martes 28 de junio de 2022
OPINIóN Teatro

La obra teatral "La Sala Roja" siempre fue una sorpresa para quienes la hicimos

Es la obra de la reunión de padres en un jardín de infantes. Es una comedia que nos invita a pensar sobre cómo educamos, sobre cómo criamos, y también sobre qué tipo de sociedad estamos siendo.

05-03-2020 18:01

Estrenamos “La Sala Roja” en el año 2013. Teníamos el compromiso de poder sostener las 12 funciones reglamentarias que necesitábamos para poder cumplir con los subsidios que habíamos solicitado. Ese pequeño objetivo ya nos parecía un montón. Hasta un mes y medio antes del estreno no teníamos confirmado el teatro. Seguíamos ensayando, eso sí, con la convicción interna de que iba a suceder. Puede ser que también algunos de los integrantes del elenco hayan tenido sus dudas, pero no nos lo decíamos, éramos un grupo que recién estaba empezando a conocerse y que por esa sinergia que a veces ocurre, coincidíamos en el deseo interno de estrenar este material.

Los planetas se alinearon y se nos confirmó el teatro: El Camarín de las Musas. Teníamos el desafío de armar una salita de jardín de infantes arriba de un escenario y en el teatro independiente, es decir con los mínimos recursos posibles. Pero como las estrellas estaban de nuestro lado, justo una pequeña escuela había cerrado sus puertas y remataba todo el mobiliario. Así, nosotros pudimos comprar lo que podría haber sido imposible de otro modo.

El San Martín busca federalizar y democratizar el acceso a la cultura

Escenografía, vestuario, luces y elenco se pusieron a punto y estrenamos. La primera función fue una fiesta. Yo sabía que había escrito una comedia, pero jamás imaginé que las risas iban a ser tantas ni que todos los giros que había fabulado en el papel y en la puesta, iban a surtir semejante efecto entre les espectadores.

Así el boca en boca hizo que las butacas se comiencen a llenar, agregamos funciones, agrandamos la sala y continuamos uno, dos, tres, cuatro… 8 años. En el medio visitamos festivales y nos fuimos de gira a España donde la obra tuvo críticas excelentes. La Sala Roja se empezó a conocer y me escribieron de otros países como Panamá, Paraguay y Brasil para hacer allí sus versiones. Las hicieron y fueron siempre grandes sorpresas. Visitamos otros teatros e hicimos funciones en Timbre 4 y en el Chacarerean Teatre. También me propusieron hacer una versión cinematográfica, por lo que estamos a la espera de que en algún momento se vea en la pantalla grande.

Una muestra colectiva en el Centro Cultural Kirchner reivindica las luchas feministas

La Sala Roja siempre fue una sorpresa, siempre fue más de lo esperado, de lo imaginado. Contó, es cierto, con un grupo que pudo sostenerla a lo largo del tiempo. A veces con el viento a favor, pero también a veces con el viento en contra.

Ahora nos convocaron del Teatro Metropolitan Sura para hacer un ciclo en la Calle Corrientes. Una nueva aventura. En un gran teatro. Llevar nuestro teatro off a otro circuito. Estar ahí nos genera una gran desafío y sobre todo mucho entusiasmo de poder seguir haciendo esta obra que amamos, a todo despliegue. Tenemos más ganas que nunca de salir al escenario y más ganas que nunca de que todos vengan a verla. 

El teatro como fuente de transformación de la cultura

La Sala Roja es la obra de la reunión de padres en un jardín de infantes. Esos padres y madres funcionan como una pequeña sociedad y de algún modo representan el abanico de nuestra clase media de hoy. Es una comedia que nos invita a pensar sobre cómo educamos, sobre cómo criamos, y también sobre qué tipo de sociedad estamos siendo.

 

---------------------------------------------------------------------------------------

Escrita y dirigida por Victoria Hladilo, estará todos los viernes a las 20.30 hs. En el Teatro Metropolitan Sura. Con Manuel Vignau, Julieta Petruchi, Carolina Marcovsky, Axel Joswig, Victoria Hladilo y Catalina Auge.