lunes 03 de octubre de 2022
POLICIA Retenido desde el 6 de junio

La DAIA pidió la indagatoria de cinco tripulantes del avión venezolano-iraní

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas pidió al juez federal Villena que considere que existen evidencias para acusar a los tripulantes de la aeronave por vínculos con organizaciones terroristas.

22-09-2022 19:02

Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas), solicitó este jueves a la Justicia Federal la indagatoria de cinco de los siete tripulantes del avión venezolano de la empresa Emtrasur que permanecen retenidos en Argentina. A través de un documento, expresó que existen evidencias para acusarlos por actividades de espionaje y recaudación de fondos para actos terroristas.

El pedido apunta contra los ciudadanos iraníes Gholamreza Ghasemi, Abdolbaset Mohammadi y Saeid Valizadeh, y los venezolanos Victor Manuel Pérez, gerente general de operaciones de la compañía estatal venezolana, y Mario Arraga Urdaneta, gerente de administración. Todos se encuentran en el país desde el 6 de junio pasado, cuando arribó el Boeing 747.

Estados Unidos "respaldó" la investigación sobre el avión venezolano y continuará retenido en Ezeiza

La DAIA planteó que todos ellos habrían sido parte de una operación que tiene el objetivo de conseguir financiamiento y obtener bienes para organizaciones terroristas, como Hezbollah y las Fuerzas Quds. De hecho, Ghasemi, es CEO y accionista de la aerolínea Qeshm Fars Air, que es investigada por presuntamente proveer a la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) con armas y equipamiento militar en Siria.

En la presentación de Knoblovits ante el juez federal Federico Villena, a cargo de la investigación, Arraga Urdaneta y Perez Gómez habrían abierto cuentas bancarias en distintos países, mientras creaban empresas relacionadas a la actividad aérea mientras que los pilotos iraníes, simulan ser instructores de vuelo.

Avión Venezolano-Iraní
El Boeing 747 de la empresa Emtrasur permanece desde inicios de junio en suelo argentino.

Por otro lado, la delegación de asociaciones israelitas criticaron duramente a la Dirección General de Aduanas, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Los cuestionamientos apuntaron especialmente a que reaccionaron después de que otros países, como Uruguay, Paraguay e Israel, emitieran alertas y contactaran a las autoridades.

Ahora, el Juez Villena, a quien la Cámara Federal de Mar del Plata le dio 10 días para resolver la situación procesal de los siete tripulantes, tendrá que evaluar los pasos a seguir. Esto ocurre días después de que el tribunal autorizara a que se les entreguen los pasaportes a los otros 12 tripulantes de la aeronave. 

Más allá de los tripulantes, el avión continuará embargado en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza debido a la orden emitida por los Estados Unidos, bajo los términos de la ley 24.034, el tratado que entiende la asistencia jurídica mutua en asuntos penales con el Gobierno estadounidense.

FP CP