5th de March de 2021
POLICIA Persecución, atropello y polémica
22-01-2021 19:16

El mal momento de Carolina Piparo: su marido seguirá preso pero ahora en una cárcel de La Plata

Juan Ignacio Buzali está acusado de intentar matar con su auto a dos jóvenes que confundió con los motochorros que asaltaron a su mujer. Lo enviaron a la Alcaidía Penitenciaria de Lisandro Olmos. 

22-01-2021 19:16

El marido de la diputada de Juntos por el Cambio, Carolina Piparo (44), seguirá detenido. Es que la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata rechazó los pedidos de excarcelación que habían presentado sus abogados, en el marco de la causa en la que se lo acusa de intentar matar con su auto a dos motociclistas que supuestamente confundió con los motochorros que asaltaron a su mujer, en la madrugada de Año Nuevo.

Juan Ignacio Buzali (47) está detenido desde el viernes 8 de enero. Las primeras dos semanas estuvo alojado en la sede de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de La Plata, pero desde este jueves se encuentra en la Alcaidía Penitenciaria de Lisandro Olmos, lindante a la Unidad Nº 1, la cárcel más poblada del país. 

"Era el resultado que esperábamos", aseguró a Perfil Juan Manuel Fontana, abogado de uno de los heridos. "Nosotros consideramos que existe riesgo de fuga. Eso es evidente y se ve en los videos cuando ellos impactan a estos dos jóvenes y se dan a la fuga. Además también está claro el entorpecimiento probatorio, porque ellos quieren manipular y tergiversar la visión de las cámaras de seguridad", amplió.  

Fernando Burlando y Fabián Améndola, los abogados defensores de Buzali, recurrieron la detención de su cliente planteando que existen "elementos de convicción que acreditan que no tuvo desprecio por la vida humana". 

Carolina Piparo g_20210119
Carolina Piparo podría ser acusada por el delito de falso testimonio (Foto: Télam). 

Para la defensa "no hubo dolo homicida" en el accionar de Buzali que "ni la filmación ni las pericias pueden determinar objetivamente la mecánica del hecho". Además, remarcaron que "no se verificó la velocidad del vehículo del imputado", pero "sí se afirmó en el auto de detención que era alta". 

Burlando y Améndola señalaron que su defendido "se vio rodeado de motos e interpretó que estaba siendo emboscado, por lo que optó por huir del lugar, produciendo el hecho imputado, pero su intención no era la de huir de la justicia". "Lejos de escapar de la autoridad policial, la buscó para preservar su vida de lo que creyó era una agresión armada inminente", plantearon. 

Sin embargo, en el fallo al que tuvo acceso Perfil, los camaristas ratificaron la decisión de la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, y rechazaron los dos pedidos de excarcelación. 

Caso Carolina Piparo: dos nuevos videos muestran cómo fue la persecución
 

Para los jueces, "el accionar que se le atribuye a Buzali resulta demostrativo de la posibilidad de entorpecimiento y frustración procesal, lo cual impide acceder a la concesión del beneficio excarcelatorio requerido en su favor". 

De esta manera, Buzali continuará detenido a disposición de la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, quien le imputó el delito de "doble homicidio en grado de tentativa" en perjuicio de los dos motociclistas que atropelló al confundirlos con "motochorros".

Los hechos

El caso ocurrió el viernes 1° de enero cerca de las 2 de la madrugada, cuando al menos seis motochorros asaltaron a la diputada provincial Carolina Piparo en la puerta de la casa de su suegro, ubicada en las calles 47 entre 15 y 16. Le robaron la mochila y un teléfono marca iPhone, que días después apareció en Berisso. 

A bordo de un Fiat 500 L, la pareja embistió a una moto en la que viajaban Luis Lavalle (21) e Iván Coronel (17). Tanto Piparo como Buzali dijeron que se sintieron acorralados  y que al intentar escapar de esa situación es que atropellaron a los jóvenes. 

Según se pudo acreditar en la causa, los motociclistas no eran delincuentes: estaban junto a un grupo de amigos recorriendo la tradicional quema de muñecos.

De acuerdo a la versión de los testigos, la diputada y su esposo arrastraron a la moto varios metros y no frenaron para asistirlos. Ellos aducen que no se detuvieron por temor a ser nuevamente asaltados.