Tel Aviv. Sobre todo luego de la amenaza del gobierno Netanyahu de bombardear Rafah, en el sur de Gaza, ciudad donde se refugian un millón y medio de palestinos.

Antony Blinken y Luiz Inácio Lula da Silva

Blinken elogió los temas elegidos por Brasil para la primera cumbre del G20 en Río de Janeiro. Y sin duda, los acuerdos entre Washington y Brasilia dejarán un fuerte mensaje sobre la agenda internacional: entre ellos figura la reforma del sistema de gobernanza del mundo, es decir, de organismos como el Consejo de Seguridad y las Naciones Unidas. Lula ha señalado reiteradamente que el CS debe ser ampliado para tornar más democráticas y efectivas las resoluciones. Los otros dos grandes asuntos son el combate al hambre y la miseria, y la transición energética.

En la apertura de la conferencia, a las 14 de esta tarde, el ministro Vieira marcó que en la cita de hoy serán discutidas “las tensiones internacionales y como tratarla, para abordar mañana la reforma de la gobernanza del mundo”. Y mañana será abordado un asunto de importancia para Brasil: la Alianza Global contra el Hambre. Y marcó que en la cita de hoy serán discutidas “las tensiones internacionales y como tratarla, para abordar mañana la reforma de la gobernanza del mundo”.

 

 

Gi