domingo 04 de junio de 2023
POLICIA crimen de griselda blanco

Detienen a un empresario por el caso de la periodista asesinada y liberan a su ex pareja

El nuevo sospechoso tiene 46 años. Es dueño de un boliche y una mueblería en la localidad de Curuzú Cuatiá, provincia de Corrientes. Según los investigadores, habría conocido a la víctima a partir de un vínculo comercial (era auspiciante en su programa de radio) y tiempo después entabló una relación sentimental extramatrimonial. Una cámara de seguridad lo ubicó en la escena del crimen. A partir de los nuevos indicios recolectados en la causa, la expareja de la periodista y primer acusado por el femicidio, recuperó su libertad en las últimas horas.

27-05-2023 01:50

Las imágenes de las cámaras de seguridad, mensajes en el celular y un vínculo amoroso  entre ellos, fueron las claves para que los investigadores detuvieran a un nuevo sospechoso por el asesinato de la periodista correntina Griselda Blanco (44). Tras esta nueva línea, la ex pareja de la mujer, que llevaba una semana apresada, recuperó la libertad.

El nuevo detenido es Darío Alfredo Ricardo Holzweissig. Es un hombre de 46 años, que tiene un boliche llamado “Punto Sur” y administraba una mueblería en Curuzú Cuatiá, en Corrientes. Según explicaron fuentes policiales, la periodista tenía un vínculo amoroso, que no era público, con el nuevo detenido.

Pero los investigadores “encontraron claros indicios” que vincularían a Holzweissig con el femicidio de la periodista ocurrido el sábado pasado.

Uno de esos incidios fue la cámara de seguridad de la casa de la víctima y del acusado. Según las fuentes, a Holzweissig se lo veía en la madrugada del día del crimen en la casa de Griselda y en el momento en que se produjo el hecho según el análisis de autopsia. Luego se observa al acusado regresar a su casa a bordo de su auto, detallaron las fuentes policiales.

En un primer momento, se creyó que esa persona que había sido captada era la ex pareja de Griselda y que fue el primer detenido que tuvo la causa. Ayer con la captura del empresario, Armando Jara, también periodista, recuperó la libertad.

Otro de los indicios que condujeron a Holzweissig fue la recuperación de conversaciones que la periodista había tenido con esta persona. Griselda tenía dos celulares que utilizaba para su labor y uno de ellos desapareció de la escena del crimen, pero los peritos pudieron recuperar su información que estaban en la nube. Allí surgió que la mujer había comenzada el vínculo con el empresario, primero como auspiciante de sus programas periodísticos y luego viró a una relación sentimental, aunque él tenía otra pareja.

Los efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) inspeccionaron un terreno lindero a la casa del acusado y encontraron un cuchillo y un teléfono desarmado. Ahora quedará determinar si están relacionados con este caso.

La detención de Holzweissig fue concretada el jueves a la noche, en una vivienda que el empresario tiene al costado y al fondo del restobar bailable, por detectives del Departamento Investigaciones Complejas NEA y personal de la División Homicidios, ambos de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía 

Federal Argentina, junto a la División de Investigación Criminal de la Unidad Región III Curuzú Cuatiá de la policía correntina.

Ahora deberá enfrentar a la fiscal del caso y exponer su defensa, si decide hablar. Mientras que para la próxima semana se esperan los resultados de una pericia que podría ser determinante. Se trata de los pelos encontrados en la mano de la víctima.

Griselda fue encontrada muerta el 20 de mayo cerca de las 19 horas por un familiar en su casa. La puerta estaba semiabierta y no había sido violentada. La autopsia determinó que se había tratado de una muerte violenta y centró el ataque en la madrugada de ese día.

Libre. El periodista local recuperó ayer la libertad luego de la detención del nuevo acusado. Este hombre había declaro ante la fiscal del caso y se había pronunciado inocente. Su abogado defensor, Francisco Adaime, sostuvo a Télam que la detención se había producido sin tener “pruebas suficientes” y cuando aún faltaban “resultados de informes que son fundamentales”. 

“Mi defendido ya está en libertad, comienza a demostrarse su inocencia y ahora tratará de limpiar su nombre”, dijo el letrado, quien precisó que solicitará “custodia personal” para su defendido porque la situación “es peligrosa”.

Y remarcó que “la autopsia determinó que la víctima se defendió” y que su “defendido no tiene ni un rasguño”.

Escenarios. “Mi mamá no se suicidó. A mi mamá la mataron”. Cuando se conoció la muerte de la periodista la primera versión que circuló fue la de un posible suicidio, pero luego la autopsia determinó que había sido asesinada.

Los hijos de la víctima insistieron en que la habían matado y en redes sociales explicaron que “ella decía verdades que nadie se animaba a decir. La querían ver callada y no pudieron”.

La mujer era trabajadora de prensa radial y producía transmisiones en vivo de programas dedicados al periodismo local.En sus medios, esta periodista curuzucuateña realizó diversas denuncias públicas, entre ellas, contra un comisario de la policía provincial por abuso sexual y también por un caso de mala praxis en el hospital “Dr. Fernando Irastorza”, donde murió una amiga, entre otras, y sus allegados aseguraron que “recibía amenazas”.

Por esa razón desde distintas organizaciones, se siguió de cerca este caso por la gravedad de esta posible línea de investigación. Se pensó que sus investigaciones podrían ser un posible móvil del crimen.

Aunque ahora esta hipótesis se aleja y la investigación se encarrila a tratarse de un femicidio, aunque cambió el acusado.

 

La posición de Periodistas Argentinas

El crimen de Griselda Blanco puso en alerta a todos. Existían sospechas de que su asesinato estuviese relacionado con su labor como periodista, por esa razón representantes del colectivo Periodistas Argentinas se hicieron presenten en la ciudad de Curuzú Cuatiá para conocer el avance de la causa

Las periodistas Claudia Acuña y Nancy Pazos llegaron a esa localidad ubicada unos 350 kilómetros al sur de Corrientes Capital y se reunieron con la fiscal de la causa y autoridades de la Policía Federal Argentina (PFA), a cargo de la pesquisa.

“Teníamos preocupación por la debilidad inicial en la investigación y porque se consideren las pistas correctas”, dijo a Télam Acuña, quien luego consideró: “Hoy vemos que se trabaja en pistas más sólidas y se produjeron novedades significativas en la causa”. 

El colectivo había realizado una conferencia de prensa el miércoles pasado para mostrar su preocupación sobre la investigación.

Por su parte, la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación (Unesco), Audrey Azoulay, condenó el asesinato y pidió una investigación “completa y transparente”.

 

El caso

◆ Griselda Blanco fue asesinada en la madrugada del 20 de mayo pasado. Pero su cuerpo sin vida fue hallado cerca de las 19 horas por un familiar.

◆ La autopsia determinó que Griselda había sido golpeada en la cabeza y tenía una soga alrededor del cuello.

◆ El primer detenido en la causa fue Armando Jara, ex pareja de la víctima. Quien ayer recuperó la libertad tras la detención de un nuevo sospechoso.

◆ El ahora apuntado es un empresario de la noche que tenía un vínculo sentimental con la víctima. Se trata de Darío Alfredo Ricardo Holzweissig y fue detenido.

En esta Nota