lunes 06 de febrero de 2023
POLICIA Crimen en Villa Gesell

Caso Báez Sosa: agentes de la Policía Bonaerense explicaron por qué dejaron ir a los rugbiers

El jueves declararon los efectivos que estuvieron en el Operativo Sol de ese año, en el verano 2020, y que trabajaban en los alrededores del boliche Le Brique. Los motivos por los que no llegaron a prevenir el ataque.

06-01-2023 11:25

Este jueves 5 de enero, en el cuarto día de audiencias del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, declararon Roberto Gustavo Basualdo, Carlos Aníbal Contino, Fernando Raúl González y Leandro Hipólito Barreca Maidana, los cuatro agentes de la Policía Bonaerense que trabajaron en el Operativo Sol del verano 2020 en Villa Gesell. En sus testimonios intentaron explicar por qué dejaron ir a los ocho rugbiers.

Según relataron, los efectivos llegaron al boliche Le Brique minutos después de la golpiza y pese a que se encontraban por la zona no pudieron evitar el asesinato. El motivo oficial —dicho por fuentes de la Policía Bonaerense y que también constó en el acta de procedimiento— fue que intervinieron al mismo tiempo en una pelea en una calle cercana.

El prontuario de los Pertossi: los antecedentes de la familia de tres de los rugbiers acusados por el caso Báez Sosa

La declaración de los policías bonaerenses

Carlos Contino, uno de los agentes que declararon ayer y que intervino en la noche del ataque, recordó su cruce con los imputados. Sostuvo que le dijeron a él y a sus compañeros que los agresores “habían sido varios muchachos, entre siete y ocho: uno con rastas, otro con camisa negra”. Así, el policía relató que frenaron a un grupo de cuatro o cinco, que resultaron ser varios de los rugbiers acusados, pero no coincidían con los detalles que les habían suministrado.

En ese sentido, añadió: "Nos dieron los datos y los dejamos seguir". Fuentes oficiales confirmaron que por el caso no existió en su momento personal sumariado o pasado a disposición. Los fiscales de Villa Gesell tampoco podrían haber generado una imputación.

Roberto Basualdo, por su parte, contó que llegó al lugar minutos más tarde de producido el ataque a Fernando Báez Sosa y que salió a buscar a los sospechosos después de las descripciones de los testigos.

Comienzo del juicio caso Báez Sosa 20230102
Los rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa

“Caminamos unos 50 metros y, en esa misma cuadra, vemos a unos ciudadanos. Los demorados, pero como no hallamos las características que nos dio la gente —’Rastas largas, una camisa oscura y una camisa blanca rota’—; entonces los dejamos circular”, indicó.

El desgarrador relato de la Virginia Antonelli sobre Báez Sosa: “Le sostenía la cabeza y le decía que se quede conmigo”

La secuencia a la que se refirió el agente fue proyectada en la sala a pedido del Ministerio Público Fiscal. En el video, cuyas imágenes fueron captadas por la cámara de un supermercado ubicado a una cuadra del lugar del homicidio, se lo ve a Ciro Pertossi intentando ocultar rastros de la agresión. Una voz en off que describía el video dijo: "Se refriega y se chupa los dedos con sangre". En ese momento, Hugo Tomei, abogado de los rugbiers, pidió que bajaran el volumen de la filmación.

Una noche llena de "disturbios"

Leandro Barreca Maidana fue el décimo testigo en declarar ayer. El policía habló de una noche de alta conflictividad. Dio cuenta de que la madrugada del hecho estuvo “de consigna” frente al boliche Le Brique y que, junto a sus compañeros, intervinieron en “como seis disturbios”.

“El primero fue en la puerta del local bailable: retiraron a un muchacho “que se puso a hacer problema porque perdió una zapatilla, le dijimos que se fuera y que volviera buscarla al día siguiente”. Luego explicó que a los cinco minutos “sacaron a un grupo por una rampa del costado. Como se empezaron a pelear, los separamos y después volvimos al frente del boliche que era nuestra consigna”.

Caso Báez Sosa: el ex dueño del boliche Le Brique explicó por qué la seguridad del local no pudo actuar

En un determinado momento, los efectivos policiales regresaron al lugar del ataque contra Fernando Báez Sosa, quien se encontraba agonizando. "La ambulancia tardó, para mí, 40 minutos. Lo cargan a Fernando y se lo llevan”, añadió.

Por último contó que alguien le dio una camisa blanca y un blazer negro y relató su charla con Julieta Rossi, novia de la víctima. "Me dice ‘yo soy la novia, quiero saber dónde está mi novio, se lo acaba de llegar a la ambulancia’. Y entregó las prendas”. Esa indumentaria se convirtió en pieza clave de la investigación por los diversos análisis que se le practicaron.

 

JP/ff