POLICIA
COMODORO PY

Con 14 policías de la Ciudad de Buenos Aires acusados, comienza el juicio por el crimen de Lucas González

La Sala Amia de los tribunales de Retiro será escenario de las audiencias de uno de los casos más graves de violencia policial. Cómo se estructurará el proceso, que durará por lo menos hasta mitad de año.

Caso Lucas González 20220309
Caso Lucas González | Cedoc Perfil

Este jueves 16 de marzo, a partir de las 9, comienza el juicio oral por el crimen del futbolista juvenil de Barracas Central Lucas González, asesinado por un balazo adjudicado a la Policía de la Ciudad el 17 de noviembre de 2021. Hay 14 efectivos que estarán sentados en el banquillo de acusados, de los cuales tres están imputados por el homicidio y los 11 restantes llegan a la instancia oral con un requerimiento para que se los juzgue por encubrimiento y torturas hacia los amigos de la victima, con quienes estaba en el momento del hecho.

El juicio oral inicia a un año y cuatro meses de la fatídica mañana de fines de 2021 cuando el joven salía de entrenar del Club Barracas Central. Iba a bordo de una VW Surán junto a Joaquín Zúñiga, Julián Salas y Niven Huanca con intenciones de volver a su casa pero no sin antes parar a comprar una gaseosa. Sin embargo, la tranquilidad que tenían fue alterada cuando comenzaron a ser perseguidos y atacados por una patrulla de la Policía de la Ciudad, a pesar de no haber hecho ningún movimiento sospechoso.

Al cabo de unos minutos de tensión extrema, un disparo de la Policía mató a Lucas. De inmediato los responsables intentaron tapar la situación y eso requirió torturar física y psicológicamente a los tres amigos, testigos directos del asesinato. Ellos serán los primeros en declarar este jueves en la Sala Amia de Comodoro Py.

El tío de Lucas González reflexionó sobre la discriminación en Argentina

Los tres jóvenes están representados por Gregorio Dalbón, el abogado que también tuvo un rol central en el acompañamiento de los padres de la víctima. Está previsto que hoy también declare Hector “Peca” González, el papá de Lucas, ante una sala que se prevé repleta de familiares, amigos e integrantes del club al que pertenecía González pero también de otras instituciones deportivas.

Quienes son los acusados

En el banquillo, en tanto, estarán sentados los 14 efectivos de la fuerza porteña que estuvieron vinculados al episodio que terminó con la vida de un adolescente de 17 años.

Lucas González 20211207
Dalbón durante la reconstrucción del hecho que se hizo en Barracas.

Son el inspector Gabriel Alejandro Issasi (41), el oficial mayor Fabián Andrés López (48) y el oficial Juan José Nieva (37), ex integrantes de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad y ahora están detenidos. A estos se los acusa del delito de homicidio agravado “por haber sido cometido con alevosía, por placer, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por cometerse abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial”.

Uno de los puntos que se dilucidará durante el juicio es si los efectivos realmente se identificaron con la voz de alto o actuaron a mansalva, sin dar ningún indicio que les permita a los jóvenes inferir que los estaba persiguiendo la policía. Vale recordar que estos efectivos no estaban a bordo de un auto ploteado con los colores de la fuerza porteña, claramente identificables. Por el contrario, iban a bordo de un Nissan Versa de civil.

Los tres policías acusados por el asesinato de Lucas González quedaron detenidos

Los otros acusados son Daniel Alberto Santana (50), comisario inspector del Departamento Comunal Vecinal 4 de Barracas; su colega del mismo rango Rodolfo Alejandro Ozán (54); los comisarios de esa dependencia, Fabián Alberto Du Santos (51), Juan Horacio Romero (51) y Jesús Chocobar (51). También Roberto Orlando Inca (47), de la División Sumarios y Brigadas de la dependencia, el principal de la Comuna 4D, Héctor Claudio Cuevas (50); y los oficiales de la Comisaría Vecinal 4D Sebastián Jorge Baidón (28), Jonathan Alexis Martínez (34), Ángel Darío Arévalos (34) y Daniel Rubén Espinosa (33).

Todos ellos están señalados en el requerimiento de elevación a juicio por haber intentado ocultar el hecho y por las torturas a los amigos de Lucas. En concreto, según publicó Télam, el delito por el cual se los persigue es "falsedad ideológica, privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley, encubrimiento agravado por la condición de funcionarios públicos y por ser el delito precedente especialmente grave e imposición de torturas".

Marcha Lucas González
Cintia, madre de Lucas, no estará en el juicio porque está internada.

A su vez, dos de ellos, Cuevas e Inca, fueron denunciados por falso testimonio agravado.

Dalbón: "No vamos a imponer condenas mediáticas"

En un claro intento por diferenciarse de la épica que le dio al caso Báez Sosa su colega Fernando Burlando, Dalbón intentó despegarse de eso y en la antesala del juicio aclaró: "No queremos una Justicia ejemplificadora, le expliqué a los padres que debe ser justa, no debe ser de más ni de menos. Respetamos a los imputados, su principio de inocencia y por supuesto que vamos a respetar la decisión de la Justicia sin imponer condenas mediáticas".

Por otra parte, recordó ante la consulta del medio mencionado que los jóvenes "venían simplemente de entrenar en un club y los policías dijeron que venían haciendo movimientos con el auto, lo que no es cierto".

Lorena Miño, la policía que se entregó tras el asesinato de Lucas González: "No tengo nada que ver"

"Las pericias balísticas hablan por si solas, indicaron que tiraron en zonas vitales: a Lucas dos balas le pegaron en la cabeza. Un hecho que en 40 años de Democracia nunca había visto", señaló Dalbón.

El abogado, conocido por su intervención en causas judiciales vinculadas a la vicepresidenta Cristina Kirchner, afirmó que los efectivos acusados consideraron a las víctimas sospechosos por su color de piel. Por eso, añadió, "proponemos el agravante de homicidio por odio racial".

Por último, señaló que el padre de Lucas será uno de los primeros en declarar como testigo para poder presenciar el resto de las audiencias. En tanto, Cintia, su madre, se encuentra internada porque "no puede superar la situación y tuvo varios intentos de suicidio".

El juicio estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25, integrado por los jueces Ana Dieta de Herrero, Daniel Navarro y Marcelo Bartumeu Romero.

 

AS/ff