martes 05 de julio de 2022
POLICIA Ocurrió en Rafaela

Furia en el supermercado: la despidieron y rompió todas las botellas de vino de una góndola

"Me cegó la furia", señaló la empleada en un comunicado luego de que se conocieron las imágenes. Denunció malos tratos y que el video fue editado.

15-06-2022 11:42

El video de una joven destruyendo botellas de vino en la góndola de un supermercado chino rápidamente se hizo viral en las redes sociales. Poco después se supo que el hecho tuvo lugar en un comercio de la ciudad santafesina de Rafaela, donde la mujer fue despedida por los dueños, aparentemente sin explicación, y cuando intentó hablar con ellos estalló de ira, causó destrozos y terminó detenida.

Todo ocurrió en un establecimiento llamado “Apolo”, ubicado en la calle Brasil al 700. La protagonista es Evelin Roldán, de 25 años, que se encontraba "cegada por el enojo" y manifestó que la filmación "fue editada a conveniencia", según explicó en un comunicado que difundió. En el mismo, también acusó situaciones de maltrato laboral.

Un casamiento terminó en una batalla campal con la novia a las piñas

En las imágenes se la observa arrojando botellas de vino al piso, mientras de fondo se escuchan gritos y la bebida se escurre de a litros por el suelo, inundando completamente el pasillo.

Ante este episodio, los dueños del local dieron aviso a la Policía. Rápidamente personal del Comando Radioeléctrico acudieron a la denuncia, en la cual indicaron que la joven estaba "fuera de sí". Finalmente la trasladaron a la comisaría 13° de Rafaela y luego quedó bajo arresto en la Alcaidía.

El descargo de la joven tras los destrozos

A través de una carta pública, la cual fue replicada completamente por el medio El Litoral, Evelin admitió ser "la mujer en estado de ira que dañó el supermercado "Apolo" y esgrimió sus argumentos. “Las injusticias a veces no se ven del otro lado, y a mi me jugaron en contra todas esas cosas al momento de reaccionar”, mencionó antes de asegurar que continuará mediante "la vía legal" lo ocurrido.

"Lamentablemente en ese momento me cegó el enojo, la bronca por las injusticias que viví ahí adentro, el tragarme los maltratos, los retos, el ninguneo, y hasta "manotazos" o insultos por no perder el 'trabajo'", comenzó diciendo. Sobre esta línea dijo que habló todo esto con los dueños, cara a cara, y que estaba en la primera parte del video, pero este habría sido "editado a conveniencia".

El dueño de un supermercado chino mató al carnicero de su negocio: habría entrado a robarle

"Estuve mal, y pagué como la ley así lo decidió todo el daño que hice", reconoció. "A mí quién me reconoce el tiempo invertido, mi dignidad, mis ganas de salir adelante, te largan así, con una mano atrás y otra adelante de un día para el otro sin si quiera darte razones, una explicación, una disculpa al menos", añadió.

"Fui una buena empleada, respetuosa, siempre a disposición porque desde limpiar pisos hasta cortar fiambre o atender una caja lo hice con muchas ganas", continuó.

Por último, dijo que quería "que la gente que vio el video y opinó sin saber" sepan que detrás de tan grande brote nervioso hay muchas cosas. "Seguiré el camino legal como corresponde, confiando en que en algún lado hay justicia para los buenos también, y que no hace falta mover cielo y tierra para encontrarla", concluyó.

FP/fl