martes 03 de agosto de 2021
OPINIóN Columna de la USAL
16-06-2021 07:00

La 'mejor política' (Fratelli Tutti) en perspectiva sinodal

Las enseñanzas sociales del Papa Francisco reúnen temáticas de lo más diversas. Le dedica un capítulo entero a “la mejor política”. Allí, destaca el lugar que ocupa dentro del entramado social, sobre todo en el camino hacia alcanzar un verdadero bien común.

16-06-2021 07:00

Las enseñanzas sociales del Papa Francisco reúnen temáticas de lo más diversas. La crisis socio-medioambiental, la fraternidad universal más allá de las diferencias políticas y religiosas en la búsqueda de la paz, la economía al servicio de la sociedad (y no viceversa) son algunos de los ejemplos más visibles. También hacia adentro de la Iglesia, nos instruye sobre la necesidad de reformar las estructuras para orientarlas a la evangelización con perspectiva de misericordia, acompañamiento y discernimiento. Da cuenta de ello la última encíclica social “Fratelli Tutti”, publicada en octubre del pasado año, y “la sinodalidad”, como eje de reflexión propuesto por el pontífice para aplicar en la Iglesia durante los próximos años.

Fratelli Tutti, haciendo honor a su nombre, nos propone a la fraternidad y a la amistad social como caminos para solucionar los grandes males que aquejan al mundo contemporáneo. El documento le dedica un capítulo entero a “la mejor política”. Allí el Papa, en sintonía con el Magisterio de la Iglesia, destaca el lugar que ocupa dicha disciplina dentro del entramado social, sobre todo en el camino hacia alcanzar un verdadero bien común. También resalta la importancia de que ésta sepa conservar su lugar, sin subordinarse a ninguna otra disciplina, como por ejemplo a la economía, al paradigma tecnocrático, al rol de Estado o a los resultados inmediatistas.

El papa Francisco pide construir "puentes en un mundo que construye muros"

De lo anterior se desprende una idea: para alcanzar el bien común, es necesario un proyecto común, y la encargada de gestarlo será, justamente, “la mejor política”. Ella deberá pensar estrategias para armonizar los aportes de las diversas disciplinas, asumiendo e incluyendo a todos los actores sociales, persiguiendo la resolución de las problemáticas más urgentes y necesarias, sin dejar de pensar en el mañana. El bien común no se alcanza de una manera instantánea, antes bien, se va concretando dinámicamente en un proceso, teniendo en cuenta que la construcción del presente debe incluir (y permitir) la construcción del futuro.

No es extraño que la idea de una sociedad más justa, con relaciones sanas y oportunidades para todos, pueda sonar utópica ya en la actualidad. Los intereses individualistas y cosificadores están a la orden del día y nos impiden pensar en la posibilidad de construir un modelo socio-económico justo, inclusivo y sustentable. Francisco, consciente de esta realidad, nos recuerda que buscar el bien común es un desafío.

Del “amor y la igualdad” a la “fraternidad y amistad”

Como propuestas intra eclesiales, el Papa ha convocado para el año 2023, un Sínodo específico para tratar sobre la “sinodalidad”. Etimológicamente, “sínodo” significa “caminar juntos”. Ahora bien ¿cómo realizar este “caminar juntos” cuando en las sociedades contemporáneas no siempre hay paz, ni consensos? ¿cómo hablar de acuerdos cuando también se impone la violencia en sus múltiples formas? Aparece entonces en el horizonte el conflicto y la riqueza de la diversidad.

La diversidad se propone como desafío a ser superado en la hermandad humana originaria, tal como relata la parábola del buen samaritano samaritano (eje de Fratelli Tutti). En ella las adversidades religiosas, políticas e ideológicas, se ven superadas por acciones concretas: asistir, sanar y velar por los cuidados de aquellas personas que sufren en las periferias de los caminos.

Globalización y fraternidad: el mundo en Fratelli Tutti

Fratelli tutti y la perspectiva sinodal nos aseguran, por un lado, que no es utópico, sino práctico, soñar con la paz en la construcción de una sociedad, una economía y una política inclusivas, con una opción preferencial por los pobres y excluidos, en el contexto del cuidado del medioambiente, la creación, la Casa Común; y, por el otro que para alcanzar la paz y la justicia social, debemos caminar juntos como hermanos.

 

 


* Sabrina Marino y Agustín Podestá. Teólogos. Profesores e investigadores en la Universidad del Salvador.