POLICIA
OCURRIÓ EN 2020

Los hermanos del hombre que mató a un policía frente al Malba dijeron que el psiquiatra "desconocía la Ley de Salud Mental"

Rodrigo Roza apuñaló al oficial Juan Pablo Roldán durante un episodio psicótico y su familia declaró que días antes alertaron al médico por su salud y le pidieron que lo internara, pero él ignoró la situación.

Comienza el juicio al psiquiatra del hombre que mató al policía en la puerta del Malba 20230816
Comienza el juicio al psiquiatra del hombre que mató al policía en la puerta del Malba. | Telam CEDOC

Los hermanos del hombre que murió baleado por la policía tras apuñalar y matar durante un brote psicótico al efectivo de la Policía Federal, Juan Pablo Roldán, declararon en el juicio al médico psiquiatra que lo atendía y denunciaron que desconocía la Ley de Salud Mental y que no los atendió cuando le pidieron internarlo el día anterior.

El hecho ocurrió el 28 de septiembre del 2020 a metros del museo del Malba, en el barrio porteño de Palermo, ciudad de Buenos Aires. El efectivo de seguridad acudió a un café donde se había reportado la presencia de un enfermo psiquiátrico que gritaba en la vereda donde las personas tomaban café. Al intentar mediar, Roldán recibió cuatro puñaladas y se defendió a los tiros. Ambos murieron a causa de las heridas.

Este 16 de agosto, los hermanos de Rodrigo Roza declararon en la primera jornada del juicio al psiquiatra Jorge Alberto Monforte, de 71 años, quien comenzó a ser juzgado por el "abandono de persona seguido de muerte" -delito que prevé una pena de 5 a 15 años de prisión- por la muerte de su paciente, y otra de "homicidio culposo" -con pena de 1 a 5 años de cárcel- en perjuicio del policía Roldán.

El debate oral está a cargo del juez Carlos Rengel Mirat, titular del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 28 porteño, y en el juicio interviene el fiscal general Sandro Abraldes, mientras que la querella, en representación de Carolina Zambrano, esposa de Roldán, es la abogada Ana Laura Palmucci.

"Homicidio culposo" y "abandono de persona": juzgan al psiquiatra del paciente que mató a un policía frente al Malba

Los testimonios de Gonzalo y Juan Francisco Roza, hermanos de Rodrigo, quien mató al policía durante un brote psicótico

Gonzalo y Juan Francisco Roza, hermanos del hombre que durante un brote psicótico mató de una puñalada al agente federal Roldán y que murió tras recibir dos disparos, coincidieron en que el psiquiatra “desconocía la Ley de Salud Mental” y que se negó a atender al paciente horas antes del hecho.

“Me llamó la atención que Monforte me diga que desconocía la Ley de Salud Mental, que data del 2010, y que me dijo que nunca tuvo que internar a nadie”, dijo Juan Francisco, uno de los dos hermanos de Roza, quien explicó que padecía esquizofrenia paranoide, según el diagnóstico profesional.

El médico, dijo, no atendió a su hermano el día previo al brote psicótico porque “estaba en (la localidad de) San Miguel y tenía otros pacientes” que atender al día siguiente.

Su otro hermano, Gonzalo Roza, explicó que Rodrigo había tenido en 2010 su primer episodio mientras vivía en Canadá, lo que lo obligó a regresar a la Argentina e iniciar un tratamiento psiquiátrico que incluyó un mes de internación luego de se desnudara frente a la Embajada de Estados Unidos, en enero de 2011.

Madre de Juan Pablo Roldán: "El me decía 'los presos cobran el IFE y a nosotros nos pagan tres mangos'" 

Rodrigo “sentía que el ISIS lo seguía, escuchaba voces y hacía movimientos raros”, lo que hizo que aproximadamente en 2015 comience a atenderse con Monforte. “El 2019 fue el mejor año de Rodrigo, no escuchaba voces, estaba estable y hasta hizo un curso de ayudante terapéutico. Se lo atribuyo a la medicación, estar contenido, con trabajo, rutina", dijo Gonzalo.

Pero eso empeoró con el aislamiento obligatorio durante la pandemia de coronavirus: "Con la cuarentena, con el tema de estar encerrado y no poder salir, venía bien, pero en septiembre empezó de nuevo, por lo que llamé a Monforte porque necesitaba que lo vea de manera presencial”, contó su hermano.

De acuerdo a su testimonio, diez días antes del hecho Monforte recibió a su hermano, le recetó continuar con su medicación, pero con menores dosis, y le dijo que lo vería en dos semanas.

Antes de que se cumpliera ese plazo, el paciente presentó nuevos episodios que incluyeron un llamado nuevamente a la Embajada estadounidense, por lo que la familia se comunicó nuevamente con el profesional de salud y le pidieron que realice gestiones para poder internarlo.

Ante esto, el psiquiatra le respondió que se encontraba en San Miguel y que no podía atenderlo personalmente porque el lunes a primera hora tenía pacientes en esa localidad del oeste del conurbano bonaerense.

“Monforte llamó al centro médico Pueyrredón para conocer el procedimiento de internación. Me llamó la atención que me diga que desconocía la Ley de Salud Mental, que era del 2010, y que me dijo que nunca tuvo que internar a nadie. Rodrigo no estaba en una situación normal, algo había que hacer”, dijo Juan Francisco Roza.

"Estoy atendiendo, tengo pacientes": la respuesta del psiquiatra cuando se enteró del crimen

El lunes 28 de septiembre, día en que Rodrigo en medio de un brote psicótico atacó con un cuchillo de 30 centímetros al inspector Roldán a metros del Malba, Juan Francisco Roza llamó a Monforte para contarle lo que había sucedido.

“Cuando lo anoticio a Monforte su respuesta fue ´estoy atendiendo, tengo pacientes´. Y le dije ´un paciente tuyo que acaba de herir de muerte a una persona y a su vez esta con varios tiros, ¿No vas a venir?”, yo quería que venga porque yo no podía entrar al Hospital. Quería que venga conmigo para explicar que no era un delincuente, que era un paciente enfermo con esquizofrenia; eso no ocurrió. No volví a hablar”, declaró.

Frente a Carolina Zambrano, esposa de Roldán, le brindó sus condolencias. Por su parte, Marta Jauregui, la madre de Rodrigo Roza, fue categórica al acusar al psiquiatra imputado como "una basura” y lo calificó como "atorrante".

Según la acusación, Monforte "abandonó" a su paciente por varios motivos. En primer lugar, no realizó los controles "urgentes, necesarios y adecuados" que Roza requería, no revisó la medicación ni ordenó la evaluación para una eventual internación. Todo esto luego de una serie de "advertencias" que había presentado el enfermo en los días previos al ataque, según las declaraciones de los familiares.

"El médico debió activar los mecanismos para lograr una internación voluntaria de su paciente o, en subsidio, una forzosa ante la ausencia de otra alternativa eficaz para su tratamiento, pero ninguna de estas acciones asumió como responsabilidad propia y se mantuvo prácticamente prescindente ante los esfuerzos de los familiares", indicaron los camaristas Ignacio Rodríguez Varela y Magdalena Laiño, quienes confirmaron procesamiento del Monforte y elevaron el expediente a juicio.

Se espera que el juicio continúe con otros testigos durante el resto de la jornada y luego se pasará a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, cuando seguirán escuchándose los testimonios.

AG / ED